9 recetas originales con acelgas y muy sencillas de preparar

9 recetas originales con acelgas y muy sencillas de preparar

Puede que sea una verdura que no despierte grandes pasiones. Y eso seguramente es porque no se conoce bien su increíble versatilidad en la cocina. A la bomba de propiedades saludables que proporciona la acelga y que sí son sabidas, se suman las originales, sencillas y deliciosas 9 recetas que te proponemos

Por

Las acelgas son un tipo de vedura de hoja vede que no goza de mucha popularidad, pero son una de las verduras más ricas y con más sabor del universo verde. Así que desecha tus prejuicios porque vamos a mostrarte cómo cocinarlas de tal forma que las inluirás en tus menús semana tras semana. Eso sí, olvídate de las acelgas hervidas y sosas sin más. Hay todo un universo alrededor de esta verdura y de sus hojas y tallos, o también conocidos como pencas. Porque de este producto se aprovecha todo. Y cada una de esas dos partes las puedes cocinar de muchísimas formas distintas, incluso las hojas se consumen crudas como ingrediente de las más variadas y coloridas ensaladas.

Propiedades y beneficios de las alcelgas

Si hablamos de sus virtudes nutricionales, las acelgas no se quedan cortas. Son refrescantes, diuréticas, muy digestivas, nos ayudan a regular el tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra, aportan cantidades muy importantes de vitaminas y minerales (especialmente potasio, calcio y hierro) y, lo mejor de todo, resultan un aliado perfecto para cuidar la línea según cómo las preparemos.

Trucos y consejos para cocinar las acelgas

Las acelgas tan sólo aportan 18 calorías por cada 100 gramos de producto. En este sentido podemos cocinarlas hervidas, al vapor, sofritas con un poquito de ajo y aceite, como ingrediente de ensaladas... Y para los que no quieren o no tienen necesidad de andar ‘peleándose’ con la báscula, la acelga ofrece también todo un mundo de posibilidades gastronómicas. Éstos son algunos trucos y consejos para que les saques el máximo partido:

  • A la hora de elegirlas, escoge las que presenten hojas bien brillantes y de un color verde oscuro uniforme, ésta es la mejor garantía de calidad y frescor.
  • Las acelgas con hojas muy grandes, ásperas, de color verde amarillento y con tallos fibrosos advierten de que la planta ya ha florecido o está a punto de hacerlo, lo que hace que sus pencas desarrollen un sabor muy amargo.
  • La acelga se presta al cocinarla en dos partes: por un lado las hojas, que se preparan de manera similar a las espinacas; por otro, la penca, que se puede saltear, rellenar y rebozar. Si las pencas se dejan enfriar, se pueden consumir como un ingrediente más de las ensaladas.
  • Ten en cuenta que las hojas verdes y finas se cuecen antes (necesitan la mitad del tiempo de cocción que las pencas). Por ello se aconseja cocinarlas en dos partes, y así se evita que las hojas queden demasiado cocidas y blandas.
  • Recuerda que es un alimento de ‘vida corta’. Por ello, conviene consumirla en 2 ó 3 días desde su compra. Guardada en el frigorífico se conserva unos días más.
  • Si se compra fresca y se desea congelar, se ha de escaldar previamente durante 2 ó 3 minutos en agua hirviendo.
  • Asegúrate de lavarlas muy bien antes de consumirlas, incluso las que vienen dentro de una bolsa ya cortadas y listas para usar. Las vas a encontrar disponibles en el mercado durante todo el año, aunque su mejor temporada es desde el fin del otoño hasta el inicio de la primavera. Destaca por tener las hojas grandes y, generalmente de color verde brillante, pero también hay variedades de color rojo o marrón.

Las puedes combinar con todo tipo de ingredientes: más verduras, legumbres, pastas, arroz, carne o pescado. Te proponemos 9 recetas para preparar con acelgas, de una forma bastante sencilla, en las que encontrarás un poco de todo: ensaladas, cremas, albóndigas, pastas, flanes... y hasta un licuado depurativo. Pincha en las imágenes y no te pierdas ni una de ellas.

Paso a paso: crema de acelgas y pesto de pipas de girasol

Arrancamos nuestras propuestas con una crema, a la que damos un toque diferente con un pesto hecho con pipas de girasol.

VER RECETA

Paso a paso: ensalada de acelgas con almendras, naranja y manzana

Para contrarrestar el toque amargo de la acelga en crudo, le ponemos un poco de naranja y manzana. El resultado es delicioso.

VER RECETA

Paso a paso: huevos con acelgas, tomate y 'dukkah'

Descubre qué es el 'dukkah' y cómo lo usamos en esta receta que, además de huevo, lleva una cama de acelga cocida.

VER RECETA

Paso a paso: hojaldre de espinacas, acelgas y mozarela

La acelga y la espinaca son primas hermanas y por eso combinan de cine en cualquier plato. Comprúebalo en este hojaldre con queso feta.

VER RECETA

Paso a paso: flan de espinacas, acelgas y gambas

Esa versatilidad que recalcamos de la acelga se demuestra en elaboraciones como este flan, que también lleva espinacas y gambas. 

VER RECETA

Paso a paso: cintas de pasta con kale y acelga roja

Nuestra propuesta de pasta con acelgas es esta receta, que lleva como base unas cintas y a la que también añadimos kale y queso parmesano rallado.

VER RECETA

Paso a paso: salmón a las finas hierbas con acelgas al vapor

Te recordamos que la acelga es una gran aliada para hacer platos bajos en calorías. Aquí la presentamos cocida y rehogada como acompañamiento de un delicioso salmón al horno con hierbas.

VER RECETA

Paso a paso: albóndigas de carne y acelgas con piñones y chimichurri

En este caso, nuestra verdura protagonista le va a aportar una gran jugosidad a unas albóndigas de carne picada. El acompañamiento del chimichurri te encantará.

VER RECETA

Paso a paso: 'smoothie detox' de acelga, manzana verde y pepino

Benefíciate de todas las vitaminas, minerales y fibra de la acelga transformada, junto a otros ingredientes, en un licuado energético, depurativo y refrescante.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.