Raviolis de acelgas
 / 
clock 50min | easyFácil | 4 COMENSALES

Raviolis de acelgas

Prueba, con esta receta, una manera diferente de consumir un plato de pasta. Es ideal para los más fanáticos del queso, fácil de preparar y prefecta para añadir a tu recetario recetas de pasta originales. ¿Te hemos convencido?

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Prueba, con esta receta, una manera diferente de consumir un plato de pasta. Es ideal para los más fanáticos del queso, fácil de preparar y prefecta para añadir a tu recetario recetas de pasta originales. ¿Te hemos convencido?

  • 300 g de Ricotta
  • 500 g de Acelgas
  • 150 g de Parmigiano Reggiano rallado
  • 4 Huevos y 1 yema
  • 400 g de Harina tipo '00'
  • 10 g de Mantequilla
  • Sal fina al gusto
Para decorar
  • Mantequilla
  • Parmigiano Reggiano
PARA LA PASTA
  1. 1.

    En una tabla enharinada mezclar la harina con 4 huevos, teniendo en cuenta que cada 100 gr de harina necesitarás 1 huevo.


  2. 2.

    Amasa todo, hasta que la mezcla sea suave y homogénea. Si es necesario, añade un poco de agua.

  3. 3.

    Dejar reposar la masa en la nevera durante 30 minutos o una hora, si todavía está demasiado caliente.
PARA EL RELLENO
  1. 1.

    Lava las acelgas. Cocinar al vapor o en agua salada hirviendo con la tapa puesta durante unos 10 minutos. Una vez cocida, escurre y deja enfriar.

  2. 2.

    Extrae el agua de las acelgas, después córtalas y saltéalas en una cacerola con mantequilla durante un par de minutos.


  3. 3.

    Mezcla en un bol con el Parmigiano Reggiano y el queso ricotta. Prueba la mezcla para ver si necesita más sal o más Parmigiano Reggiano.

  4. 4.

    Cuando el relleno esté frío, añade una yema (si el relleno aún está demasiado blando, se puede añadir pan rallado).
PREPARACIÓN DE LOS RAVIOLIS
  1. 1.

    Trabaja una fina capa de masa sobre una superficie de trabajo enharinada.

  2. 2.

    Divide el relleno en pequeñas bolitas y colocarlas en la hoja de masa, con un espacio suficiente para permitir que los raviolis queden bien cerrados durante el siguiente paso de la preparación.


  3. 3.

    Pon otra hoja de masa en la parte superior y con la punta de los dedos presiona ligeramente a lo largo de los bordes del relleno, para eliminar el aire y sellar los raviolis.

  4. 4.

    Cocina los raviolis en agua salada hirviendo durante unos 3 minutos. Mientras tanto, derrite la mantequilla con 2 cucharadas de agua de cocción (alternativamente, se puede añadir un chorro de leche).

  5. 5.

    Escurre la pasta y aderézala con mantequilla derretida y mucho Parmigiano Reggiano.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.