Pizza casera vegetal
 / 
clock 01:20 | easyFácil | 6 COMENSALES

Pizza casera vegetal

Apta para vegetarianos que comen queso, puesto que lleva mozzarella (aunque se le podría poner tofu y hacela completamnte vegana), pero las verduras son las auténticas protagonistas de esta pizza que se convertirá en una de tus favoritas. Lo mejor de todo es que esta pizza casera vegetal admite casi tantas combinaciones como verduras existen. Elije las que más te gusten o las que estén en temporada y crea tu propia combinación.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Apta para vegetarianos que comen queso, puesto que lleva mozzarella (aunque se le podría poner tofu y hacela completamnte vegana), pero las verduras son las auténticas protagonistas de esta pizza que se convertirá en una de tus favoritas. Lo mejor de todo es que esta pizza casera vegetal admite casi tantas combinaciones como verduras existen. Elije las que más te gusten o las que estén en temporada y crea tu propia combinación.

Para la masa:
  • 15 g de Levadura fresca
  • 1 cucharadita de Azúcar blanco
  • 1 cucharada de Leche
  • 70 ml de Agua
  • 225 g de Harina
  • Sal
  • 3 cs de Aceite de oliva virgen extra
Para la cobertura:
  • Salsa de tomate
  • 1 bola de Queso mozzarella
  • 20 g de Pimiento rojo
  • 20 g de Pimiento verde
  • 20 g de Pimiento amarillo
  • 20 g de Calabacín
  • 1 trozo de Cebolla
  • Brócoli varios arbolitos
  • 1 puñado de Tomates cherry
  • 8 ud de Aceitunas negras sin hueso
  • Orégano
  • Aceite de oliva virgen extra
LA MASA:
  1. 1.

    Para hacer esta pizza vegetariana, lo primero que tenemos que hacer es elaborar la masa. Comenzaremos por hacer un fermento rápido. Para ello, mezclamos en un bol la levadura fresca desmigada, el azúcar, la leche tibia y el agua también tibia (si está caliente matará a la levadura y si está fría no le permitirá actuar). Mezclamos bien para que se disuelva y dejamos reposar durante 15 minutos. Sabremos que ha comenzado a fermentar cuando aparezcan burbujas en la superficie.

  2. 2.

    En un bol, ponemos la harina tamizada e incorporamos la sal. Mezclamos ligeramente y le damos forma de volcán.

  3. 3.

    Echamos dentro el aceite de oliva virgen extra y el fermento.

  4. 4.

    Vamos mezclando para que la harina se integre con el resto de los ingredientes.

  5. 5.

    Comenzamos a amasar, primero dentro del bol y luego ya sobre la encimera, ligeramente enharinada.


  6. 6.

    Amasamos hasta obtener una masa homogénea, lisa y suave, que ya no se pegue en los dedos.

  7. 7.

    Formamos una bola y colocamos en un bol, cubierto con un paño.

  8. 8.

    Dejamos reposar para que crezca durante 40 minutos más o menos. Sabremos que está lista porque habrá duplicado su volumen.

  9. 9.

    Pasado este tiempo la desgasificamos apretándola con los dedos y haciendo un par de movimientos de amasado y dejamos reposar de nuevo 5 minutos.

  10. 10.

    Estira sobre la encimera, enharinada, hasta alcanzar el diámetro y espesor deseados. Puedes hacerlo con las manos o con un rodillo.
LA PIZZA:
  1. 1.

    Una vez estirada bien finita, pasa la pizza a la bandeja del horno, cubierta con papel vegetal.

  2. 2.

    Cubre generosamente con salsa de tomate sin llegar al borde. Después, pon la mozzarella partida en rodajas finas bien escurrida.


  3. 3.

    Ahora ve incorporando a la pizza todos los vegetales. La gracia de la pizza es jugar con el colorido de las verduras y con las formas. De modo que pica de diferente forma cada verdura; en tiras finas los pimientos rojo, verde y amarillo; en aros la cebolla y las aceitunas negras; parte en arbolitos muy pequeñitos el brócoli; en rodajas el calabacín. Los cherrys los puedes dejar enteros o partir a la mitad.

  4. 4.

    Espolvorea con orégano y mete la pizza en el horno, que debe llevar 15 minutos precalentando a máxima potencia. Hornea durante 10 minutos a 250°C.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Sirve inmediatamente la pizza casera vegeta y termina con un hilito de aceite de oliva virgen extra por encima. ¡Riquísima!.