Mako de Japón: boda en 2021 y mudanza a Estados Unidos

IBA A CONTRAER MATRIMONIO EN NOVIEMBRE DE 2018

¡Ahora sí! Mako de Japón se casa después de tres años de espera y deja su país

La sobrina del emperador Naruhito celebrará este 2021 un enlace sin los ritos de la familia imperial

por hola.com

Mako de Japón con Kei Komuro finalmente van a dar el importante paso de convertirse en marido y mujer. La sobrina del emperador Naruhito, cuya ceremonia de entronización se produjo hace do años ante la presencia de representantes de diferentes Casa Reales de todo el mundo, celebrará su boda antes de que el 2021 llegue a su fin tal y como informa una fuente del gobierno nipón a The Japan Times. Este enlace, que se riba a celebrar en noviembre de 2018 y se pospuso por los problemas económicos de la familia del novio, podría marcar un antes y un después al convertirse en el primero tras la posguerra que no incluye tradiciones de la familia imperial. No se espera que se lleve a cabo el ritual Nosai no Gi -ceremonia de compromiso oficial en la que los allegados de los novios intercambian obsequios- ni tampoco el Kokki no Gi -jornada en la que  se anuncia la fecha oficial del "sí, quiero" y los contrayentes se reúnen con el emperador y la emperatriz-.

VER GALERÍA

-Así fue el tradicional anuncio de boda que hizo Mako de Japón 

-El Gobierno de Japón rechaza incluir a las mujeres en la línea de sucesión al trono

Tras este enlace cuya fecha concreta así como los detalles aún no han sido anunciados, Mako de Japón iniciará una nueva etapa en la que no solo cambiará su estado civil. Todo apunta a que la Princesa seguirá los pasos de los duques de Sussex y dejará su país natal para instalarse en Estados Unidos, concretamente en la Gran Manzana. Según la prensa nipona, Komuro terminó en junio la carrera de Derecho en la Universidad de Fordham de Nueva York y semanas después se presentó a un examen estatal que le podría permitir empezar a trabajar en un bufete de abogados al igual que hizo en Tokio anteriormente, cuando ejerció de asistente legal. Cabe recordar que la nieta mayor de los que fueran Emperadores de Japón hizo un máster sobre arte y museos en la Universidad de Leicester y la ciudad de los rascacielos alberga algunas de las pinacotecas y galerías más prestigiosas a nivel internacional. 

Otro de los cambios más notables que experimentará Mako es perder su estatus por el hecho de casarse con una persona que no pertenece a la realeza japonesa. Según las normas de la dinastía del Crisantemo, las mujeres que nacen en su seno pierden su estatus y las funciones de representación al contraer matrimonio con un hombre que no pertenezca a la familia imperial como ya ocurrió en 2005 con la princesa Sayako, única hija de los emperadores Akihito y Michiko. Este enlace ha reabierto de nuevo el debate sobre la sucesión en el país, ya que muchos les preocupa la constante merma en sus miembros debido a estas normas. Sin embargo, el Gobierno ha rechazado modificar la ley sálica. Además la Princesa se había convertido en una de las embajadoras más queridas de la Casa Imperial gracias a los actos y viajes en los que participaba. Por otro lado, todo apunta a que rechazará el dinero (algo más de un millón de euros) que se le da por este enlace a las mujeres pertenecientes a la Institución.

Los obstáculos de una historia de amor con final feliz

La Princesa, que en octubre cumplirá 30 años, pondrá el broche de oro a una historia de amor que comenzó durante la etapa universitaria y que ha tenido que hacer frente a diferentes obstáculos como la crisis del coronavirus, la distancia y los problemas económicos de la familia del novio. Cabe recordar que la expareja de la madre de él afirmaba que esta le debía más de 4 millones de yenes (aproximadamente 31.000 euros) y Komuro se ofreció a saldar la deuda. Esta situación provocó que la boda, fijada en un principio para el año 2018, se aplazara sin poner una nueva fecha e hizo que Kei Komuro abandonara el país para estudiar en Nueva York. Una de las condiciones que puso el padre de ella, el príncipe Akishino, heredero al trono del Crisantemo, para dar luz verde al enlace fue que esos problemas financieros sean aclarados antes de que los contrayentes pronuncien el “sí, quiero”. Ninguna de las trabas que se han encontrado han hecho que el amor deje de triunfar puesto que la propia Mako indicaba que su prometido y ella son "irremplazables el uno para el otro".

 

 

 

 

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie