El príncipe Akishino y la princesa Kiko

El príncipe Akishino de Japón, sin fecha para su proclamación como heredero que debía celebrarse hoy

La crisis sanitaria del coronavirus ha obligado a aplazar el solemne acto y todavía no hay fecha prevista para hacerlo

por hola.com

Estaba previsto que el príncipe Akishino de Japón fuera proclamado este domingo heredero al trono del Crisantemo. La gran ceremonia prevista en el país del sol naciente debía ser, como manda la tradición milenaria de ese país, un solemne y espectacular ritual, conocido con el nombre de Rikkoshi no Rei, en el que Fumihito, también conocido como príncipe Akishino, sería proclamado como heredero del trono imperial para garantizar la continuidad de la monarquía más antigua del mundo. Pero la expansión de la pandemia del COVID-19, que ya obligó a cancelar el tradicional discurso público del Emperador con motivo de su cumpleaños el pasado 23 de febrero, lo ha impedido. Habrá que esperar a que la crisis sanitaria esté superada para conocer la fecha en la que, finalmente, el principe Akishino será proclamado heredero

La ceremonia del Rikkoshi no Rei será similiar a la que se celebró en 1991 cuando Naruhito fue proclamado heredero al trono imperial. Para celebrar esta milenaria tradición el príncipe llevará un traje ceremonial y pronunciará un discurso, tras el cual hablarán también los emperadores Naruhito y Masako. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, también participará en el evento, dando la felicitación (Yogoto) al nuevo heredero. Cuando finalmente se lleven a cabo, los actos de celebración serán más austeros de lo que solía ser habitual en la Casa Imperial de Japón, ya que se ha decidido celebrar dos banquetes tipo buffet ese mismo día, en lugar de prolongar la celebración durante tres días. Además de los integrantes de la Casa Imperial y del Gobierno de Japón, también habrá un nutrido grupo de invitados: inicialmente iban a ser alrededor de 750, aunque es posible que el retraso en la celebración de la ceremonia conlleve también algunos otros cambios.

Sus hijos Hisahito, Kako y Mako

Todavía se desconoce cuánto tiempo tendrá que esperar el príncipe Akishino, hermano menor del actual monarca, para ser nombrado heredero, ya que todo depende de la evolución de la crisis sanitaria provocada por la expansión del virus. Y laa Casa Imperial de Japón no es ajena a ella. Akishino, de 54 años y casado con la princesa Kiko, pasa el confinamiento en familia. La pareja tiene dos hijas, Kako y Mako, y un hijo, Hisahito. Pese a que el niño, de 13 años, es el benjamín, una vez que su padre se proclame heredero, será él quien ocupe el segundo lugar en la sucesión al trono, ya que en Japón impera la ley sálica. Así, Aiko, la hija de los actuales emperadores, no es la heredera, sino que la sucesión recae en su hermano. De hecho, el bejamín de la familia ya se ha estrenado en las tareas oficiales, pues Hisahito hizo su primer viaje oficial al extranjero en agosto del año pasado, acompañado por sus padres, el príncipe Akishino y la princesa Kiko, a Bután.

Así queda la línea sucesoria de Japón tras la entronización de Naruhito
Hisahito de Japón, el príncipe desconocido que un día será emperador

 La declaración del estado de emergencia en Japón, que hizo que el Gobierno cancelase el acto de proclamación del heredero hasta nuevo aviso, sigue vigente a día de hoy. Así que la ceremonia que hoy debía protagonizar Fumihito tendrá que esperar a que la situación de emergencia sanitaria llegue a su fin. El nuevo heredero al trono del Crisantemo será proclamado en cuanto la situación sanitaria en el mundo entero, y, por supuesto, en Japón, lo permita. 

Loading the player...

Naruhito de Japón cumple 60 años en un momento crucial para el futuro de la dinastía

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie