chica-montana

Caminar en la montaña es la mejor forma de adelgazar y cuidar tu salud mental

El senderismo es una de las mejores actividades al aire libre para ponerse en forma, aumentar masa muscular y perder esos kilos que te sobran. También te da paz interior. Conoce sus beneficios y cómo debes empezar a practicar trekking

por Nuria Safont

Siempre hemos tenido como referencia los 10.000 pasos diarios para adelgazar. Sin embargo, resulta que esta cifra no es tan fiable. Al menos, no para todos. Por ejemplo, a una persona sedentaria, que no practica ningún tipo de ejercicio, puede que sí le ayuden a bajar de peso. Pero a una persona más activa, no son suficientes. Ahora bien, si decidimos poner en práctica la teoría de los diez mil pasos haciendo trekking sí podemos mejorar nuestro estado físico, y lograremos modelar nuestra silueta. Pero además, mejoraremos nuestra salud mental. Y otoño es la mejor época del año para empezar a practicar el senderismo.

6 trucos para perder peso caminando 30 minutos al día

Los beneficios de caminar por la montaña 

Como cualquier ejercicio de intensidad moderada, los beneficios para la salud global de caminar por la montaña son indiscutibles. Por ejemplo, mejora la función cardiovascular, baja el colesterol malo, aumenta la masa muscular y la densidad ósea, mejora la calidad del sueño y la salud mental

El senderismo es una de las actividades más recomendables para cuidar de nuestro bienestar emocional. “No sólo obtendremos beneficios para la salud física, sino también para nuestro equilibrio mental y para satisfacer la necesidad espiritual que supone disfrutar de la belleza natural, descubrir los paisajes caminando, formando parte de la naturaleza que nos rodea”, señala el periodista Sebastián Álvaro, creador de “Al filo de lo imposible” y el encargado del prólogo de la Guía Senderismo para todos, de la Fundación Manantial. 

Cómo adelgazar los brazos si tu ejercicio preferido es caminar 

¿Por qué adelgaza el senderismo?

Fundamentalmente, por caminar en terrenos irregulares. Caminar por la montaña se considera un ejercicio de intensidad moderada en la que se consigue la quema de calorías (unas 400 la hora en ascensión) y de grasas. Por eso, es un buen ejercicio para adelgazar.  También activa el metabolismo basal, que permite seguir quemando calorías incluso un tiempo después de haber dejado el ejercicio.

Pero caminar bien por la montaña y adelgazar debes tener en cuenta varios aspectos. Debes elegir un buen calzado, flexible y que se adapte bien a tu pie (no salgas con botas nuevas). La mochila también es importante. Elige una que quede bien sujeta a tu espalda. Y, muy importante para activar todos los músculos: lleva bastones. El senderismo ejercita todos los músculos del tren inferior, pero si utilizas bastones de trekking también estarás movilizando los del tren superior.  

Para perder peso, ¿es mejor correr o caminar rápido? 

Cómo iniciarte en el trekking 

Como cualquier otro ejercicio, el senderismo también necesita un tiempo de adaptación. Por ello, debemos empezar poco a poco, nos explica el Dr. Kianoush Missaghi, de Freeletics. Y recuerda que no hay ponerse como objetivo subir a un pico, porque este ejercicio, más que otros requiere tiempo y perseverancia para llegar a la cima. 

También es muy importante ir a nuestro propio ritmo, "empezando a caminar despacio para no agotar nuestras energías en los primeros giros", señala el experto. Por otro lado, es bueno conocer nuestras limitaciones e ir superándolas poco a poco. Y recordar, como apunta el Dr. Missagui, que lo más importante del senderismo es disfrutar, así que no olvides tomar descansos y pararte a contemplar el hermoso paisaje.

Rutina de ejercicios para adelgazar ¡caminando!

Lo que comes en la montaña es importante 

Dado que el senderismo suele durar varias horas o incluso un día entero, es importante alimentar el cuerpo con energía duradera. Esto significa que la comida debe ser densa en nutrientes y que se digiera con entitud para liberar un suministro constante de energía. Los hidratos de carbono simples pueden darle un chute a tu organismo, pero será rápido y pronto volverás a necesitar reponer.  Por ello, el experto de Freeletics recomienda, definitivamente, consumir proteínas, carbohidratos complejos y las grasas saludables. Por ejemplo, un sándwich de trigo integral, un par de frutas frescas como plátanos y manzanas mezcladas con un puñado de nueces siempre será una excelente opción cuando salimos a caminar por la montaña. 

Y no te olvides de la hidratación. Reponer líquidos de forma constante es básico para no deshidratarnos, incluso, aunque salga un día lluvioso y no tengas sed. 

Este ejercicio adelgaza y mejora tu forma física 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie