depresion

Salud mental

¿Qué no debes decir a una persona que sufre depresión?

Es una enfermedad mental que no siempre sabemos cómo encarar, sobre todo, si la sufre una persona cercana. Los expertos te dan algunas pautas.

por Nuria Safont

La depresión es una enfermedad. Nadie tiene la culpa de sufrirla. Aparece como puede manifestarse una diabetes. Y aunque las palabras, la escucha y el 'estar ahí' pueden ayudar a reconfortar a las personas que la sufren no son la varita mágica que hará que el paciente sane. Tampoco plantarse delante de un espejo y decirse a uno mismo 'Voy a vencer este problema de salud mental'. Si bien ayudará y fortalecerá, y es un paso más hacia la curación, hay que tener claro que la depresión es una patología que necesita tratamiento de expertos. Antes de dirigirnos, aunque sea para ayudar, a una persona que la sufre debemos saber qué no podemos decirle. 

- Leer también: ¿Es tristeza o es depresión?

¿Qué es la depresión? 

"La depresión es un trastorno del estado del ánimo en el que éste se encuentra anormalmente bajo, existe una pérdida de interés o placer en casi todas las cosas, tristeza e irritabilidad", nos explica desde Lundbeck, especializados en salud mental. Tristeza o melancolía no son sinónimos de depresión continúan. Estos son normales ya que la propia experiencia de la vida los propicia. Sin embargo, la depresión clínica es aquella situación en la que estos sentimientos de tristeza se prolongan en el tiempo, se cronifican y su intensidad aumenta.

Las expresiones de este sentimiento difieren de los de la tristeza, que suelen manifiestarse con llanto o decaímiento. Cuando aparece la depresión, surgen otras señales psícológicas y físicas. Asimismo, esta enfermedad tiene un riesgo añadido, ya que aumentan los pensamientos relacionados con el suicidio.

Síntomas de depresión

Las señales que nos pueden hacer sospechar que una persona sufre depresión son: 

  • Insomnio o hipersomnia
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor
  • Tensión interna
  • Hipocondría
  • Dificultad de concentración
  • Fatiga
  • Pérdida o aumento de peso 
  • Síntomas somáticos generales (cefaleas, molestias gastrointestinales, dolor persistente, …)
  • Tristeza
  • Incapacidad para sentir
  • Pensamientos pesimistas
  • Sentimientos de inutilidad
  • Ideas de culpa
  • Pensamientos suicidas
  • Reducción de la libido

- Leer también: ¿Existe relación entre la depresión y la fatiga?

¿Cómo hay que hablar a una persona que está deprimida? 

Debido al miedo que suscita herir los sentimientos de la persona que sufre depresión, o propiciar un empeoramiento de su situación, nos podemos sentir muy inseguros en el momento de hablarle o tratar de ayudarle. Lo que sí está claro es que la palabra 'anímate' no va a servir. "La depresión no es un mero estado de desánimo puntual, relacionado con algo concreto que ha ocurrido o que va a ocurrir, sino que es un estado más o menos profundo de desmotivación, desesperanza y apatía en el que a nivel cognitivo hay una importante dificultad para encontrar soluciones a los problemas o encontrar interpretaciones alternativas a la propia realidad. El desánimo es un sentimiento normal, la depresión es una enfermedad y no se remonta con consejos superficiales", recuerda Rafael San Román, psicólogo de ifeel. De ahí que no sepamos qué decirle y, sobre todo, no limitarnos a darle ánimos. 

Por tanto, ¿cómo le hablamos? "La persona con depresión no solo es alguien que está "muy triste", sino alguien que interpreta que sus capacidades y su vida no tienen demasiado valor o importancia, a menudo también piensan que nadie les comprende o les trata como merecen o que no hay solución posible a sus problemas. No hay una manera concreta de tratar a estas personas porque estas características se manifiestan de manera diferente de una a otra. Es importante escuchar y tratar de comprender pero no dejarse arrastrar por ese nivel intenso de apatía o abatimiento. Mostrar empatía y calidez, apoyo, pero no reforzar la victimización que la persona experimenta. Si es grave es necesaria la ayuda psicológica e incluso psiquiátrica", aconseja el especialista en psicología. 

- Leer también Entrevista a Edurne Pasaban sobre su depresión y cómo se afronta

Cómo se trata la depresión 

Como señala el experto, la depresión puede requerir abordaje médico, que suele consistir en terapia farmacológica y psicoterapia. Sin embargo, el paciente no siempre está dispuesto a solicitarla o no es capaz de darse cuenta que la necesita. Nuestra intervención será, entonces, muy valiosa, y es importante que acompañemos a ese amigo o ser querido a que sea atendido por un especialista en salud mental. "Cuando veamos que la situación persiste en el tiempo (hablamos de semanas o meses encontrándose mal) y, sobre todo, cuando aparecen dificultades para responder a las obligaciones y ocupaciones del día a día,cuando el aislamiento se hace muy pronunciado y cuando hay verbalizaciones sobre la muerte,la falta de sentido de la vida o un deseo explícito de no vivir", concluye Rafael San Román. 

- Leer también: Claves para ayudar a un familiar con depresión

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie