EXCLUSIVA: Sonia Ferrer posa por primera vez con su novio, Sergio Fontecha, y nos anuncian su boda

Es inspector de Policía Nacional y se conocieron hace un año

Sonia Ferrer

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

“Conocer a Sergio me pilló en un momento en que yo estaba bastante convencida de que me iba a quedar soltera, y ni tan mal. Me refiero a que no iba a tener una relación porque son demasiado complicadas. Cuando tenía eso asumido, va y aparece, así, para descuadrarme”, nos cuenta Sonia Ferrer con esa sonrisa que ha conquistado a los espectadores desde hace más de veinte años. La conocida presentadora, una de las más queridas de la televisión, ha comenzado el año en un excelente momento profesional y personal. Habituada a estar al frente de la crónica social, hoy se pone al otro lado para darnos la mejor de las noticias. Se ha comprometido y se casa. El afortunado, y no lo decimos nosotros, sino él, es Sergio Fontecha, de cuarenta y cuatro años, licenciado en Derecho y Ciencias Policiales e inspector de Policía Nacional. Será este verano cuando la pareja, que posa junta por primera vez, se dé el ‘sí, quiero’; ese es su deseo, aunque siempre si lo permite la situación de la pandemia. Será el segundo matrimonio para ambos: Sonia estuvo casada seis años con Marco Vricella, padre de su hija, Laura, de once, y Sergio se divorció en 2016 tras dos años de matrimonio.

Portada Hola 4041©Hola

—Estrenamos año y para ti, Sonia, dos mil veintiuno ha sido importante.

—Salvando la pandemia, a nivel personal para mí el dos mil veintiuno ha sido un año muy bueno. Estoy feliz como no lo he estado… creo que nunca.

—¿Esa felicidad es un compendio entre situación laboral y sentimental?

—En el trabajo estoy muy contenta. Estoy haciendo programas que me gustan mucho. Estoy en Antena3, con Susanna Griso en Espejo Público, y me encanta. Y también en Telemadrid, donde me siento muy cómoda, es mi casa desde hace ya unos cuantos años. Pero principalmente mi felicidad es gracias a mi relación con Sergio. Una relación que, de verdad, no esperaba que llegase, pero llegó.

“Nos hemos comprometido antes de Navidad y nos gustaría casarnos este verano”, nos dice la conocida presentadora
Sonia Ferrer©PEPE BOTELLA
Sonia Ferrer nos presenta a su pareja, Sergio Fontecha, de cuarenta y cuatro años, como ella. La pareja, que comenzó su relación el pasado febrero, acaba de comprometerse.

—Si hace un año te dicen que estarías hoy viviendo este gran amor y tan feliz. ¿Te lo hubieras creído?

—Hace un año, Sergio y yo ya nos conocíamos, aunque no empezamos a salir hasta febrero. Pero, por supuesto, si alguien me dice la pasada Navidad que estaría en esta situación, le diría: “¡Anda ya!” (ríe). ¿Sabes qué pasa? Que jamás imaginé, ni hace un año ni antes, que podía tener una relación así. Pensaba que lo que tenemos desde el inicio y lo que hemos construido Sergio y yo no existía. Es la primera vez que noto que todo fluye y es realmente fácil. Sergio se ha convertido en mi amante, mi mejor amigo y ahora… en mi futuro marido (ríe).

—Porque… empiezas el año con una gran noticia.

—Sí, nos casamos. Nos gustaría que fuera el próximo verano. Yo espero que pueda ser, pero habrá que ver qué ocurre con la pandemia, porque hace dos meses pensábamos que esto estaba superado y mira ahora. Si no puede ser, esperaremos. No tengo prisa. Estoy comprometida con Sergio antes incluso de que él me pidiese matrimonio.

Sonia Ferrer©PEPE BOTELLA
Junto a estas líneas, la presentadora lleva el anillo que le ha regalado él. “Cuando me lo dio me dijo que eran tres diamantes porque somos una familia de tres”, dice Sonia, que es madre de Laura, de once años, de su anterior matrimonio.

—¿Y ha habido petición formal, te ha sorprendido Sergio?

—Sí, la ha habido, antes de Navidad. Fue muy bonita y una gran sorpresa, no me lo esperaba para nada. Fue un momento muy romántico y precioso.

—Mi intención era absolutamente sorprenderla —interviene Sergio— y era muy complicado porque estamos siempre juntos, nos gusta compartir cada momento de nuestra vida a diario. Pero tenía claro que me las tenía que apañar como fuera para sorprenderla y creo que lo conseguí.

—¡Hasta entrenamos juntos! La verdad es que se lo puse difícil, pero vaya que si funcionó —ríe Sonia—. La verdad que con Sergio lo he tenido claro desde hace tiempo, porque no es lo mismo una relación con veinte años que con cuarenta. Se vive de forma distinta. Sé perfectamente lo que quiero y lo que no.

“He encontrado al hombre de mi vida. Lo tengo claro. Además de la buena relación que tiene con mi hija, Laura, es increíble y bueno de verdad, noble de corazón”

—Sergio, ¿tuviste claro desde el principio que es la mujer con la que te querías casar?

—Sí, como decía antes Sonia, todo es fácil y fluido, de principio a fin, y tampoco ha existido algo así en mi vida. Desde el primer momento se convirtió no solo en mi pareja, sino en mi mejor amiga. Es una ayuda y un pilar constante en mi vida desde que nos conocimos.

—Hay momentos en que Laura nos riñe por reírnos tanto —comenta Sonia.

—Las risas de familia que tenemos los tres, la relación… Para mí es espectacular, me ha llenado tanto desde el primer minuto que había momentos en que me emocionaba al tener a las dos a mi lado y pensaba: “No sabía que existía, aquí me quedo el resto de mi vida, esto es precioso”. Son muchas las cosas por las que sabía que era ella desde el primer momento —dice Sergio.

Sonia Ferrer©PEPE BOTELLA
“Soy una cursi —dice Sonia entre risas—, pero me imagino el día de la boda muy romántico, porque todo con Sergio desde el minuto uno ha sido tan bonito que, cuando nos casemos, será una continuación de esta relación tan bonita que tenemos”. También será el segundo matrimonio para él, que estuvo casado dos años con anterioridad.

—Para ti, Sonia, es muy importante que tu hija Laura y tu futuro marido se lleven bien.

—Fundamental. Si yo hubiese visto mínimamente que ella no estaba plenamente satisfecha, no funcionaba…, esta relación no habría seguido. Mi prioridad absoluta es Laura, siempre. Está clarísimo. Estoy encantada y feliz de que se lleven tan bien.

—¿Has pensado que ella tenga un papel importante en la boda?

—Claro, tan importante como que somos una familia de tres. Mi hija decidirá muchas cosas de la boda porque quiero que participe tanto como nosotros dos.

La nulidad

—¿Laura vive contigo?

—Tenemos custodia compartida. Está una semana en casa de cada uno.

—¿Y cómo es tu relación con el padre de tu hija?

—No se parece en nada a lo que me gustaría, pero no ha sido posible tener una relación mejor. De todas formas, es el padre de mi hija y por eso lo respeto. Y tengo muchísimo trato con el. Es una niña pequeña y hay muchas cosas que hablar y en las que ponernos de acuerdo. ¿Qué tenemos una buena relación? Pues no, no te voy a decir algo que no es, pero es el padre de mi hija, es alguien muy importante.

“Queremos que la boda sea cerca de nuestra casa. Yo me casé en Barcelona porque nací y tengo familia allí, pero Madrid es mi hogar. Tampoco queremos que sea multitudinaria, sí muy bonita y romántica, pero en la intimidad”

—Cuando tu exmarido estaba organizando su boda con Cecilia Gómez, ¿pusiste trabas para la nulidad matrimonial?

—La idea de pedir la nulidad se la di yo a través de mi hija, porque sé que su padre es muy creyente. Para mí es importantísimo que él sea feliz porque, cuanto más lo sea, más feliz será mi hija. En el momento en que la niña me contó que se iba a casar, le dije: “Dile a papá que no le voy a poner pegas con la nulidad matrimonial si le apetece casarse por la Iglesia”. Como sabes, cuando se solicita, hay que presentar las alegaciones de por qué consideras que el matrimonio no ha sido válido. Me llamó su abogado y yo le dije que no iba a poner pegas, pero lo que no voy a hacer es echarme la culpa, que es lo que se pretendía. Eso no.

Sonia Ferrer©PEPE BOTELLA

—Y, ahora, ¿has pensado en solicitar tú la nulidad de tu matrimonio anterior?

—No. Ni me lo planteo, ni quiero, ni lo necesito.

—Sonia, dado que ya te casaste, ¿hay algo que quieras especialmente en esta boda?

—Tenemos claro que queremos que sea cerca de nuestra casa, de donde vivimos. Yo me casé en Barcelona porque nací y tengo familia allí. Pero, al final, me crie en Francia hasta los diecinueve y, desde los veintidós, vivo en Madrid, así que me siento más de aquí que de ningún sitio. Aquí nació mi hija y está mi hogar. Siempre queriendo mucho a Barcelona, a Francia y a Burgos, porque mi familia materna es de allí.

“La petición de mano fue muy bonita y una gran sorpresa, no me lo esperaba para nada. Fue un momento muy romántico y precioso”

—¿Habéis comenzado ya con los primeros preparativos?

—Ha sido bastante reciente todo, así que no ha habido mucho tiempo y también ha llegado la Navidad. Hemos estado dándole vueltas, intentando dar con lo que queremos, pero es verdad que con las fiestas y toda la ola de contagios no son momentos para ir de sitio en sito.

—Al menos…mientras os ponéis con los detalles. ¿Cómo imaginas ese día?

—Soy una cursi, pero me lo imagino muy romántico, porque todo con Sergio desde el minuto uno ha sido tan bonito que el día que nos casemos será una continuación de esta relación tan bonita que tenemos. No quiero y él tampoco, porque esto sí que lo hemos hablado, una boda de trescientos invitados, prefiero que sea más íntima.

Sonia Ferrer©PEPE BOTELLA
Sonia y Sergio comparten admiración mutua y aficiones. “Nos gusta la vida un poco similar, habría sido complicado de no ser así. Vivo en el campo, tengo dos perros y un poni. Amo los animales y el campo…”, señala Sonia.

—Ya que hablamos de romanticismo, ¿cómo os conocisteis, cómo fue el inicio de vuestra historia?

—Había quedado con un amigo en Madrid para tomar algo por la tarde —cuenta Sergio— y, de repente, ella se acercó a saludarle porque lo conocía y me la presentó.

—Fue un cruce totalmente casual —explica la presentadora.

—Pero ¿hubo flechazo, aunque fuera a través de la mascarilla?

—Fíjate, la veo venir y digo: “¡Madre mía! ¿Viene de verdad a esta mesa?”. Me quedé atontado mirándola mientras pensaba: “¡No puede ser!”. Porque mi amigo nunca me había dicho que la conocía. Y aproveché el momento y le dije: “¡Claro que me la vas a presentar!” —ríe Sergio.

“Jamás imaginé que podía tener una relación así. Pensaba que lo que tenemos desde el inicio y lo que hemos construido Sergio y yo no existía”

—O sea que la reconociste, Sergio, sabías quién era.

—Sí, claro. Pero en persona me impresionó, me dejó totalmente loco. Pensé: “Es la mujer más guapa que he visto en mi vida”. Me quedé un poco bloqueado, la verdad.

—Tengo que decir —interviene Sonia— que él me gustó desde el principio, pero me pilló en ese momento incómodo. Estaban, además, ellos dos solos, y pensaba: “¿Qué hago, me quedo más, me voy ya?”. Intentas alargar la conversación y piensas: “¡Pero qué haces, se te va a notar, vete de aquí!”. Y me fui (ríe).

—¿Y cómo te las ingeniaste para contactar con ella?

—A los dos días o así, dije: “Voy a escribirle por Instagram, a ver si tengo suerte y se acuerda de mí”. Me contestó, estuvimos hablando un tiempo y así fue.

rename Sonia Ferrer HOLA 4041©Pepe Botella

‘Me lo paso muy bien’

—¿Qué es lo que más te gustó de Sonia?

—La primera impresión, como te comento, es que es una absoluta belleza. Pero luego te das cuenta de que no es solo espectacular por fuera, es una persona que desprende alegría, siempre con una sonrisa, es empática, tiene un corazón enorme y es muy lista. Es la mujer más inteligente que yo he conocido. Me cuida como nadie me ha cuidado también. Y no solo lo hace conmigo, se desvive por ayudar a todo aquel que puede y no es nada rencorosa. No sabía que existía una persona como ella. Aquí me quedo para el resto de mi vida.

—Sonia, ¿qué has encontrado en Sergio para decidirte a dar el paso de casarte de nuevo?

—He encontrado al hombre de mi vida. A riesgo de parecer empalagosa, lo tengo claro. Es el hombre perfecto. Además de la buena relación que tiene con Laura, es un hombre increíble y bueno de verdad, noble de corazón. Una vez alguien me dijo que las relaciones funcionan siempre que haya admiración y yo le admiro muchísimo, por todo. Es muy inteligente, dice que yo soy lista, es un piropo viniendo de él, tiene un coco increíble. Es muy cariñoso. Yo lo soy y necesito a alguien que no se agobie si le abrazo. He encontrado a alguien que casa perfectamente con mi personalidad. Tiene un sentido del humor que me encanta, disfruto muchísimo con su compañía, hablando de todo. Me lo paso muy bien con él.

Sonia Ferrer©STUDIO24
Sonia Ferrer©STUDIO24
“Yo siempre he estado muy relacionado con el tema del deporte, sobre todo, con el deporte de montaña, alpinismo, escalada, he montado a caballo muchos años también —explica Sergio—. Y, al final, ves que eso lo compartes con tu familia. Y no solamente con ella, sino con la niña”. Sobre estas líneas, el apasionado beso de la pareja en plena calle.

—¿Cómo habéis casado dos mundos tan diferentes como los vuestros?

—Es verdad que son mundos distintos. Siempre me he sentido cuidada y querida por la prensa y yo siempre he tratado bien a la prensa, atiendo a todo el mundo. Sales en televisión, estás en casa de la gente, la gente quiere saber de tu vida y yo lo entiendo. Y nunca he tenido nada que esconder. Pero me preocupaba cómo se lo iba a tomar Sergio. Por otro lado, te diré que nosotros llevamos una vida muy normal, no muy distinta al resto.

—Sergio, ¿en ningún momento te echó para atrás que ella fuera una persona tan popular?

—En absoluto, para nada. A mí me gustaba ella, lo tenía claro, me enamoré de Sonia locamente y el resto es su trabajo, que ella controla perfectamente. Somos una pareja normal porque hacemos una vida muy familiar y somos muy hogareños.

—Eres inspector de Policía Nacional, ¿nos puedes contar algo más de ti?

—Nací en Jaén, pero me crié en Navarra, donde mi padre era policía. Desde niño quería ser policía nacional. Con dieciocho años aprobé la oposición, llevo desde mil novecientos noventa y siete y, a partir de ahí, empecé a estudiar, a sacar mis licenciaturas y fue cuando ascendí.

“En absoluto me echó para atrás que fuera una persona conocida. Me enamoré de Sonia locamente y el resto es su trabajo. Somos una pareja normal y hacemos una vida familiar y muy hogareña”

—Sonia, llevas más de veinte años en el mundo de la televisión, ¿qué te sigue ilusionando cada día de tu trabajo?

—Me encanta que no haya un día igual que otro, no tengo opción de caer en la rutina. Es verdad que, a veces, agradecería algo de estabilidad laboral, pero disfruto mucho con lo que hago.

—Comenzaste muy joven ¿En qué has cambiado?

—He ganado muchísimo en madurez, por supuesto. En temple, siempre he sido bastante pasional en todo y he aprendido a controlarlo también. Pero luego sigo siendo igual de alegre, optimista y feliz.

rename Sonia Ferrer HOLA 4041©Pepe Botella

—¿Profesionalmente tienes muchos sueños por cumplir?

—He tocado muchos formatos, he hecho muchas cosas en televisión, pero todavía hay muchos pendientes. Claro que hay nuevos retos y muchas cosas que me gustaría hacer en televisión y espero que aún tenga oportunidad de hacer muchos de ellos.

—Te gustaría ampliar la familia?

—Me hubiera gustado tener más hijos, pero, y esto lo he hablado con Sergio, tengo cuarenta y cuatro años y llega un momento que te das cuenta que poder se puede, pero también conlleva muchos riesgos. Pero nunca se dice de esta agua no beberé , visto lo visto, la vida se ha encargado de enseñarme que no hay que hacer muchos planes porque siempre está dispuesta a trastocártelos.


TEXTO: MARTA GORDILLO

FOTOS: PEPE BOTELLA

ESTILISMO: JOSÉ HERRERA

LOCALIZACIÓN: HOTEL WESTIN PALACE DE MADRID

©¡HOLA! PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE ESTE REPORTAJE, AUN CITANDO SU PROCEDENCIA

PELUQUERÍA Y MAQUILLAJE: MARIO ARAQUE

ASISTENTE: ADRIÁN

LOOK 1: SONIA: VESTIDO DE ELISABETTA FRANCHI/ZAPATOS: JIMMY CHOO/SERGIO: LOOK DE BOSS

LOOK 2: SONIA: LOOK DE ELISABETTA FRANCHI/SERGIO: LOOK DE ANTONY MORATO/ZAPATOS: MARTINELLI

LOOK 3: SONIA: LOOK DE ADRIANA IGLESIAS/SERGIO: LOOK DE BOSS

Más sobre