harryport

Los duques de Sussex perfilan su propia agenda ante una importante semana para la familia real

Se espera que el próximo domingo la Isabel II asista nuevamente a un acto oficial tras unas semanas de reposo

por Belén Nava M.

Se acerca una fecha clave para la Familia Real británica. El próximo domingo, el segundo de noviembre, se espera que Isabel II reaparezca en público tras dos semanas guardando reposo por recomendación médica. La monarca no quiere faltar al Día del Recuerdo, cuando rinde junto a otros miembros de la realeza homenaje a los miles de fallecidos en las guerras mundiales y otros conflictos. Por segunda vez consecutiva, el príncipe Harry y Meghan Markle no participarán en este acto oficial ya que han fijado su residencia en Estados Unidos, donde siguen adelante con su propia agenda de compromisos. Tal y como adelanta The Sun, el hijo menor del príncipe Carlos se desplazará la próxima semana a Nueva York para entregar cinco premios a miembros del servicio, veteranos y familias de militares que viven con "las heridas invisibles de la guerra".

-Idris Elba da nuevos detalles de la boda de los duques de Sussex, a la que asistió como invitado ¡y DJ!

-Un actor de 'Suits' comparte una foto inédita con Meghan Markle recordando sus tiempos en la serie

El próximo 10 de noviembre, un día antes de conmemorarse la firma del Armisticio con el que se puso fin a la Primera Guerra Mundial, el príncipe Harry, de 37 años, participará en la gala Salute to Freedom, que tendrá como telón de fondo un buque de guerra en el Intrepid Sea, Air & Space Museum. Durante esta celebración, el duque de Sussex no podrá usar su uniforme militar ya que al renunciar a ser miembro senior de la Familia Real británica perdió sus nombramientos militares. Lo que sí podrá llevar en su traje son sus medallas de servicio: Jubileo de Oro de la Reina de 2002; Servicio Operativo de Afganistán de 2008 y Jubileo de Diamante de la Reina de 2012. 

Después de ingresar en la prestigiosa academia militar de Sandhurst en 2005 como el cadete oficial Gales, el príncipe Harry fue oficial en el House of Cavalry’s Blues and Royals en abril de 2006. Durante su década en el ejército estuvo destinado dos veces en Afganistán y se graduó como comandante de helicóptero apache. Fue precisamente el ejército el que brindó al hijo de la princesa Diana su primer acercamiento a una vida alejada de la realeza como la que ha decidido llevar ahora. Su carrera militar finalizó en 2015, pero mantuvo la vinculación con el mundo castrense en diversas ceremonias.

La invitación que acerca a Meghan a la política

Por su parte, Meghan Markle, de 40 años, podría asistir el próximo mes a una cena bipartidista con las 21 senadoras estadounidenses. Tal y como indica la senadora Kirsten Gillibrand en The 19th News, tiene intención de invitar a la mujer del príncipe Harry a esta tradicional velada que ha retomado la vicepresidenta Kamala Harris y que se celebra en Washington. Además, sostiene que una de sus compañeras, la senadora republicana Deb Fisher, está encantada con la idea y esperando esa conversación con la nuera del heredero al trono británico. La toma de contacto de Meghan con las senadoras se remonta a semanas atrás, cuando llamó a algunas de ellas por teléfono para que apoyen la baja de maternidad y paternidad remunerada. Este mismo motivo es el que llevó a la madre de Archie Harrison y Lilibet Diana a escribir una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Summer. Se trata de un asunto que ha generado mucha controversia por el hecho de que use su título de duquesa de Sussex para hacer peticiones políticas.

Así fue su primer Día del Recuerdo en Estados Unidos

Hace justo doce meses, coincidiendo con el Día del Recuerdo, todas las miradas se posaron en los duques de Sussex ya que era la primera vez que se celebraba este homenaje tras el Megxit. El príncipe Harry, según The Times, pidió estar presente solicitando que se colocara una ofrenda floral en su nombre en el cenotafio de Londres durante la conmemoración a los caídos en combate. Su petición fue negada por los funcionarios del Palacio de Buckingham y los duques de Sussex organizaron su propio homenaje. Con las amapolas conmemorativas en sus solapas, acudieron al Cementerio Nacional de Los Ángeles, donde colocaron flores que la propia Meghan cortó del jardín de su vivienda de Montecito.

"El Día del Recuerdo para mí es un momento de respeto y esperanza, respeto por quienes vinieron antes que nosotros y esperanza por un mundo más seguro. El acto de recordar es un profundo acto de honor. Es la forma en que preservamos el legado de generaciones enteras y mostramos nuestra gratitud por los sacrificios que hicieron para que podamos vivir la vida que vivimos hoy", explicaba en un podcast el nieto de la Reina, que ocupa el sexto lugar en la línea de sucesión al trono británico.

Esa inesperada aparición de los Sussex dio pie a las especulaciones sobre un posible embarazo de Meghan. Aunque no confirmaron que estaban esperando un nuevo bebé hasta febrero, coincidiendo con el Día de San Valentín, las imágenes en el camposanto con una incipiente barriguita que se marcaba gracias al cinturón que llevaba su abrigo ceñido a la cintura avivaron un rumor que llevaba semanas circulando. El origen de los comentarios fue la decisión de la exprotagonista de Suits de aplazar el juicio con algunos tabloides británicos, fechado en enero de 2021, alegando razones confidenciales.

Loading the player...

Las nuevas amistades del príncipe Harry: Orlando Bloom se ha convertido en su aliado inesperado

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie