Isabel II y Carlos de Inglaterra

Después de cancelar varios compromisos

Los planes que Isabel II no ha modificado tras sus problemas de salud

La Reina pasará la Navidad junto a los suyos, primera sin su marido en siete décadas, al considerar que son "el bálsamo perfecto" en un año tan complicado

por Martín Gálvez Piqueras

Hay planes que Isabel II no tiene pensado modificar en absoluto, salvo causa de fuerza mayor, tras los problemas de salud que ha padecido últimamente y la obligaban a cancelar varios compromisos institucionales durante las próximas dos semanas por prescripción médica. Así, la Reina está "totalmente decidida" y tiene el "firme compromiso" de pasar las próximas Navidades rodeada de sus hijos y sus nietos en su residencia de Sandringham, según informa The Mirror de fuentes cercanas a la soberana. No es de extrañar que la monarca quiera estar lo más cerca posible de su familia en unas fechas tan señaladas, pues será las primeras que pasé sin su marido, el duque de Edimburgo, en más de 70 años. En este sentido, considera a su gente como el "bálsamo perfecto" para despedir un 2021 tan complicado y doloroso por la pandemia y la pérdida de su esposo.

Con o sin sombrero: ¿sabrías cuál es la Isabel II real y cuál la de cera?

VER GALERÍA

Isabel II espera estar "recuperada por completo" para cuando llegue el momento, de ahí que no haya variado un ápice su agenda de cara al próximo diciembre. En este sentido, el primer ministro Boris Johnson señalaba estos días que había visto a la Reina en "muy buena forma", durante su última conversación como parte de la audiencia habitual que mantienen cada semana. "Sus doctores le han dicho que tiene que descansar y creo que tenemos que respetar eso. Todos le deseamos lo mejor", añadía el líder 'tory'. Durante su período de descanso, la soberana no asistirá por tanto a la cumbre climática de la ONU en Glasgow (Escocia) que comienza este domingo, aunque ha grabado un mensaje que se transmitirá a los asistentes. Tampoco acudirá al Festival de Remembrance del 13 de noviembre en el Royal Albert Hall de Londres, el acto de homenaje a los hombres y mujeres británicos que han luchado en guerras y desastres para proteger y defender a su país.

De naranja y sin perder la sonrisa en ningún momento: Isabel II vuelve a Buckingham

VER GALERÍA

Sea como fuere, la monarca de 95 años continúa de buen humor y sigue a pies juntillas las recomendaciones de los sanitarios, sobre todo después de haber pasado la noche en el hospital King Edward VII el pasado miércoles para que le realizaran algunas pruebas. Tras su paso por el centro de salud que está ubicado en el centro de Londres, primera vez en ocho años que se veía obligada a quedarse ingresada, la Reina tuvo que cancelar un viaje a Irlanda del Norte. Sin embargo, desde el Palacio de Buckingham quisieron despejar las dudas sobre su estado, desvelando que ya se encontraba en el castillo de Windsor y había vuelto a sus tareas. "Se le han hecho algunos análisis preliminares y se encuentra bien", se podía leer en un comunicado oficial en el que indicaban que su hospitalización nada tenía que ver afortunadamente con el covid.

La Reina de Inglaterra da un golpe en la mesa contra Harry y Meghan por la última polémica

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie