El príncipe Harry y Meghan Markle serán padres por segunda vez

La Duquesa contó en el 'New York Times' que tuvo un aborto el pasado verano

El príncipe Harry y Meghan Markle serán padres por segunda vez

La pareja ya tiene a Archie, que nació el 6 de mayo de 2019

por hola.com

Un nuevo miembro de la familia Windsor está en camino. El príncipe Harry y Meghan Markle están esperando su segundo hijo, que nacerá en unos meses tal y como ha informado un portavoz del matrimonio este domingo 14 de febrero. "El duque y la duquesa de Sussex están encantados de estar esperando su segundo hijo", se puede leer en el comunicado que ha publicado la BBC. La noticia se ha sabido mientras la familia reside en California, pero tal y como adelanta HELLO!, todo apunta a que antes de hacer este feliz anuncio se han puesto en contacto con algunos miembros de la Familia Real británica (Isabel II, el duque de Edimburgo, el príncipes Carlos, la duquesa de Cornualles y los duques de Cambridge) para informarles de la noticia, que también le habrían transmitido a Doria Ragland. 

VER GALERÍA

Al estar viviendo en California (en verano se compraron una casa allí), se espera que el segundo bebé de los Sussex, que ocupará el octavo puesto en la línea de sucesión al trono británico, nazca en Estados Unidos, a diferencia de su hermano mayor, Archie, que llegó al mundo en  Londres el 6 de mayo de 2019.  De esta manera, pasaría a la historia por ser el primer bisnieto de la reina Isabel que nace fuera de Reino Unido. Esta misma semana llegaba al mundo el primer hijo de Eugenia de York y en los próximos meses será Zara Tindall quien se convertirá en mamá por tercera vez.

Una gran alegría siete meses después

El anuncio del embarazo de la Duquesa se ha sabido después de que a finales de noviembre publicara un desgarrador artículo de opinión en el New York Times en el que reveló que había sufrido un aborto. De esta manera el hijo pequeño del heredero al trono británico y su mujer se convertirán en una familia de cuatro con su nueva vida alejados de la realeza británica, marcando sus propia agenda benéfica y cumpliendo su sueño de que sus hijos tengan una vida lo más normal posible y sin los deberes que conlleva ser miembro de la realeza. 

La posibilidad de que Meghan estuviera embarazada empezó a cobrar fuerza a finales del pasado mes de octubre cuando anunció que quería retrasar el juicio contra los tabloides británicos. La cita estaba prevista para el 11 de enero de 2021, pero la Duquesa presentó una solicitud formal con el objetivo de retrasar su comparecencia en los tribunales. Este movimiento provocó una serie de especulaciones y grandes sectores de la prensa se preguntaron por qué la Duquesa habría pospuesto este viaje a Reino Unido hasta el otoño de 2021 -nueve meses después de la fecha inicial- lo que hizo que muchos vieran que estaba encinta y, para evitar riesgos, prefería no coger un avión. Sin embargo, semanas después, la Duquesa sorprendió por revelar en una columna de opinión del periódico estadounidense de corte progresista The New York Times, que en julio de 2020 perdió al bebé que esperaba. La forma y el fondo en el que Meghan hizo esta confesión tan íntima, rompiendo una vez más tabúes, fue inaudita para un miembro de la familia de Isabel II: hablar de un tema tan personal y en un medio de comunicación de gran prestigio con impacto mundial. Además, su testimonio en el rotativo fue contado por ella misma y llamó poderosamente la atención teniendo en cuenta que es muy celosa de su intimidad y mantiene una batalla legal contra la prensa sensacionalista. 

VER GALERÍA

- ¿Qué hacen los duques de Sussex con un grupo de adolescentes?

- Los duques de Sussex dan un paso más con su proyecto en homenaje a Archie

VER GALERÍA

A mediados de octubre de 2018, el Palacio de Kensington anunció que Harry y Meghan estaban esperando un hijo que nacería en la primavera de 2019. También en aquella ocasión, este anuncio vino precedido por una serie de rumores que se hicieron especialmente intensos a raíz la boda de Eugenia de York y Jack Brooksbank. En ese momento, Meghan también eligió un discreto abrigo azul marino para acudir al enlace en el que solo abrochó los botones de arriba, dejando sueltos los de la zona del vientre.

Loading the player...

Escucha a Meghan y Harry locutando su primer programa de podcast

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie