Juicio a Ernesto de Hannover

Se enfrenta a tres años de cárcel

Ernesto de Hannover se muestra arrepentido en el juicio por un presunto delito de agresiones y amenazas

Pide disculpas, asumirá su responsabilidad y está dispuesto a pagar por los daños causados

por Martín Gálvez Piqueras

Ernesto de Hannover se ha mostrado arrepentido en el primer día del juicio celebrado en la Corte Regional de Wels en Austria, al que comparece desde este martes 23 de marzo por un presunto delito de agresiones y amenazas en estado de embriaguez y por el que se enfrenta a tres años de prisión. El príncipe de 67 años ha pedido disculpas ante el Tribunal, lamentando profundamente lo ocurrido, asumiendo su responsabilidad por los hechos que se le imputan acaecidos el pasado verano y mostrándose dispuesto a pagar por los daños causados, tal y como recoge el medio alemán NDR 1 de Baja Sajonia. La fiscalía acusa al marido de Carolina de Mónaco de coacción, lesiones, resistencia a la autoridad, haber amenazado repetidamente y agredido a agentes de la policía y más personas tras ingerir alcohol y otras sustancias.

¿Por qué no se han divorciado Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover? Ella tiene un motivo

VER GALERÍA

Por su parte, los abogados de Ernesto de Hannover han argumentado en su defensa que, cuanto tuvieron lugar los altercados, su representado se encontraba en una situación de excepcionalidad. Esto es, que el jefe de la casa güelfa se recuperaba de una operacion de cáncer de un tumor maligno que le detectaron en el cuello. No solo eso, sino que tenía y tiene que lidiar con los problemas emocionales derivados del litigio que mantiene con su hijo mayor, el príncipe heredero Ernst, por la gestión del patrimonio familiar. Además, los letrados aseguran que su cliente también se ve afectado al verse sometido cada día al juicio paralelo que, según ellos, se hace en algunos medios de comunicación como en la agencia austriaca de noticias APA, señalan. Mientras, el juez ha citado a declarar a un total de diez testigos y se escuchará igualmente a un experto en psiquiatría

Ernesto de Hannover, ingresado en una clínica tras protagonizar un violento episodio con la policía

VER GALERÍA

Los hechos por los que se le acusa al esposo de Carolina ocurrieron en el coto de caza privado que le ha servido de retiro en los últimos tiempos, en la localidad de Grünau im Almtal (Austria). Lo sucedido se remonta a mitad de julio del 2020, cuando el propio noble solicitó desde su casa ayuda a los servicios de emergencia. A partir de aquí, los hechos que explicó Ernesto de Hannover y la policía que allí se personó son radicalmente opuestos y confusos. Según él, sufrió una hipoglucemia y "dije que debían darse prisa, pero no sé por qué vinieron los agentes", explicó al reportero del Kronen Zeitung, asegurando que estos le "habían atacado sin ninguna razón". La policía dijo en cambio que el bisnieto del último emperador alemán se comportó agresivamente y les llegó a amenazar con un cuchillo. Finalmente, Hannover fue reducido y llevado a la fuerza para que se le hiciera una valoración psiquiátrica en una clínica. El escándalo no quedó ahí ya que, solo unos días después, Ernesto de Hannover condujo desde su casa hasta la comisaría de Scharnstein, armado con un bate de béisbol, para volver a amenazar a dos funcionarios con matarlos.

El hijo mayor de Ernesto de Hannover habla por primera vez de la guerra que mantiene con su padre

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie