COCINA  /  RECETAS
Alcachofas rebozadas
 / 
clock 40min | easyFácil

Alcachofas rebozadas

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Con esta receta de alcachofas rebozadas, y más aún si las acompañas con unas patatas fritas en cuadraditos… ni los niños rechazarán esta deliciosa verdura. ¡Pruébalas!

  • 12 ud de Alcachofas de tamaño medio o pequeño
  • 3 ramas de Perejil fresco
  • Zumo de limón
  • Sal
  • 3 ud de Huevos
  • Harina
  • Aceite de oliva lo necesario para freír
  1. 1.

    Para hacer estas alcachofas cocidas con vinagreta de hierbas, lo primero que debemos hacer es limpiar las alcachofas. Para ello retiraremos las hojas de la alcachofa hasta arrancar tres o cuatro capas y que se vea ya el corazón bien amarillito de la alcachofa. Cortamos el tallo dejando unos dos centímetros más o menos. Cortamos el extremo de las hojas y, por último, pelamos el tallo y un poco la base con cuidado de no quitar mucha carne.

  2. 2.

    Una vez limpias, las partimos en mitades, de forma longitudinal. Nosotros contábamos con alcachofas de tamaño medio, si fueran muy grandes, se deberían partir en cuartos.

  3. 3.

    A medida que vamos limpiando las alcachofas las vamos añadiendo a un bol con agua y zumo de limón o bien perejil, para que no se oxiden.

  4. 4.

    Acercamos una olla con abundante agua al fuego. Cuando rompa a hervir introducimos las alcachofas, ponemos sal y añadimos unas ramas de perejil. Cuando vuelva a hervir, bajar el fuego y dejamos cocer durante 25 minutos. De todas formas, antes de apartarlas, comprueba que están tiernas.

  5. 5.

    Escurre las alcachofas y reserva sobre un papel absorbente para que escurra toda el agua.

  6. 6.

    Vamos a preparar nuestra estación de fritura. Colocamos un plato hondo con harina y al lado otro con huevo bien batido.

  7. 7.

    Acercamos una sartén al fuego con abundante aceite.

  8. 8.

    Vamos pasando las alcachofas por la harina, les damos unos toquecitos con la mano para retirar el exceso de harina e inmediatamente después las pasamos por el huevo batido.

  9. 9.

    Cuando el aceite esté bien caliente, vamos friendo en pequeñas tandas para que no se enfríe. A medida que vayan estando bien doraditas por todos los lados, sacamos a un papel absorbente.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Servimos las alcachofas rebozadas inmediatamente, mientras aún están bien calientitas, con un trozo de limón al lado.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.