El vergel de Chilla, una casa rural con encanto en Candeleda, Ávila

Excursiones para disfrutar de la naturaleza al sur de la sierra de Gredos

La Laguna Grande, el pico Almanzor, el santuario de Chilla y otras rutas para descubrir en este entorno abulense con El Vergel de Chilla, un refugio aislado próximo al bonito pueblo de Candeleda, como base.

por HOLA.COM PARA EL VERGEL DE CHILLA

RUTAS POR GREDOS

Las cumbres más elevadas del Sistema Central se levantan en el quebrado corazón montañoso de la Sierra de Gredos. Para perderse por el que es una de las señas de identidad de la provincia de Ávila, el mejor punto de partida es el pueblo de Hoyos del Espino, donde arranca la carretera a la Plataforma. Aquí se aparca el coche y comienzan las excursiones más clásicas, especialmente las que tienen como meta el Circo de Gredos, la Laguna Grande, la cumbre del Morezón o el pico Almanzor.

VER GALERÍA

SANTUARIO DE CHILLA

Si coincide con la romería de septiembre, de interés turístico nacional, el santuario que acoge a la patrona de Gredos veremos a miles de romeros acudiendo a él a caballo, a pie o en carrozas. Si no, cualquier momento es bueno para descubrir este lugar en medio de un vergel deslumbrante de robles y castaños donde, según la tradición, la Virgen se le apareció a un pastor. A 660 metros de altitud, las vistas del paraje que lo rodea resultan impresionantes.

CANDELEDA

Es uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Ávila. Lo mejor para descubrirlo es dar un paseo por sus calles que llevan a la plaza del Castillo y a la iglesia de Nuestra de Nuestra Señora de la Asunción, ejemplo del gótico rural, pero, sobre todo, para admirar su arquitectura popular, con casas entramadas típicas del valle del Tiétar, entre las que destaca la Casa de las Flores, cuajada de macetas, pero también sus sequeros de pimientos –con los que se elabora el famoso pimentón de Candeleda–, molinos, queseras, chozos...

VER GALERÍA

MUSEO DE LAS ABEJAS

Guiados por un experto apicultor en esta aula-museo de Poyales del Hoyo (abejasdelvalle.com) conoceremos el fascinante y desconocido mundo de las abejas: cómo viven, cómo trabajan o cómo es su relación con los humanos. Todo ello observando con total seguridad a estos laboriosos insectos a través de colmenas colgantes.

CASTRO DE EL RASO

En una pedanía del municipio de Candeleda, se puede contemplar este castro vetón formado por el poblado amurallado, la necrópolis y el santuario, un conjunto que por su estructura y emplazamiento es un magnífico exponente de la cultura vetona de los castros. Fechado entre el 500 y el 220 a.C., el paseo por él da idea de cómo vivieron estos celtas abulenses en un entorno natural y privilegiado al sur de Gredos.

VER GALERÍA

ARENAS DE SAN PEDRO

A 20 minutos de Candelada se encuentra Arenas de San Pedro, con tres visitas que no hay que perderse: el castillo de la Triste Condesa –cuya torre del homenaje y adarve están abiertos como museo y sala de exposiciones–, el santuario de San Pedro de Alcántara y las cuevas del Águila (cuevasdelaguila.com), que ofrecen un recorrido kárstico por esta maravilla geológica bajo tierra.

PUEBLOS DE LA VERA

La comarca cacereña de La Vera queda a un paso de Candeleda, con un conjunto de pueblos de postal, con sus calles estrechas y empedradas, fuentes centenarias y regueras, pero también un montón de rutas senderistas, gargantas y todo tipo de actividades para disfrutar en la naturaleza. Una ruta puede enlazar los 5 que son conjunto histórico-artístico: Villanueva, Pasarón, Garganta la Olla, Valverde de la Vera y Guijo de Santa Bárbara.

VER GALERÍA

¿DÓNDE NOS ALOJAMOS?

El punto de partida de todas estas excursiones es El Vergel de Chilla, un alojamiento con encanto ubicado en una frondosa finca de 2000 m2 de gran belleza paisajística del valle del Tiétar, muy cerca del pueblo de Candeleda, de la garganta de Chilla y a solo una hora y media en coche desde Madrid. El alojamiento acoge dos casas de campo de alquiler completo para descansar con todas las comodidades y en absoluta privacidad después de disfrutar de la naturaleza del entorno.

VER GALERÍA

Abejas acoge dos casas colindantes de estilo provenzal francesa en pleno monte y que comparten jardín, con capacidad para alojar a 4 personas cada una de ellas, más 2 en camas supletorias. Libélula es una construcción vanguardista de diseño con grandes ventanales para un máximo de 10 personas en 4 habitaciones dobles e inmersa en un frondoso bosque. Para disfrutar cuenta con diferentes zonas de estar, comedor, porche con barbacoa, jardín y piscina.

VER GALERÍA

No te pierdas: Todo sobre el Vergel de Chilla y su entorno

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie