Eugenia de York, Jack Brooksbank y August Philip

Uno de los invitados a la ceremonia ha sido aislado de manera preventiva

La princesa Eugenia de York, obligada a cancelar el bautizo de su hijo por un sobresalto con el coronavirus

August Philip iba a recibir las aguas bautismales el sábado en la capilla Real de Todos los Santos de Windsor con un máximo de 30 asitentes

por Raquel Barahona

Los Windsor tenían a la vista un importante acto familiar al que asistir y que podría haber significado la reunión de la mayoría de sus miembros por primera vez después de algunos meses. Sin embargo, la crisis sanitaria sigue haciendo estragos en los eventos que congregan un alto número de participantes. Es el caso del bautizo de August Philip, el primogénito de la princesa Eugenia de York y su esposo, Jack Brooksbank, que ha tenido que ser cancelado este fin de semana por el posible contagio de uno de los asistentes a la ceremonia, cuya identidad no ha trascendido. Según ha podido confirmar Hello!, el invitado en cuestión fue advertido, pocas horas antes de que tuviera lugar el bautizo, a través de la aplicación radar Covid-19 que debía aislarse de manera preventiva al haber estado en contacto estrecho con una persona contagiada.

VER GALERÍA

- Eugenia de York pasa un día entre 'elefantes' con su hijo y sus fans tienen claro a quién se parece August

El bautizo, que debería haberse celebrado el sábado, fue cancelado a última hora por miedo a que más asistentes pudieran haber contraído la enfermedad y se ha decidido posponerlo hasta que la ola de contagios en el Reino Unido vuelva a remitir. La capilla Real de Todos los Santos de Windsor iba a ser el escenario en el que August recibiera las aguas bautismales y, posteriormente, se llevaría a cabo una íntima celebración en el Royal Lodge, en la residencia del príncipe Andrés. Ya que Eugenia y el propio August no tienen títulos reales, no se iba a celebrar un gran evento público, además de que las restricciones por la crisis sanitaria solo permiten que un máximo de 30 personas puedan reunirse. 

Los invitados al bautizo

Entre los invitados que estaban confirmados para asistir al bautizo de August Philip estaba la Reina, Isabel II, quien no podía perderse un día tan significativo de su noveno bisnieto. También la familia más cercana de Eugenia de York iba a estar presente en la ceremonia, como es el caso de su hermana, la princesa Beatriz, quien está esperando su primer hijo junto al empresario Edoardo Mapelli; y sus padres, Sarah Ferguson y el príncipe Andrés. El resto de asistentes no ha trascendido aunque existe gran expectación en el Reino Unido por saber quiénes serán los padrinos del pequeño August. No es habitual que los miembros de la Familia Real británica escojan a parientes cercanos para cumplir este rol, pero la cercanía de la Princesa con su primo, el príncipe Harry, y con Meghan Markle, los han puesto en el punto de mira. No obstante, hay otros nombres que suenan con fuerza como el del cantante Robbie Williams y su esposa, Ayda Field, cuya hija fue una de las damas de honor en la boda de Eugenia y Jack en 2018; la cantante Ellie Goulding; o Julia de Boinville, íntima amiga de la nieta de Isabel II y cofundadora de su iniciativa contra la esclavitud.

VER GALERÍA

- Paseos con August y una tierna siesta: Eugenia de York abre su álbum familiar

August Philip nació el pasado 21 de febrero convirtiéndose en el primer hijo de Eugenia de York y Jack Brooksbank, el primer nieto del príncipe Andrés y Sarah Ferguson y el noveno bisnieto de Isabel II. A pesar de que los recién nacidos en la familia Windsor suelen recibir las aguas bautismales entre los dos y los cuatro primeros meses de vida, August parece que tendrá que esperar unas semanas más, algo que también ocurrió con la propia princesa Eugenia, quien recibió el sacramento a los nueve meses de vida en el primer bautizo público de la historia de los Windsor.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie