august-bautizo3

El motivo por el que el hijo de Eugenia de York y Jack Brooksbank podría bautizarse más tarde

Su madre recibió las aguas bautismales a los nueve meses de edad por decisión de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés

por Raquel Barahona

La Familia Real británica tiene pendiente un evento muy especial que puede volver a congregar a gran parte de sus miembros. A pesar de que todavía no hay una fecha confirmada, la princesa Eugenia y Jack Brooksbank, deberán bautizar a su primer hijo, August Philip, en los próximos meses. De manera tradicional, los bebés reales de la familia Windsor han recibido el sacramento en las primeras semanas de vida. El más reciente fue el de Archie, el hijo del príncipe Harry y Meghan Markle, que fue bautizado el 6 de julio de 2019 cuando tan solo tenía dos meses de edad. No obstante, este no será el caso para el primogénito de Eugenia de York ya que han pasado casi cuatro meses desde que dieran la bienvenida al pequeño de la familia.

- Eugenia de York, su gran cambio de vida después de ser madre 

Hasta este momento, las restricciones por la crisis sanitaria han limitado el número de asistentes a eventos familiares como bodas o comuniones. De hecho, veíamos como tan solo pudieron acudir al funeral del duque de Edimburgo, el pasado 17 de abril, un máximo de 30 invitados. Es por este motivo por el que la hija del príncipe Andrés y su marido, Jack Brooksbank, habrían decidido esperar para poder realizar una ceremonia religiosa con medidas más relajadas. Algo similar pasó con la madre del pequeño, la princesa Eugenia, quien recibió el sacramente católico cuando tenía nueve meses de edad. Sarah Ferguson y el duque de York decidieron bautizar a su hija pequeña en la iglesia de Santa María Magdalena en Sandringham, en diciembre de 1990. Un hecho insólito ya que se convirtió en el primer miembro de la Familia Real en tener un bautizo público

Otro de los misterios en torno a la ceremonia eclesiástica de August Philip será conocer quiénes serán los padrinos del bebé. Normalmente no suele asignarse este rol a los hermanos de los padres, sino a otros familiares o allegados muy cercanos a la pareja como primos, amigos o excompañeros de universidad. En el caso de la princesa Eugenia y Jack, la prensa británica baraja distintas opciones entre las que se encontrarían su primo, el príncipe Harry, y Meghan Markle, con quienes han tenido siempre muy buena sintonía; o el cantante Robbie Williams y su pareja Ayda Field, cuya hija, Theodora, tuvo un rol importante en su boda en 2018. 

- La princesa Eugenia felicita a su marido con nuevas fotos de su bebé

La historia reciente de los bautizos en la familia Windsor presenta algunas curiosidades. El príncipe Guillermo tuvo unos padrinos excepcionales, entre los que se encontraban Constantino de Grecia, la duquesa consorte de Westminster o lady Susan Hussey, quien aparecía recientemente como Dama de Honor de Isabel II en el funeral de su esposo. El príncipe George, el primogénito de los duques de Cambridge, recibió las aguas bautismales el 23 de octubre de 2013 con un total de siete padrinos, entre los que se encontraban Oliver Baker, excompañero de la Universidad de Saint Andrews; Julia Samuel, íntima amiga de la princesa Diana; o Jamie Lowther-Pinkerton, secretario privado del príncipe Guillermo y Kate Middleton. A diferencia de todos ellos, los duques de Sussex mantuvieron en secreto la identidad de las dos mujeres que ejercieron el rol de madrina de su hijo Archie. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie