allen1-gtres

Moses Farrow contradice la versión de su hermana: defiende a Woody Allen y lanza duras acusaciones contra Mia

El hijo adoptivo del director de cine y la actriz ha hecho público una extensa carta con la que pretende zanjar las acusaciones sexuales que pesan contra Woody desde hace un tiempo

por hola.com

"Soy una persona que siempre se ha mantenido su vida en privado y no estoy interesado en despertar la atención pública. Pero dados los increíblemente falsos y engañosos ataques contra mi padre, Woody Allen, creo que no puedo quedarme en silencio conforme él sigue condenado por un crimen que no ha cometido". Las primeras palabras de Moses Farrow, hijo adoptivo del director de cine y de Mia Farrow, no dejan lugar a dudas sobre su intención a la hora de compartir una extensa carta que acaba de ver la luz en su blog personal con el título Un hijo habla.

Woody Allen envía un comunicado y se defiende de las acusaciones de abuso de su hija Dylan

VER GALERÍA

El objetivo de Moses es, en primer lugar, restablecer el honor perdido de su progenitor y, según él, destapar la verdadera cara de Mia Farrow, tal y como él mismo relata a lo largo del texto. "Mi madre nos había advertido a todos de que no lo perdiéramos de vista. Estaba comprensiblemente furiosa: siete meses antes había descubierto que mantenía una relación con mi hermana Soon-Yi, de 21 años. Durante meses, nos metió en la cabeza un mantra, que Woody era malvado, un monstruo, el diablo", comenta Moses, quien afirma que, en realidad, él nunca vio nada que indicara "un comportamiento inapropiado" por parte del cineasta. 

Además de defender públicamente al director de éxitos como Blue Jasmine o La rosa púrpura del Cairo, Moses ha querido dejar claro que la realidad que se vivía dentro de esa casa poblada de niños biológicos y adoptivos era muy distinta a la imagen idílica que proyectaba Mia Farrow, a la que acusa directamente. "Me duele recordar escenas en las que presencié cómo mis hermanos, algunos ciegos o con otra discapacidad, eran arrastrados por un tramo de escaleras y arrojados a un dormitorio o a un armario", asegura con contundencia. "Para todos nosotros, la vida bajo el mismo techo que mi madre era imposible si no hacíamos exactamente lo que nos decía (...). Estaba claro que no toleraría que me saliera de la realidad que ella había diseñado. Fue una educación que me hizo ferozmente leal y obediente, así como extremadamente atemorizado", añade.

VER GALERÍA

Moses, quien relata unos cuantos episodios vividos durante su infancia, se muestra muy seguro al afirmar que su hermana Dylan Farrow  mintió cuando reveló los supuestos abusos sexuales a los que le habría sometido Woody Allen a principios de los años noventa, unas declaraciones que ratificó hace apenas unos meses. "Se sentó detrás de mí, en la entrada, y cuando estaba jugando con el tren abusó sexualmente de mí... Como la niña de siete años que era, hubiera dicho que tocó mis partes privadas, y eso fue lo que dije", comentó en su momento. El pasado mes de enero, ya con 32 años, concedió una entrevista a la cadena CBS en la que reiteró la acusación al cineasta y aseguró que decía la verdad. "Creo que es importante que la gente se dé cuenta de que una víctima y un acusador importan y son suficientes para cambiar las cosas", reconoció entonces.

Dylan Farrow, en su entrevista más difícil y sincera: 'Soy creíble y estoy diciendo la verdad sobre mi padre'

Natalie Portman y otras importantes actrices apoyan a Dylan en su acusación contra el director de cine

Al final de su carta, Moses se dirige directamente a su madre y a su hermana con unos mensajes claros y contundentes. "Como tú, creo en el poder de hablar (...). Te deseo paz y sabiduría para entender que dedicar tu vida a ayudar a nuestra madre a destruir la reputación de nuestro padre no cerrará tu herida", afirma en clara referencia a Dylan. Por lo que se refiere a Mia, le reprocha directamente que la escuchó durante años, manteniendo "tu verdad por encima de todas las demás. Aquí estamos 26 años después. Supongo que tu próximo paso será lanzar una campaña para desacreditarme por hablar. ES una carga que estoy dispuesto a soportar. Después de todo este tiempo, ya es suficiente. Tu y yo sabemos la verdad. Y es hora de poner fin a esta deuda".

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie