Redescubre la alcachofa, la verdura estrella de esta temporada

Dieta

Redescubre la alcachofa, la verdura estrella de esta temporada

Vitaminas, potasio, calcio y magnesio, no puede ser más rica en nutrientes y minerales, además tiene muy pocas calorías.

por Laura Bech

Es la época de las comidas sustanciosas que nos ayudan a sobrellevar las noches frías de invierno. Las alcachofas están en plena temporada, presentan una variedad muy amplia de posibilidades de ser preparadas y lo mejor de todo es que puedes comerlas sin romper la dieta. 

Es una verdura que contiene vitamina B1, A, C y K, una cantidad abundante de potasio, muy importante para la actividad muscular y para regular y equilibrar el líquido de las células. Tiene una alta dosis de fibra, de magnesio, calcio y fósforo. Como sabes, en los productos vegetales el calcio tiene una aprovechamiento inferior al calcio proveniente de productos animales, pero no por esto son menos importantes.

Hazle caso a los consejos de tu madre

Los remedios caseros o las recetas familiares para aliviar síntomas suelen tener una base certera. Un poco de licor de alcachofa para mejorar la digestión o unas alcachofas con unas gotas de aceite para la retención de líquidos son recomendaciones que todas hemos escuchado decir a nuestra madre en algún momento. La alcachofa protege al hígado estimulando una correcta digestión. En casos de enfermedades hepáticas la cinarina, su principal compuesto, favorece la digestión y ayuda a mejorar el tránsito intestinal. 

La cantidad de potasio que contiene la convierte en uno de los alimentos más diuréticos del mercado. Si la quieres incluir en una dieta baja en calorías, además de ayudar al organismo disminuyendo la retención de líquidos, favorece la digestión. Es un producto muy habitual en las dietas para perder peso, 100 gr de alcachofa contienen apenas 47 calorías. 

VER GALERÍA

Leer más: Operación ‘detox’: el brócoli, pura ración de salud en el plato

Es buena para la piel y es, además, anticancerígena

Al colaborar con el organismo en el drenaje de las grasas recupera las pieles con dermatitis, acné o irritaciones. Actúa como un método natural contra la retención de líquidos, mejorando notablemente el aspecto de  la piel con celulitis. La cantidad de ácidos cafeicos, pantoteicos y  flavonoides que contiene esta verdura contribuyen a prevenir procesos cancerosos, sobre todo el de mama y el de colón. 

La manera más saludable de consumirlas es crudas, cocidas al horno, hervidas o al vapor. Si eliges la primera opción el aprovechamiento de sus propiedades será mucho mayor. Si te animas a cocinarlas, aquí te dejamos mil y una recetas con alcachofas.

Leer más: Té matcha: ¿por qué está considerado un 'superalimento'?

Aprovecha la temporada de alcachofa para hacer conservas o congelarlas

Si te gusta cocinar y tener la alacena llena de conservas y dulces caseros, puedes aprovechar hasta finales de marzo para prepararlas en conservas y dejarlas listas para el otoño. 

Preparadas de este modo, las alcachofas pueden mantener sus propiedades durante un año y medio. Es uno de los vegetales más saludables que podemos incluir en nuestra dieta. Si prefieres congelarlas, su poder antioxidante se mantiene entre ocho y dieciocho meses. 

Si estás embarazada o en período de lactancia, esta verdura de sabor particular tiene aún más beneficios para ti. Si las consumes congeladas contienen ácido fólico y vitamina B9. Si preparas estas verduras hervidas, aprovecha el agua de la cocción para beberla como caldo y aprovechar todos sus beneficios. 

Leer más: ¿Por qué todo el mundo habla de los fitonutrientes?

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie