dientes-navidad

7 hábitos dentales que pueden accidentar la Navidad (y parecen inofensivos)

Algunas prácticas, aparentemente, normales, pueden causar un grave daño a nuestros dientes y arruinarnos una 'feliz Navidad'

por hola.com

Para que estas navidades no te lleves ningún disgusto y puedas disfrutar de ellas con la mejor sonrisa, toma nota de estos consejos. Evitarás 'accidentes' dentales comunes y, además, mejorarás tu salud bucodental

Cuidado con los alimentos duros si llevas brackets

Es uno de los accidentes más habituales durante estas fechas. Aunque tengamos mucho cuidado, es habitual que, al masticar ciertos alimentos, se produzca algún problema en los brackets, tanto si son metálicos como los de zafiro o los linguales. Tenemos que tener especial cuidado con los dulces como los mazapanes, el turrón blando o los careamelos, típicos de esta época. En este sentido, la doctora Patricia Bratos, de la clínica dental Ferrus & Bratos y especialista en ortodoncia, nos ofrece unos consejos para evitar que se produzcan incidentes:

  • Al tratarse de alimentos pegajosos, es posible que queden incrustados entre los brackets, por lo que es muy recomendable que lleves contigo un cepillo interproximal para no sentir incomodidad en tus reuniones sociales.
  • Si has optado por un tratamiento con alineadores invisibles sabrás que no tienes ningún tipo de restricción en cuanto a la comida, ya que se trata de un aparato removible. Aun así, ten en cuenta que debes guardar siempre las férulas en su funda, pues no es de extrañar que, sin darte cuenta, las guardes en una servilleta y las tires a la basura.

- Relacionado: ¿Cómo cuidar los dientes en Navidad si llevas brackets?

Nunca olvides tu kit dental

Es ilógico pensar que, si vas a reunirte con tus compañeros del trabajo en la comida de Navidad, vas a disponer de los mismos utensilios de limpieza que en casa. Aun así, es posible reducir el efecto de las bacterias en la boca mediante unos sencillos trucos que puedes realizar en cualquier sitio. Por ejemplo, al terminar de comer masca chicles con xilitol para prevenir la aparición de caries dentales.

“Se trata de un edulcorante del que no conviene abusar, pero cuenta con propiedades antibacterianas que ayudarán a que no se acumulen restos de comida”, explica el doctor Jorge Ferrús, periodoncista de la misma clínica. “Sobre todo si tienes algún problema de encías como sangrado, inflamación o rojeces, resulta de mucha utilidad enjuagarte con un poco de agua para expulsar cualquier alimento que haya quedado en los recovecos de la boca", añade el experto.

3. Comenzar ciertos tratamientos en fechas especiales

Algunos tratatamientos deben ser abordados lo antes posible. Pero otros pueden esperar. Lo mejor que puedes hacer es consultar con tu odontólogo y realizar con él una buena planificación. Por ejemplo, un blanqueamiento puede esperar. De hecho, es mejor que lo hagas un mes después de las fiestas, puesto que deberás evitar algunos alimentos que pueden teñir los dientes y que, durante las navidades, son muy comunes. Es el caso del vino, cafe y frutas y dulces que puedan colorear la dentadura. 

- Relacionado: Los 10 alimentos que más manchan tus dientes

4. Pero hay problemas que sí hay que corregir 

Así como hay tratamientos que no son nada urgentes, hay otros que no pueden esperar. “En caso de que necesites algún empaste o reconstrucción dental, si has sufrido la fractura en alguna de tus piezas, te aconsejamos que acudas cuanto antes a tu clínica dental para solucionarlo”, aconseja la doctora Bratos. De lo contrario, te podrías exponer a acudir con urgente a una clínica dental. 

Y si tienes que hacerle una visita a tu odontólogo, aprovecha y hazte una higiene dental. No olvides que, aunque tu boca esté sana, es aconsejable que te realices una profilaxis una vez al año. Nuestro equipo de higienistas se asegurará de que tu boca queda libre de placa y sarro, además de eliminar las pequeñas manchas que aparecen en los dientes por la ingesta de ciertos alimentos.

- Relacionado: Blanqueamiento dental: cuándo y cómo lograr el mejor resultado

5. Morder 'haciendo palanca'

Las carillas dentales tienen una alta durabilidad y resistencia, sobre todo las que son de porcelana, aunque esta característica no nos exime de tener cuidado con ellas.

La fractura o caída de una carilla supone una notable distorsión estética de la sonrisa, así que los doctores especializados en estética dental de Ferrus & Bratos insisten en la importancia de cuidarlas y evitar morder ciertos alimentos 'haciendo palanca', como el turrón duro. ¿Cómo? Al estar tan duro, coges por un extremo el turrrón, lo sujetas con los dientes y haces palanca para, finalmente, partirlo. 

- Relacionado: Blanqueamientos y carillas: la solución para lucir unos dientes

6. Utilizar los dientes como herramientas

Aunque este hábito dental debe evitarse durante todo el año, en Navidad puede ser especialmente frecuente morder las pinzas o partes duras del marisco con los dientes. Esta práctica conlleva un riesgo de rotura, así que es mejor emplear un cascanueces.

“Lo mismo sucede con las botellas o la cinta adhesiva: es preferible utilizar una herramienta adecuada, como puede ser un abridor o unas tijeras”, asegura el doctor Ferrús.

7. Olvidarte de que el Roscón de Reyes viene con sorpresa

Y para despedir la Navidad, no hay nada más apetecible que compartir en familia el famoso Roscón de Reyes. Ya sabemos que un dulce no amarga a nadie, pero recuerda que la sorpresa de este postre está oculta y que no es nada agradable morderla por error.Sobre todo, es importante tener precaución con los más pequeños de la casa, pues pueden atragantarse.

- Relacionado: Atragantamiento y otros accidentes domésticos en Navidad

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie