adopcion-mascota

Día Mundial del Perro Adoptado

¿Estás preparada para adoptar una mascota?

Adoptar una mascota es un gran paso y una decisión que provocará cambios en nuestra vida. A pesar de que es un gran gesto de amor hacia los animales, antes de hacerlo hay que saber si se está preparado

por hola.com

Adoptar una mascota, perro o gato, es una de las decisiones más generosas que tomarás a lo largo de tu vida. Además de darle la oportunidad al animal que adoptas, dejas un hueco para que sea ocupado para otro animal abandonado.

Y es que cada año millones de mascotas en todo el mundo son abandonadas. Entre los motivos están la falta de tiempo, exceso de trabajo, que el cachorro -a veces, regalo de Navidad- ha crecido y ya no es tan adorable como de pequeño, destrozos en casa, problemas de agresividad, adaptación –porque no hemos sabido cómo educarles- o no saber qué hacer con ellos en vacaciones. Otro de los motivos de abandono son las camadas no deseadas, recuerda Héctor Gómez, veterinario y fundador de AniCura Abros Hospital Veterinario.

Por ello, los expertos insisten: antes de llevarte un perro o gato a casa, asegúrate de que estás preparada y dispuesta a asumir tanto los momentos maravillosos que te va a deparar la convivencia con un animal de compañía, como los gastos y cambios en las costumbres que tendrás que aceptar. Aunque te lo adelantamos ¡estos peludos compensan con creces cualquier sacrificio!

- Relacionado: ¿Qué hacer si me encuentro un animal abandonado?

¿Cómo saber si estoy preparada para adoptar un perro?

Héctor Gómez nos ofrece una serie de recomendaciones para tener en cuenta a la hora de adoptar un animal, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Perro Adoptado, que se celebra hoy 23 de septiembre:

  • Analiza tu situación y tus hábitos de vida: no es lo mismo vivir en un piso pequeño, donde puedas sacar a pasear al perro, que vivir en una casa con parcela, donde nuestra mascota pueda estar prácticamente todo el día en el exterior. Asimismo, debes tener en cuenta tu situación económica, así como las horas que pasas fuera de casa y si vas a cuidar tú sola del animal o lo puedes compartir con otros miembros de la familia.   
  • Ten en cuenta la edad del animal: la mejor edad para adoptar es cuando se produce el desapego de su manada, alrededor entre los 2 o los 4 meses, ya que su capacidad de adaptación y nuestra influencia sobre el animal en su educación son mayores. Pero la realidad es que hay muchos animales adultos necesitados de una adopción, con los que vamos a necesitar poner más de nuestra parte para conseguir que se integren en nuestra familia. En este sentido, déjate asesorar por los expertos de la protectora. Además, adoptar un perro mayor también tiene ventajas.
  • No te dejes llevar por la impulsividad: una mascota es un ser vivo y la adopción debe ser una decisión razonada y consensuada, y no por un impulso como, por ejemplo, un regalo de Navidad. Debemos estar preparados para los problemas que puedan ocasionar y disponer del tiempo necesario para dedicarnos a ellas.
  • Sé un adoptante responsable: debemos cuidar de nuestra mascota y mantenerlo esterilizado, vacunado, desparasitado y realizar las revisiones veterinarias pertinentes, así como obedecer las leyes comunitarias o las licencias necesarias e implantarles los chips de identificación del animal.
  • Sigue los consejos de un profesional: antes de plantearse adoptar una mascota debemos asesorarnos con un profesional veterinario para que nos aconseje qué animal es el ideal según nuestra forma de vida.

- Relacionado Darwen, Haru y Pipa: de perros abandonados a terapeutas

No te la juegues, esteriliza

“La esterilización es algo que debemos tener muy en cuenta si tenemos una mascota, ya que puede evitar problemas médicos al animal”, afirma Héctor Gómez. De hecho, se aconseja puesto que se evitan enfermedades, se aumenta la esperanza de vida de los animales, y ayuda a controlar las camadas no deseadas y el abandono.  

Con la esterilización podremos evitar problemas en el aparato genitourinario como, por ejemplo, las infecciones. En el caso de las hembras, podremos evitar tumores de mama o de ovario, reduciéndose estos últimos al 0%, y en machos evitaremos problemas de próstata, así como problemas de agresividad y de escapismo en época de celo. “La esterilización debe hacerse tanto en machos como en hembras”, aconseja Gómez.

El problema es grave en los animales abandonados, ya que es imposible controlarlos y, hoy por hoy, no hay manera de atajarlo. “El tema de los gatos es muy serio. Hay muchos gatos salvajes y año tras año hay más”, asevera Héctor Gómez. Según este especialista, “gracias a algunas iniciativas privadas y públicas se están controlando algunas camadas, pero es imprescindible la involucración de muchas más instituciones públicas para atajar el problema”, concluye el veterinario.

- Relacionado: Por qué adoptar un perro sin raza

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie