COCINA  /  RECETAS
'Quiche' de queso azul con brócoli, pera y nueces
 / 
clock 45min | easyFácil

'Quiche' de queso azul con brócoli, pera y nueces

6 PORCIONES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Esta receta le da una vuelta de tuerca a las tradicionales tartas saldas de verduras, mezclando el sabor intenso de un queso azul con el suave y dulce de una pera en rodajas, además de incluir unos cuantos ramilletes de brócoli y un puñado de nueces. Si quieres, puedes añadirle aún más queso, espolvoreando por encima cualquier queso rallado para gratinar o, incluso, en polvo.

  • 1 rama de Brócoli bien grande
  • 1 unidad de Pera
  • 80 g de Queso azul
  • 3 ud de Huevos
  • 100 ml de Nata para cocinar
  • 1 puñado de Nueces
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada
  • 1 lámina de Masa de hojaldre
  1. 1.

    Precalentamos el horno a 200 ºC.

  2. 2.

    Lavamos bien nuestro brócoli y le retiramos el tallo, cortando los ramilletes en pequeñas porciones. Lo cocemos en una cacerola con agua, contando aproximadamente unos 10 minutos desde que el agua empiece a hervir.

  3. 3.

    Escurrimos bien y le damos un golpe de agua fría. Reservamos.

  4. 4.

    Lavamos y pelamos en rodajas muy finas nuestra pera. Desmenuzamos el queso azul.

  5. 5.

    Engrasamos un molde apto para horno con un poco de aceite y extendemos nuestra masa quebrada o de hojaldre, la que prefiramos en este caso. Metemos en el horno, por arriba y por abajo (si tenemos función ventilador, mucho mejor) durante unos diez minutos.

  6. 6.

    Mientras, en un bol grande, batimos los huevos, añadimos la nata para cocinar, salpimentamos y, por último, agregamos el queso azul. Hay que intentar que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para que su integración sea más sencilla.

  7. 7.

    Colocamos los ramilletes de brócoli y las rodajas de pera por toda la masa y, a continuación, vamos cubriendo los huecos con nuestra mezcla anterior. Intentamos dejar las peras en la superficie.

  8. 8.

    Horneamos a 180 ºC durante 30-40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que el huevo ha cuajado al pinchar con un tenedor.