COCINA  /  RECETAS
Pizza con base de remolacha
 / 
clock 50min | easyFácil

Pizza con base de remolacha

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Son ligeras, saludables, de fácil digestión, divertidas, no tienen gluten… y además están ricas, son vistosas y están de moda. Así son las pizzas con base de verduras. En esta pizza con base de remolacha, este tubérculo sustituye la tradicional masa de pan. ¡Pruébala y verás cómo es sorprendente!

Para la base:
  • 2 ud de Remolacha
  • 1 Huevo
  • 60 g de Queso mozzarella rallado
  • 50 g de Queso parmesano rallado
  • Sal
  • Pimienta negra
Para la cobertura:
  • 150 g de Queso mozzarella rallado
  • 60 g de Brócoli
  • 1 puñado de Berros
  • 1 puñado de Brotes verdes
  • Granada un puñado de granos
LA MASA:
  1. 1.

    Para hacer esta pizza con base de remolacha comenzaremos por cocer la remolacha. Lo hacemos sin pelar, en abundante agua, durante 30 minutos. De todas formas, el tiempo total de cocción dependerá del tamaño de la remolacha. Así que lo mejor es pincharla con un cuchillo a partir de la media hora. Cuando esté cocida, pero entera y su piel no ofrezca resistencia al cuchillo es que estará hecha.

  2. 2.

    Escurrir del agua de cocción y dejar templar, hasta que se pueda manipular sin peligro de quemarnos. En ese momento, la pelamos.

  3. 3.

    Trituramos la remolacha con ayuda de un robot de cocina o la rallamos y la colocamos sobre un colador amplio para escurrir toda el agua que podamos.

  4. 4.

    La ponemos en un bol.

  5. 5.

    Añadimos la mozzarella rallada, el parmesano rallado, el huevo y mezclamos todo bien para obtener una masa bien mezclada y amalgamada. Ponemos a punto de sal y pimienta negra.

  6. 6.

    Extendemos sobre la bandeja del horno, cubierta con un papel vegetal, dándole forma redonda y un grosor al gusto… pero lo ideal es que sea finita.

  7. 7.

    Metemos la base de la pizza en el horno, que debe estar precalentado a 220°C durante 15 minutos.
LA PIZZA:
  1. 1.

    Cubrimos la base de nuestra pizza con queso mozzarella rallada sin llegar hasta los bordes.

  2. 2.

    Partimos arbolitos muy pequeñitos de brócoli y los extendemos sobre la pizza.

  3. 3.

    Volvemos a meter en el horno y horneamos durante 15 minutos más.

  4. 4.

    Sacamos la pizza del horno y añadimos unas hojitas de berros, unos brotes verdes al gusto y unos granos de granada.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Servimos nuestra pizza con base de remolacha inmediatamente, mientras está bien calentita, sin dejar que se pongan lacias las hojas verdes. ¡Riquísima!
ALTERNATIVA:
  1. 1.

    Por supuesto, la cobertura de la pizza se puede variar según nuestros gustos. Si os gustan los sabores más tradicionales para la pizza, se puede poner una cobertura de cebolla, champiñón, pimientos verdes y rojo y jamón de York. ¡Haz tu propia combinación!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.