Manolo Santana despeja los rumores sobre su salud con una comida junto a otra leyenda del tenis

Almorzó, en Marbella, con su mujer, Claudia Rodríguez, y el célebre tenista Björn Borg

Manolo Santana

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Durante los últimos meses, las noticias sobre la salud de Manolo Santana han sido confusas. La leyenda del tenis tiene ochenta y dos años y, como es natural a su edad, no dispone de la misma energía que en su época dorada en las pistas. Esto, sumado a algunos rumores continuos, ha hecho saltar las alarmas en más de una ocasión. En cambio, hace unos días, Manolo reapareció para acallar estas confusas informaciones. Lo hizo en el hotel Puente Romano, de Marbella (Málaga), junto a otro icónico jugador de tenis, el sueco Björn Borg. Ambos participan en un nuevo campeonato, llamado AnyTech65 Andalucía Open, que ha tenido lugar en las instalaciones de este hotel. Entre partido y partido, ambos tuvieron tiempo de celebrar un almuerzo en compañía y compartir recuerdos de su glorioso pasado. Juntos suman 15 títulos de Grand Slam. Además del tenis, Santana sigue disfrutando de otra de sus pasiones, la gastronomía.

MANOLO SANTANA HO4003©MADPHOTO
Manolo Santana, junto a su mujer, Claudia Rodríguez, y el célebre tenista Björn Borg, durante el almuerzo celebrado, hace unos días, en el hotel Puente Romano, de Marbella (Málaga). Ambos jugadores presidían la celebración de un torneo.

En febrero de 2018, pasó varios días en un hospital del centro de Marbella (Málaga) para ser intervenido de una hernia inguinal. Lo primero que hizo nada más salir fue ir al chiringuito de un amigo a comer atún, una de sus comidas favoritas. Mientras él se deja ver de nuevo en público, su exmujer, Mila Ximénez, continúa su batalla contra el cáncer. Tras ingresar en un centro de Madrid, la televisiva fue trasladada a su residencia, donde prosigue con su lucha. Mila ha recibido recientemente la visita de su hija, Alba, fruto de su relación con Santana, quien, junto a otros miembros de su familia, se ha convertido en un apoyo indispensable. La joven vive fuera de España, desde donde sigue, con preocupación, a veces, las noticias que se publican sobre la salud de sus padres.


Fotos: MADPHOTO

Más sobre