Natalia-gtres

¡Cambio de vida radical! Natalia Sánchez habla por primera vez de la pequeña Lía

La actriz, que se ha incorporado a nuevos proyectos, presume de familia y confiesa estar en su mejor momento

por Enrique J. Suero

Natalia Sánchez ya está preparada para volver a la rutina, pero esta vez con su mejor compañía, la pequeña Lía. La actriz se convirtió en madre por primera vez hace tan solo 4 meses y está encantada con la experiencia que está viviendo junto a su pareja, Marc Clotet. Sin embargo, poco a poco Natalia está retomando sus proyectos profesionales que, ahora, no son otros que los que pueda compaginar con su prioridad, su hija. La vida de la pareja ha dado un giro de 180 grados, sus objetivos han cambiado y se encuentran en su mejor momento después de superar con creces toda una "prueba de fuego" que, según confiesa la propia artista, es el mayor compromiso que puede existir entre dos personas que se quieren. 

VER GALERÍA

¿Cómo te ha cambiado la vida desde que eres madre?

Me ha cambiado la vida radicalmente, cien por cien mi prioridad ahora mismo es Lía y lo tengo clarísimo, vamos. Se te ordenan las cosas solas, sin pensarlo. El trabajo también me mantiene activa, tengo la suerte de que estamos hoy con una marca que me ha permitido traer a la niña, es una suerte que te dejen trabajar con tu peque, no todo el mundo puede y así con facilidades todo es mejor.

¿Piensas mucho en tu hija a la hora de aceptar trabajos?

Muchísimo. Me han cambiado las prioridades, de teatro me encantaban dos proyectos, pero no era el momento ahora mismo, una gira requiere mucho tiempo, me entrego muchísimo cuando trabajo y sé que no iba a poder. La lactancia es muy sacrificada, puedes hacer otros trabajos. Poco a poco estoy introduciéndole el biberón de leche materna, poco a poco para poder distanciarme porque de momento no me separo más de cincuenta metros, pero bueno poco a poco... Y sí que me afecta a la hora de decidir trabajos.

¿Te ha sorprendido Marc como padre?

Me ha sorprendido, pero no porque no me esperara que fuera a ser un padrazo sino porque ha superado con creces las expectativas. Lo es de verdad. es una persona muy entregada, se involucra siempre en todo, nunca escurre el bulto que hoy en día es algo difícil de encontrar, por lo que comento con mis amigas por lo menos. La queja habitual es que te gustaría más implicación por tu pareja, pero yo nunca la he tenido, de hecho, soy la que le pide que me deje un poquito. Es un gusto, la verdad, es increíble.

VER GALERÍA

¿Cómo fue el momento del embarazo? ¿Cómo lo vivisteis?

Pues mira fue el mejor momento de toda mi vida, cuando nació, se mezclaron muchas cosas, por ser prematura tenía un poco de miedo porque hay más riesgos, no estábamos preparados, sin clase de preparto ni nada. Yo les decía a las enfermeras que me ayudaran a saber lo que tenía que hacer, pero tuve un parto increíble con la Dra. Miró, para ponerla un altar a ella y su equipo. Respetan, tú marcas los tiempos… Marc estuvo súper presente, estábamos los dos y dice que es la experiencia de su vida. Tenemos videos de momentos después que no paro de ver. Fue lo mejor de mi vida.

¿Cómo para repetirla?

Bueno de momento no. Centrados en Lía que requiere mucho, cada etapa hay que disfrutarla y ahora me apetece disfrutar de ella sin pensar en más. No hay prisa para un segundo.

Pero ¿os gustaría tener más?

Nos lo planteamos, pero no lo sé. Iremos viendo como van las cosas, no hay prisa, es como estar acabando de comer y que te hablen de la cena, me apetece disfrutar ahora de mi hija y ver como vamos con el trabajo.

¿Quién decidió el nombre?

Pues entre los dos, fue algo que salió de pronto. Es el final de Natalia, pero nos dimos cuenta después. Preguntamos a todo el mundo, no sabes cuánta gente te cae mal hasta que piensas qué nombre poner a tu hijo (ríe)-. No sabíamos si era chico o chica… una aventura. Pero cuando salió Lía nos gustó a los dos. Y de pronto nos decidimos.

¿Te hacía ilusión que fuera niña?

Me daba igual, la verdad. Prometo que no me importaba. Que venga bien y ya está, no sabíamos ni si preguntarlo o no, pero bienvenida sea niña o niño.

VER GALERÍA

El nacimiento de Lía ¿crees que os ha unido más a Marc y a ti?

Mucho más. Es una prueba de fuego absoluta para la pareja. No dormir, el cansancio, la sensación de estrés, todo nuevo… yo había tenido un hermano hace poco asi que lo tenia cercano. Pero para Marc es todo nuevo y no todo es voluntad en la vida, hay veces que no sabes y eso te estresa, pero hemos sabido trabajar en nosotros mismos a nivel personal y sabemos que la pareja tiene eso, hay que cuidarla y trabajar mucho a ti mismo para que te aguanten y aguantarte tú mismo. Esta situación pone a prueba a todo el mundo. Prueba de fuego superadísima.

Es cierto que ahora tengo que pasar más tiempo con ella por el tema de darle el pecho y porque él ahora está en México, pero compartimos mucho tiempo todos juntos, él no para de llamar para verla por videollamada… muy bien todo, la verdad.

Lía es un motivo para dar un paso más en vuestra relación y formalizarla, ¿verdad?

Yo creo que para mi no hay mayor compromiso que un hijo. Ya solo cuando lo decides no estás compartiendo hipoteca, casa… algo que puedas cancelar, es algo de lo que no puedes retractarte, no hay mayor compromiso.

¿El bautizo será pronto?

No, de momento no la vamos a bautizar, que ella decida si quiere o no. Igual que los pendientes.

VER GALERÍA

¿A quién se parece?

Dicen que a Marc, lo que es una suerte, pero yo creo que es igual que yo. De carácter es muy despierta, como dice mi madre que era yo, pero no sé.

Y en la familia, ¿cómo ha sido la llegada de Lía?

En la familia encantados. Mi hermana también está embarazada y estoy súper emocionada. La hermana de Marc tuvo un bebe hace poco que nació un mes y medio después, es una pasada.

Loading the player...

La escapada de Natalia Sánchez y Marc Clotet con su hija

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie