principe-andres

El Príncipe Andrés da un paso más para pasar desapercibido

El hijo de la reina de Inglaterra, retirado de sus deberes reales después de que se cuestionara su vinculación el 'Caso Epstein', elimina su página web oficial

por S. Acosta

Fue el pasado 20 de noviembre cuando el príncipe Andrés anunció que se retiraba de la vida pública después de conceder una entrevista en televisión a BBC Two en la que habló públicamente de su relación con el  financiero Jeffrey Epstein. Ahora, cuando la detención de Ghislaine Maxwell ha dado un nuevo impulso al ‘Caso Epstein’ y la Justicia estadounidense sigue reclamando su colaboración, el hijo de la Reina de Inglaterra da un paso más en su propósito de ocupar un perfil bajo y elimina su página web oficial.

Hasta ahora la web del duque de York (thedukeofyork.org) se encargaba de recoger las funciones oficiales y las labores de mecenazgo que desepeñaba tanto el príncipe Andrés como sus hijas, las princesas Eugenia y Beatriz de York. Sin embargo, en las últimas horas esta web ha sido eliminada y directamente te redirige a la web matriz de la Casa Real británica (royal.uk). En esta última web, donde se informa sobre Isabel II, la Familia Real y todas las actividades relacionadas con ellos, el príncipe Andrés sí mantiene su página y en ella, sin cambios desde el pasado otoño, se puede ver el mensaje con el que se retiró de la vida pública en noviembre. El hijo de la Reina lamentó entonce su “asociación mal juzgada con Jeffrey Epstein” y dijo estar “dispuesto a colaborar con las autoridades en su investigación, si fuera necesario”.

Esta colaboración del Príncipe con la Justicia estadounidense está precisamente siendo muy cuestionada puesto que el departamento de Justicia de Estados Unidos advierte que  el príncipe Andrés se ha negado siempre a colaborar con los tribunales para esclarecer su participación. Sin embargo, la versión del duque de York y su equipo legal es distinta, ya que aseguran que  el Príncipe ha ofrecido su ayuda al departamento de Justicia hasta en tres ocasiones.

VER GALERÍA

Cuando el nombre del príncipe Andrés comenzó vincularse con el escándalo de Jeffrey Epstein, que apareció muerto en su celda de Nueva York el pasado agosto cuando esperaba a ser juzgado por delitos de tráfico sexual, este negó cualquier implicación y continúo con sus labores dentro de la Casa Real. Sin embargo, la presión en torno a su figura crecía y el hijo de la Reina consideró oportuno conceder una entrevista sin censuras a la televisión británica para aclarar su relación con el financiero estadounidense. La entrevista que le hizo Emily Maitlis para un programa especial de Newsnight no le ayudó demasiado y días más tarde Daily Mail ofreció material que contradecía en algunos puntos las coartadas o explicaciones que había ofrecido el duque de York en la citada entrevista. Finalmente, el príncipe Andrés se vio obligado a retirarse de la vida pública.

Cuando parecía que la desaparición de Ghislaine Maxwell –socialité británica, mano derecha de Jeffrey Epstein y a quien las víctimas le atribuyen el rol de reclutadora-  dejaba el tema en “stand by”, el FBI la detuvo en relación con los delitos del multimillonario y muy bien relacionado Epstein. Esta misma semana el juez le ha denegado la libertad bajo y fianza y ha fijado el juicio para dentro de un año. Lo que todos se preguntan ahora es si Ghislaine Maxwell –que según las víctimas tiene todas las respuestas - destapará la caja de los truenos o guardará los secretos que Epstein se llevó a la tumba.

Haz click para ver ‘El príncipe Andrés, en el punto de mira’, un programa especial en el que la figura del príncipe Andrés y su relación de amistad con el multimillonario Jeffrey Epstein, condenado por abuso de menores, y fallecido en extrañas circunstancias en una cárcel de Nueva York. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie