Los Reyes y sus hijas en Mallorca

Los niños de la escolanía 'Blauets de Lluc' cantan a los Reyes

Don Felipe, doña Letizia y sus hijas han recorrido el municipio de Escorca, en la Sierra de Tramontana donde han visitado el santuario más importante de la isla

por Raquel Barahona

Los Reyes de España se encuentran en Mallorca para pasar su estancia tradicional de todos los veranos. Esta semana está marcada por una agenda llena de compromisos en la isla en la que, además, don Felipe está participando, como es habitual, en las regatas de la Copa del Rey MAPFRE de Vela patroneando el Aifos 500. Este miércoles se ha llevado a cabo una de las visitas más simbólicas de la familia ya que es la primera ocasión que visitan el lugar más emblemático de la tradición mallorquina: la basílica de Nuestra Señora del Lluc. Durante su recorrido por la Sierra de Tramontana, reconocida como patrimonio de la humanidad, han realizado una parada en el santuario para saludar a los religiosos que viven en el lugar, disfrutar de la arquitectura del siglo XIII, al cual se remonta su origen, y deleitarse con el cántico de uno de los coros más antiguos de Europa.

VER GALERÍA

- Buen resultado para el 'Aifos 500' de don Felipe en la primera jornada de la Copa del Rey MAPFRE de Vela

En la basílica, los Reyes junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía, han disfrutado de un homenaje excepcional que, hasta la fecha, no habían podido presenciar a pesar de sus tradicionales viajes a Mallorca cada verano. La escolanía de Blauets de Lluc, formada por 35 niños, han cantado a don Felipe, doña Letizia y sus hijas en una situación insólita ya que lo han hecho llevando mascarillas FFP2 y en mitad de sus vacaciones, las cuales han tenido que interrumpir para acudir a esta cita tan especial. El prior de la basílica ha explicado en Ya es mediodía que, tras conocer la visita que iban a realizar los Reyes, se puso en contacto con los padres de los niños para asegurar su presencia en una fecha tan marcada. Los participantes del coro se mostraron felices y sin inconveniente en hacer un parón a sus planes de verano para realizar uno de los cánticos más importantes de sus vidas. 

Los niños del coro de Blauets de Lluc han llegado unas horas antes de que los Reyes realicen su visita para prepararse, ensayar y asegurarse de que todo sale a la perfección. En el santuario del LLuc reside el coro de niños más antiguos de Europa. Los informes históricos demuestran la presencia de niños en 1285, quienes se dedicaban a acompañar a la colegiata de sacerdotes y cantar el Salve a la virgen a diario. La princesa de Asturias y la infanta Sofía han recibido unos mides como presente al final de su visita, tal y como informaba después el prior del santuario en Sálvame. Se trata de unas cintas de colores, características de la zona, y que tienen la medida exacta de la virgen de Lluc, la patrona de la isla de Mallorca.

VER GALERÍA

- La reina Letizia hace su primera aparición pública tras el fallecimiento de su abuela

La visita de este miércoles al municipio de Escorca tiene una connotación muy emotiva para los mallorquines ya que ha permitido a los Reyes involucrarse en las tradiciones más arraigadas de la isla. Tal y como explicaba el prior de la Basílica de Nuestra Señora del Lluc, don Felipe, doña Letizia y sus hijas acuden en familia, como peregrinos al santuario en el que se han puesto bajo el manto de la virgen que preside la sala principal y han escuchado uno de los cantos más emblemáticos de la zona. Además, el lugar guarda grandes recuerdos de la infancia de don Felipe ya que solía jugar, junto a sus hermanas de pequeños, en la plaza de la Basílica. Se trata también de la primera visita que han realizado en conjunto y del primer posado oficial desde que llegaron a Mallorca el pasado sábado. Este miércoles por la mañana, Felipe VI ha realizado el izado de la bandera conmemorativa del V centenario de la primera vuelta al mundo que ha tenido lugar en el Real Club Náutico de Palma.

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie