letizia

Durante su encuentro con el presidente de Alemania y su mujer

¡Dos kilos de perlas! Ahora sí, doña Letizia estrena otra ‘joya de pasar’

El collar de perlas rusas es una de las joyas más importantes de la casa y, en contra de lo que publicaron otros medios, la Reina no lo había lucido hasta ahora

por hola.com

Algunos creyeron ver en Oviedo hace tres años el collar de perlas rusas adornando el cuello de doña Letizia durante los Premios Princesa de Asturias pero no, no fue hasta este miércoles en el Palacio Real de Madrid cuando la Reina lució por primera vez en público ese collar durante su encuentro con el Presidente de Alemania y la Primera Dama. Dos kilos de perlas que pertenecen a las conocidas como "joyas de pasar", es decir, esas que en su testamento la reina Victoria Eugenia dijo que pasarían de Reina a Reina.

VER GALERÍA

Es una de las joyas más importantes de la casa, equiparable o incluso superior al collar de chatones por la exactitud, simetría y regularidad de sus perlas. Fue un regalo de Alfonso XII a María de las Mercedes y fue adquirido en San Petersburgo en 1877. Pesaba entonces 2,105 gramos y tenía 41 perlas, cuatro más de las que tiene ahora ya que la reina Victoria Eugenia prescindió de ellas. 

A diferencia del que la reina Letizia llevó en Oviedo, hecho con perlas del mismo tamaño, el collar de la reina Mercedes está hecho con perlas de distintos tamaños, algunas de ellas perfectamente redondas y situadas de forma que quedarían en el centro del collar. No han lucido así en esta ocasión, junto al Presidente de la República Federal de Alemania, Frank-Walter Steinmeier y su mujer, la juez y Primera Dama, Elke Büdenbender, ya que la doña Letizia lo ha llevado puesto a su manera. La mujer de Felipe VI se lo puso de lado de forma que el broche, hecho con un diamante de talla esmeralda, tomaba todo el protagonismo

VER GALERÍA

Hay que recordar que a diferencia de Holanda, Inglaterra, Dinamarca o Suecia, el estado español no dispone de un tesoro. No existen, por tanto, las llamadas joyas de la Corona –aunque algunas piezas como la corona y el cetro se guarden en el Palacio Real-, ya que todas ellas son propiedad privada de la Familia Real española. Estas piezas, de enorme valor económico e histórico, tienen como titular al Jefe de la Casa Real, por decisión de la abuela del rey Juan Carlos, que creía que si algo distingue en apariencia a una Reina es su corona.

VER GALERÍA

La reina Victoria Eugenia cumplió lo prometido y separó aquellas joyas calificadas para la dinastía como "las de pasar": "Las alhajas que recibí en usufructo del rey Don Alfonso XIII y de la misma Infanta Isabel (...) desearía, si es posible, que se adjudicasen a mi hijo don Juan, rogando a éste que las transmita a mi nieto don Juan Carlos. El resto de mis alhajas que se repartan entre mis dos hijas". Doña Sofía recibió estas piezas de las manos de su suegra, la Condesa de Barcelona, y después de haberlas lucido como Reina de España las pasó en el año 2014 a doña Letizia. Unas joyas legendarias que poco a poco la Reina ha ido sacando del cofre.

Con información de la obra de Fernando Rayón y José Luis Sampedro: «Las joyas de las reinas de España. La desconocida historia de las alhajas reales» (Planeta)

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie