Amal Clooney

Ni 'leggings' ni vaqueros, así es el pantalón de Amal Clooney que resuelve 8 horas de vuelo

Se los conoce como pantalones 'harem', son anchos, ceñidos al tobillo y han conseguido transformar los códigos del clásico look de aeropuerto

por María Calvo

La abogada Amal Clooney ha llegado a Canadá para participar junto a su suegro, el periodista Nick Clooney, en Luminato, un festival de arte y creatividad celebrado en Toronto. Aterrizar en el Aeropuerto Internacional Pearson con un look cómodo para pasar ocho horas de vuelo no tendría nada de especial si no fuera porque la mujer del actor, que en verano reside en el Lago di Como (Italia) junto a su familia, ha conseguido transformar los códigos estéticos para viajar. Normalmente, los leggings, vaqueros o las prendas de estilo athleisure son las favoritas de las que más saben de moda a la hora de coger un avión, sin embargo, ella ha construido con unos pantalones de estilo oriental un compensado look, tan relajado como sofisticado.

VER GALERÍA

La mujer del George Clooney hace inédito todo lo que viste gracias a un extraordinario sexto sentido para la moda. En este caso, los protagonistas tienen nombre propio: los pantalones harem, una prenda precursora de los pantalones de montar, con reminiscencias arabescas, cuyo patrón se rige por ser ancho por arriba, igual que los baggy, para estrecharse en los tobillos. Según se dice en las redes sociales, este diseño podría pertenecer a Isabel Marant, pero es un dato que aún está por confirmar. Harem, sarouel, bombachos, afganos, aladinos... su terminología es infinita y son muchas las combinaciones que admite. En el caso de Amal, una camiseta básica es suficiente para combinarla con unos mules negros de tacón midi y un bolso de piel.

VER GALERÍA

Con este corte, la abogada consigue renovar de una forma inesperada su característico fondo de armario de estilo lady, al igual que hizo doña Letizia con sus novedosos paper-bag. Una prenda de cintura alta, lazada y a medio camino entre los palazzo y los capri que consiguieron dar un giro al vestidor de la Reina el pasado mes de enero. El truco de ambas es salir de los convencionalismos que rigen sus looks y confiar en diseños con acabados de tendencia que huyen de los cortes lisos y minimalistas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie