Uñas

Remedios caseros para presumir de uñas perfectas

Pon en práctica estos sencillos trucos para conseguir una manicura bonita y cuidada

por Gtresonline

Uñas de gel, acrílicas, de porcelana, nail art... Las manos y, en especial, la manicura han pasado a ocupar un espacio privilegiado dentro de la rutina de belleza. Además de mantener las manos cuidadas y correctamente hidratadas, presumir de uñas perfectas se ha convertido en otro de los puntos básicos para las mujeres que cuidan hasta el más mínimo detalle de su imagen. Por eso mismo, inmersos en las deseadas vacaciones de Navidad, las uñas también merecen su protagonismo durante las numerosas fiestas a las que acudimos en estas fechas especiales. Sin embargo, para presumir de unas manos bonitas es necesario partir de unas uñas sanas y cuidadas que puedes conseguir siguiendo alguno de estos consejos.

Leer: Manicura perfecta hasta 10 días: así lo consiguen las expertas

Blanqueamiento

Después de aplicar algunos esmalte de color las uñas pueden acabar amarilleando. Para poner solución a este problema tan común, basta con sumergirlas en zumo de limón. Otro eficaz remedio para limpiarlas es realizar una pasta con bicarbonato, aceite de oliva y unas gotas de limón. Además, es recomendable utilizar siempre un esmalte protector antes de aplicar la laca de color para proteger las uñas.

Leer: La verdad sobre el poder 'detox' del limón, la fruta que las modelos toman cada mañana

Mima las cutículas

Las cutículas son las grandes olvidadas. Un gesto muy sencillo con el que cuidar esta zona es realizar un pequeño masaje sobre ellas cuando te apliques crema hidratante en las manos. Además, a la hora de realizar la manicura, hidrátalas con algún aceite para ablandarlas y poder moldearlas sin dañarte. Una vez hidratas, empújalas con un bastoncillo de algodón impregnado en aceite, haciendo pequeños círculos mientras las retiras poco a poco.

Leer: La noche en la que Meghan Markle rompió los códigos de la manicura 'royal

Hidratación

Las uñas también necesitan una buena dosis de hidratación para estar sanas y fuertes. El aceite de oliva es el mejor aliado para mantener las uñas sanas e hidratadas. Fortalece las uñas de forma natural, favorece su crecimiento, previene la aparición de 'grietas' y reduce las posibilidades de que sufran roturas y tengan mal aspecto. Basta con sumergir las uñas durante unos cinco minutos en un recipiente con un poco de aceite de oliva, masajeándolas con movimientos circulares para que absorban los nutrientes y conseguir un efecto más directo e inmediato.

Otro de los aceites naturales idóneos para fortalecer las uñas frágiles y quebradizas es el aceite de ricino por su elevado contenido en vitamina E. Aplica unas gotas de este líquido 'mágico' para conseguir unas uñas más fuertes.

Leer: Remedios caseros para lucir una melena digna de peluquería

¡No te olvides del 'top coat'!

Si quieres pintarte las uñas para presumir completamente de manicura, opta por esmaltes de buena calidad con algún tratamiento fortalecedor para evitar que aparezcan escamas. Además, para un acabado profesional, no olvides poner en práctica el último paso (y uno de los más importantes): aplicar un top coat que saque el máximo partido al color y proteja el esmalte.

Dales un respiro

La inmensa mayoría de mujeres optan por la acetona para retirar la laca. Sin embargo, estos productos debilitan la keratina de las uñas y las resecan. Opta por productos suaves especialmente indicados para este fin u opta por un tratamiento casero. Prepara una mezcla de vinagre blanco y zumo de limón, agregando en un recipiente la misma cantidad de ambos ingredientes. Aunque tarde más tiempo en retirar el esmalte que con los quitaesmaltes comunes, protegerás la salud de tus uñas. Por otro lado, intenta no pintarte las uñas más de una vez por semana y déjalas al natural para que respiren de vez en cuando.

Leer: Dua Lipa lanza un mensaje con su manicura más original

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie