Un menú de Navidad inolvidable para 6

Un menú de Navidad inolvidable para 6

Aunque las últimas noticias aseguran que se podrá ampliar un poco el número de personas que sientas a la mesa, no está de más que pensemos en días como el de Navidad, en el que las restricciones se mantienen en seis

Por

Cada día que pasa, nos acercamos más a las fechas más célebres de Navidad. Las últimas noticias aseguran que las medidas se flexibilizarán un poco, pero tan solo los días de Nochebuena y Nochevieja. ¿Qué pasa entonces con el día, por ejemplo, de Navidad? El 25 de diciembre sigue siendo un día familiar, para reunirse y disfrutar en torno a una mesa. El de Año Nuevo también y, con permiso del desayuno o merienda a base de roscón, también el próximo Día de Reyes.

Esa flexibilización de la que se habla parece haber dejado fuera estos tres momentos, además de muchos otros que nos sirven para el reencuentro. Por eso, hemos pensado en darte un menú para 6 personas, elegante e inolvidable, para que puedas tener tu reunión familiar sin estar pendiente de las restricciones. Ya sabes lo que dice, alguien previsor nos vale por dos.

Para ello, hemos preparado una mesa en la que los entrantes se ponen al centro, pues es fácil compartir con este número de personas, el primer plato y el segundo se aligeran, para no cargar demasiado, y se busca un postre sorprendente con un pequeño bocado dulce al final que nos permita alargar la sobremesa todo lo que quieras, pero siempre hasta el toque de queda.

Entrantes de Navidad

Para empezar, hemos pensado en proponerte tres entrantes diferentes, todos ellos saludables y perfectos para poner al centro. Las mesas con seis personas nos suelen dar acceso a casi todo el rango de su longitud, sin dificultades para alcanzar cada uno de los platos. El primero de ellos es un queso al horno, el segundo una tabla de hummus con crudités y el tercero, un paté de mejillones que puede acompañar perfectamente a esa tabla con verduras y panes. Ten en cuenta que, en los tres casos, el pan jugará un punto importante.

Paso a paso: Camembert al horno con higos y nueces

Hornear queso Camembert es siempre un acierto, pues suele ser un aperitivo que triunfa por sí solo, por el sabor y la cremosidad que nos confiere este queso y porque untado sobre unas tostadas de buen pan, con el toque dulce de alguna mermelada o fruta, es delicioso. En este caso, introducimos la pieza entera en el horno, utilizando su calor para tostar el pan al mismo tiempo y los higos, que son la combinación que nosotros hemos elegimos. Pero, si lo prefieres, puedes acompañarlo con una mermelada -desde membrillo hasta una de frutos rojos, por ejemplo- y, por supuesto, que no se te olviden los frutos secos.

VER RECETA

Paso a paso: tabla de hummus, crudités y frutos secos

Las mesas cada vez son un poco más informales, aunque la ocasión sea especial, y se busca un pequeño 'self-service' sin que tengas que levantarte de tu silla. Eso se consigue, entre otras cosas, con tablas repletas de pequeños bocados en los que cada comensal elige qué quiere probar cada vez. Con libertad. Además de la omnipresente tabla de quesos y embutidos, no está de más que pensemos en un aperitivo saludable y nutritivo, a base de verduras, legumbres y frutos secos, como es en este caso. Nosotros hemos elegido pimientos rojos, zanahorias y pepino; además de nueces. Pero puedes escoger apio, que suele ser un clásico para las crudités, incorporar higos u otro tipo de frutos secos.

VER RECETA

Paso a paso: paté de mejillones

El paté de mejillones es muy fácil de hacer. Tan solo necesitas mejillones en conserva de escabeche, un poco de atún, queso en crema y mayonesa. Para acompañarlo, lo mismo que hayas utilizado en los dos entrantes anteriores. De esta forma, te quedará todo bastante uniforme y, salvo el primero de ellos, todo lo demás puedes dejarlo preparado con antelación.

VER RECETA

Un primer plato ligero

Como primer plato, después de unos entrantes ligeros, hemos pensado en una elegante sopa de ajo con salmón ahumado. Este último es uno de los ingredientes estrella de la Navidad, sin duda.

Paso a paso: salmón ahumado en sopa de ajo

El salmón ahumado nos da el toque navideño que esta clásica receta necesita, una sopa de ajo coronada, precisamente, con láminas de este pescado. Un ejemplo de la enorme versatilidad que nos ofrece nuestra gastronomía y cómo puedes darle una vuelta a lo tradicional para una mesa de Navidad.

VER RECETA

Un plato principal diferente y emplatado

En Navidad, lo más tradicional pasa por servir una carne de ave -como puede ser una pularda, un capón o pavo relleno-, o una carne de cordero, cochinillo o cabrito. El pescado, sin embargo, queda relegado a un segundo plano por varios motivos: hace falta mucha más cantidad para llenar el estómago y es menos económico. Eso es porque no le has dado la vuelta a opciones de diario, como puede ser una lubina. Además, al ser tan solo seis comensales, con tres y un buen acompañamiento (tras el paso por los entrantes y el primer plato), tendrás suficiente.

Paso a paso: lubina braseada con crema de puerros e hinojo

La lubina es un pescado de mediano tamaño, muy sencillo de cocinar y económico que nos puede servir para crear platos elegantes, ligeros y deliciosos como este que te proponemos. Su guarnición bien podría ser un primero de cuchara; sin embargo, nos sirve la crema de puerro con hinojo, garbanzos y queso Grana Padano nos sirve aquí para crear una suave base y presentar nuestros lomos de lubina, dorados en una sartén y decorados con ramitas de hinojo y cebollino. Un plato muy nutritivo, que apenas contiene grasas y que, además, es muy digestivo, gracias a las propiedades del propio hinojo.

VER RECETA

Paso a paso: pularda rellena

Sin embargo, nos lo hemos pensado mejor y, si por cualquier razón, se acaba presentando alguien más a la mesa, puedes optar por una pularda rellena como la que te enseñamos a preparar en esta receta. Además, es un plato que puedes dejar hecho con antelación, despreocupándote el día de la cena.

VER RECETA

Un postre de Navidad y sorpresa final

Por último, no puede faltar un buen postre. Lo ideal en estos casos en los que nos sentamos a la mesa bastantes personas, es ofrecer un postre en formato individual. Sin embargo, de nuevo aprovechemos el límite para presentar una tarta al centro, original y deliciosa, que acompañar con, por ejemplo, un helado de vainilla. Además, por qué no, acompaña tu bandeja de turrones y dulces navideños con una opción casera, siempre clásica: unas trufas de chocolate.

Paso a paso: tarta de queso de kumquat sobre base especiada

Esta tarta de queso encuentra la sorpresa en el kumquat, un fruto del naranjo enano, también llamado naranjo chino, de tamaño pequeño y color anaranjado que se cultiva en Japón, China, Australia y Florida. Aunque, también puedes encontrarlo en España. La base especiada de galletas le da un toque personal y único.

VER RECETA

Paso a paso: trufas de chocolate y nueces

A veces, conseguir un postre que nos haga prescindir del horno, que sea rápido, sencillo y que se guarde cómodamente en el frigorífico antes de servir -esto es, poder dejarlo hecho con antelación- es nuestra salvación. Y esto lo conseguimos con una de las recetas más clásicas que tenemos: unas trufas de chocolate. Además, todos los ingredientes son naturales y saludables, pues no existen los azúcares añadidos entre sus ingredientes, salvo los propios de cada uno de ellos. El toque crujiente de las nueces le suma, sin duda, enteros.

VER RECETA