COCINA  /  RECETAS
Camembert al horno con nueces e higos
 / 
clock 30min | easyFácil

Camembert al horno con nueces e higos

6 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Hornear queso Camembert es siempre un acierto, pues suele ser un aperitivo que triunfa por sí solo, por el sabor y la cremosidad que nos confiere este queso y porque untado sobre unas tostadas de buen pan, con el toque dulce de alguna mermelada o fruta, es delicioso. En este caso, introducimos la pieza entera en el horno, utilizando su calor para tostar el pan al mismo tiempo y los higos, que son la combinación que nosotros hemos elegimos. Pero, si lo prefieres, puedes acompañarlo con una mermelada -desde membrillo hasta una de frutos rojos, por ejemplo- y, por supuesto, que no se te olviden los frutos secos.

  • 250 g de Queso Camembert
  • 2 ramitas de Romero
  • 0.5 unidad de Pan de 'ciabatta' cortado en rodajas finas
  • 2 cs de Aceite de oliva
  • 4 ud de Higos grandes cortados en cuartos
  • 79 g de Nueces de California cortadas a la mitad
  • 2 cs de Jarabe de arce
INFORMACIÓN NUTRICIONAL

Calorías

469cal

Hidratos

31.2g

Grasas

29.8g

Proteinas

17.3g

Grasas saturadas

8.6g

  1. 1.

    Precalentamos el horno a 190 ºC.

  2. 2.

    Colocamos el queso en un plato redondo de cerámica lo suficientemente grande como para que el queso nos quepa y quede algo holgado. Hacemos unas cuantas hendiduras en la parte superior y colocamos las pequeñas ramitas de romero.

  3. 3.

    Cepillamos las rebanadas de pan de 'ciabatta' con aceite de oliva y las colocamos en una bandeja de horno. Horneamos tanto el queso como el pan (con el queso en la repisa superior y el pan en la inferior) durante 15 minutos, hasta que el pan esté crujiente y dorado.

  4. 4.

    Quitamos el pan, lo dejamos reposar y cocinamos el queso durante otros 5 minutos.

  5. 5.

    Añadimos los higos y las nueces a la bandeja del queso Camembert y rociamos con el jarabe de arce.

  6. 6.

    Horneamos otros 5-8 minutos hasta que el queso se haya ablandado y los higos queden también blandos.

  7. 7.

    Colocamos en una bandeja de servir, esparcimos las hojas de romero y servimos con el pan tostado.