serendipity.intimates

¿Y si ya tuvieras en casa el anticelulítico que necesitas? Las frutas que te ayudan a borrarla en primavera

Antixiodantes, ricas en fibra y agua, con enzimas quemagrasas... ¿sabes cuáles son las mejores de la temporada para frenar la piel de naranja?

por Amaia León

Afecta a 9 de cada 10 mujeres y ahora que el sedentarismo casi absoluto se ha impuesto como forma de vida, posiblemente esté empeorando en la mayoría de ellas. La celulitis, esos hoyuelos marcados que suelen aparecen en muslos y glúteos por una distribución irregular de la grasa, es un problema que debe combatirse a través de la dieta, el ejercicio y los tratamientos, tanto en cabina como en casa, durante todo el año. Sin embargo, viene a ser por estas fechas primaverales, al cambiar los vaqueros y el pantalón largo por los vestidos cortos, cuando volvemos a reencontrarnos con ella... y a soñar con borrarla. Para lograr ese propósito, que los expertos reconocen como complicado pero no imposible (por ejemplo, el tratamiento de cellfina lo logra en una sola sesión), conocer qué alimentos son beneficiosos y cuáles no es muy útil, dado que la dieta juega un papel fundamental. Beber suficiente agua (y no estas bebidas prohibidas) o reducir la sal y el azúcar son algunos de los consejos más conocidos, pero también la fruta, que tanto apetece cuando empiezan a subir las temperatuas, puede ser una gran arma en tu plan anticelulitis. Te contamos cuáles deberías potenciar si tu objetivo es llegar al verano con las piernas más bonitas.

- Las mejores cremas corporales para llegar al verano con menos celulitis

Las frutas de temporada que te ayudan en tu plan anticelulitis

"Algunas frutas son un aliado estupendo para prevenir la celulitis", nos confirma Marta Barrero, farmacéutica, experta en dermocosmética y co-directora de The Secret Lab. Que sean diuréticas, aporten mucha fibra y pocas calorías, o tengan un alto contenido en antioxidantes son algunas de las características que debes buscar en la frutería para localizarlas.

- Piña: posiblemente sea la más famosa de las frutas con efecto anticelulítico. Como nos explicaba Inmaculada Canterla, farmacéutica especialista en dermocosmética, medicina antiedad y nutrición, y directora de Cosmeceutical Center, "su principio activo es la bromelaína que tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas que proporcionan a su vez una acción anticelulítica y antiedema en situaciones de retención de líquidos". Además, tiene un alto poder saciante ya que es rica en fibra y agua, con muy pocas calorías y grasa: apenas 25 kcal y 1 gramo de grasa por una rodaja mediana de 25 gramos.

- Fresas y frutos rojos: tal y como su color revela, son muy ricos en antioxidantes como la vitamina C. Marta García, directora del centro Marta García Estetica Antiaging de Oviedo, mencionaba el efecto anticelulítico entre las numerosas bondades para la belleza y la salud que tiene esta vitamina. La razón es que activa la formación de colágeno, esencial para una piel bonita, en el rostro pero también en todo el cuerpo. Por ello, las fresas y los frutos rojos podrían ser el mejor tentempié en tu operación 'adiós celulitis'.

- ¿Lista para la operación prebikini que nadie imaginaba?

- Melón y sandía: las dos grandes frutas del verano comparten, además de estar deliciosas, muy pocas calorías (alrededor de 30 kcal por 100 gramos) y un alto contenido en agua y fibra, con el consecuente efecto saciante y diurético. También son ricas en vitaminas A y C, antioxidantes ambas, y atenúan, aparte de la celulitis, otro de los principales problemas de la piel: el acné.

- Papaya: esta fruta tropical contiene papaína, una enzima con propiedades antiinflamatorias. "Las frutas ricas en propiedades antinflamatorias nos facilitarán la eliminación de líquidos y toxinas", afirmaba Patricia Ibáñez, nutricionista y responsable del área de nutrición de la Clínica Henao en Bilbao. Al contrario de lo que parece por su aspecto, no aporta mucha energía: unas 35 kcal por 100 gramos, poco más que el melón o la sandía.

- Pomelo, kiwi y naranja: también aportan vitamina C anticelulítica al organismo. Según nos cuenta Marta Barrero, tienen un alto poder saciante, aunque preferiblemente se deben tomar enteras y no en forma de zumo para no perder parte de la fibra y otros nutrientes. Por otro lado, aunque su contenido en azúcar no es alarmantemente elevado, ronda los 9 gramos por cada 100 de fruta, una cantidad más alta que la que tienen, por ejemplo, las fresas (menos de 5 gramos de azúcar por 100 de fresas). Por eso, es preferible tomar los cítricos y el kiwi antes de media tarde.

- Tonifica abdomen, glúteos y brazos en solo 30 minutos con el entrenador de las españolas más 'fit'

Comer fruta por la noche, ¿sí o no?

Y aquí llega una de las grandes leyendas de la alimentación: tomar fruta para cenar engorda. ¿Qué hay de cierto en esta afimación? ¿Puede la inofensiva fruta empeorar la celulitis si la tomamos a última hora del día? La farmaceútica Marta Barrero, co-directora de The Secret Lab y experta en dermocosmética, responde. "Aunque no hay evidencias científicas de que comer fruta por la noche provoque un aumento de peso o favorezca la acumulación de grasa, si queremos evitar la flacidez, la pérdida de la hidratación cutánea y, en definitiva, la aparición de celulitis, principalmente debemos evitar las fluctuaciones de azúcar de los alimentos que consumimos". Y las frutas más ricas en fructosa pueden provocar esos cambios de azúcar en el organismo, además de potenciar el apetito y llevarte a cenar (o recenar) más de la cuenta.

Marta Barero menciona los dátiles, la papaya o la chirimoya como algunas de esas frutas que no deberíamos tomar a última hora, y hace especial hincampié en el polémico plátano. "Es una fruta maravillosa que ayuda a mejorar la circulación y previene la retención de líquidos pero, a su vez, presenta un elevado índice glucémico. Es decir, libera de manera inmediata una gran cantidad de azúcar en la sangre, provocando que nuestro organismo libere a su vez la hormona insulina, que reduce la velocidad a la que el cuerpo quema grasa. Por tanto, se trata de una fruta que no debe faltar en nuestra dieta si queremos mantener la celulitis a raya, pero es preferible no consumirlo en exceso ni en momentos del día en los que se reduzca nuestro gasto calórico, como puede ser la noche".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie