El síndrome que padece Chris Rock que podría explicar su reacción a la bofetada de Will Smith

El comediante confesó en 2020 que padecía un trastorno de aprendizaje no verbal que le impide comprender bien determinadas acciones

Por Gtresonline

El increíble e inesperado incidente en plena gala de los Oscar con el bofetón de Will Smith a Chris Rock continúa en boca de todos y el oscarizado actor ya ha sufrido las primeras consecuencias. La Academia de Cine ha prohibido al actor asistir al evento cinematográfico más importante del mundo durante diez años y algunas plataformas han puesto en stand by sus proyectos con él. Además, a medida que transcurren los días, se van destapando más detalles de lo ocurrido. Uno de los que  más ha llamado la atención ha sido la templada reacción de Chris Rock, que no parecía ser consciente de la gravedad de lo sucedido hasta que Will Smith le gritó desde su sitio. Ahora, la hemeroteca ha arrojado algo de luz sobre ello.

VER GALERÍA

El bofetón de Will Smith a Chris Rock que avergonzó en la ceremonia de los Oscar

El comunicado de la Junta de Gobernadores, en el cual vetan al actor, agradecen que el humorista guardase la compostura tras el incidente, pero la explicación podría encontrarse en una particular condición psicológica del cómico, además de la templanza de su carácter. En 2020 Chris Rock contó en The Hollywood Reporter que padecía un trastorno de aprendizaje no verbal que le impide y le dificulta a la hora de comprender bien determinadas acciones. Además, esta alteración le provoca dificultades tanto a nivel visual, espacial e incluso a la hora de las relaciones sociales.

VER GALERÍA

Will Smith y Jada Pinkett, un matrimonio nada convencional que dura ya 25 años

Tras el golpe, Chris Rock siguió bromeando con lo ocurrido hasta que el actor le ordenó -ya desde su sitio- que no nombrase más a su mujer. Solo entonces fue cuando el humorista entendió lo que había sucedido. "Lo único que entiendo son las palabras", señalaba por aquel entonces al diario, en la entrevista que desvelaba su trastorno. "Por cierto, todas estas cosas son geniales para escribir chistes, pero no son geniales para las relaciones personales", añadía el humorista. "Siempre lo he asociado a ser famoso. Cada vez que alguien me respondía de forma negativa, pensaba: 'Da igual, están respondiendo a algo que tiene que ver con lo que creen que soy'. Ahora me doy cuenta de que era yo. En gran parte fui yo", contaba Chris Rock en su día, atribuyendo su actitud a la fama.

VER GALERÍA

Esto es lo que Jada Pinkett opina sobre el altercado de Will Smith (y puede que te sorprenda)

Antes de que le detectasen el trastorno, en un principio se pensaba que Chris Rock podría tener el Síndrome de Asperger, de hecho fue un amigo el que se lo comentó. Sin embargo, y tras realizarle multitud de pruebas, el diagnóstico era otro. El humorista nunca ha tenido ningún inconveniente a la hora de hablar de esta condición y siempre lo hahablado con mucha naturalidad en las entrevistas.