Lydia Lozano

'Toca la médula y es un poco complicado'

Lydia Lozano ingresa en el hospital, acompañada por su marido, para ser operada

Charly, que llevaba una pequeña maleta con sus pertenencias, ha estado junto a la colaboradora, que se ha confesado nerviosa

por M. J. Somoza

Lydia Lozano está un poco preocupada, como ella misma contó a sus compañeros y la audiencia de su programa. La colaboradora tiene que pasar por quirófano para corregir un problema cervical, intervención que debe realizarse de urgencia por lo que este mismo martes se la ha visto llegando al hospital. Acompañada por su marido Carlos García-San Miguel, al que cariñosamente llama Charly, ha entrado en la clínica con una carpeta que seguramente contendría algunos informes médicos. En la puerta ha vuelto a reiterar que está un poco nerviosa y que espera que todo salga muy bien, a pesar de la delicada zona de la que se trata.

Lydia Lozano explica muy nerviosa que tendrá que pasar por el quirófano de urgencia

Lydia Lozano se derrumba al hablar de cómo la pandemia le está afectando

VER GALERÍA

Loading the player...

“Toca la médula y es un poco complicado” explicó, asegurando que tiene por delante algunos días de ingreso, en los que además, debido a las restricciones con motivo de la pandemia, no podrá recibir visitas. Charly, que llevaba una pequeña maleta con sus pertenencias, se convertirá en su mejor apoyo, algo que reconoció la colaboradora televisiva. “No podía faltar. En lo bueno y en lo malo, en la salud y la enfermedad” aseguró convencida. Lydia Lozano y Charly García-San Miguel se casaron en 1990 y treinta años después su amor sigue intacto. La pareja, que siempre ha sido muy discreta, celebró en 2015 sus bodas de plata en una ceremonia balinesa que tuvo lugar en Madrid.

La espalda es su punto débil

“Tengo hormigueo", reveló la comunicadora de 60 años en el programa en el que colabora, Sálvame. “Lo primero que piensas es una postura en la cama, has dormido mal, pero al coger un libro para leer yo notaba que no sentía el libro" explicó. Esta sensación hizo que se asustara y fuera rápidamente al médico, que concluyó que tenía que ser operada lo antes posible. Contó que tiene afectadas las vértebras de la C4 a la C7 "por un aplastamiento en la médula", y no por una hernia.

VER GALERÍA

“Las cervicales, del accidente, las tengo fatal", compartió la colaboradora, que en los últimos años ha sufrido varias caídas en directo que han afectado especialmente su espalda. En 2019 sufrió una caída en directo mientras los colaboradores realizaban una carrera disfrazados de gusanos, la misma prueba que habían hecho el día anterior los concursantes de Gran Hermano VIP. Acabó en el hospital y explicó que había sufrido una distensión en el cuello y una contusión en la parrilla costal: "Me he llevado un susto enorme, la espalda es mi punto débil", dijo entonces. Cinco años antes se había caído durante una guerra de agua también en el programa, lo que le produjo una contusión en espalda y coxis. La rápida intervención médica evitó problemas mayores en aquella ocasión.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie