Lydia Lozano

Para corregir un problema cervical

Lydia Lozano explica muy nerviosa que tendrá que pasar por el quirófano de urgencia

La periodista ha admitido que en más de una ocasión que la espalda es 'su punto débil'

por hola.com

Lydia Lozano ha admitido en la tarde del lunes que está nerviosa, tiene que someterse a una intervención quirúrgica de urgencia y estar presente en el plató de Sálvame pese a su futuro ingreso es todo un reto para ella. "No voy a llorar, estoy superestresada, mañana me operan de las cervicales", ha contado la periodista poco después de comenzar el programa, cuando Carlota Corredera le ha interrogado al respecto por si el público la notaba diferente. La presentadora del espacio contaba a los espectadores que su compañera es muy aprensiva, por lo que estaría más sensible de lo normal, sin embargo la comunicadora de 60 años se encontraba sonriente y resiliente. 

¿Quién es el doble de Lydia Lozano y María Patiño?

VER GALERÍA

"Me da mucho miedo", ha admitido, comentando que no lo estaba pasando bien pese a su gesto positivo. "De momento tengo que estar dos días ahí. Cuando hablé con el médico me fue a explicar lo que tenía y le dije que no me explicara nada", ha dicho Lydia, cuyos nervios están haciendo que lo pase peor de lo normal. Después de dar a conocer cómo se siente, y ante las preguntas de sus compañeros, la periodista madrileña ha compartido que la operan de urgencia porque "desde hace un mes" tiene "las manos dormidas. "Tengo hormigueo", ha revelado, "lo primero que piensas es una postura en la cama, has dormido mal, pero al coger un libro para leer yo notaba que no sentía el libro". Esta sensación hizo que se asustara y buscara opinión médica rápidamente, llegndo a la conclusión de que tenía que ser operada lo antes posible.

Lydia Lozano protagoniza la entrevista más surrealista en plena sesión de peluquería

Lydia ha contado que son las vértebras de la C4 a la C7 "por un aplastamiento en la médula", y no por una hernia como se había especulado ya en el plató después de los comentarios de algunos de los colaboradores. "Porque las cervicales, del accidente, las tengo fatal", ha querido compartir la colaboradora, que en los últimos años ha sufrido varias caídas en directo que le han afectado especialmente en la espalda. José Antonio Canales ha explicado que él fue sometido a una intervención parecida, incluso en una zona similar, hace algunos años, y está totalmente recuperado, queriendo así tranquilizar a la comunicadora. Para el extorero, todo lo que se habla de este tipo de operaciones no hace más que agravar el miedo, pero "ya no es como era hace unos años", ha dicho. 

VER GALERÍA

En el plató se preocupaban especialmente por saber cuándo iba a poder volver a trabajar, ya que es una de las más queridas de Sálvame. Ella ha dejado claro que la recuperación será delicada, que no podrá coger pesos ni hacer esfuerzos, pero no sabe si será posible que pase tantas horas sentada como dura el programa, que comienza a las 16 horas y termina con el comienzo de los Informativos a las 21.05 horas. Sin embargo, ha afirmado estar dispuesta a pasearse por el plató de vez en cuando para poder retormar la rutina lo antes posible. Lydia ha querido olvidar durante la tarde lo que se le viene encima y Carlota Corredera le adelantaba que la mantendrían "entretenida" por todo lo que iban a emitir. 

Lydia Lozano cumplió 60 años el pasado mes de diciembre y tiene una salud de hierro a pesar de los problemas de espalda que ha tenido en los últimos tiempos. En 2019 sufrió una caída en directo mientras ella y el resto de colaboradores realizaban una carrera disfrazados de gusanos, la misma prueba que habían hecho el día anterior los concursantes de Gran Hermano VIP. Llegó a pasar por el hospital y explicó después que tenía una distensión en el cuello y una contusión en la parrilla costal: "Me he llevado un susto enorme, la espalda es mi punto débil", decía en el momento. Cinco años antes se cayó durante una guerra de agua entre presentadores y compañeros, lo que le produjo una contusión en espalda y coxis, pero la rápida intervención médica evitó problemas mayores.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie