copenhague-puerto-casas-colores

Copenhague 'low cost' o cómo un destino caro puede ser asequible

La que fuera la capital del país más feliz del mundo durante cuatro años consecutivos arranca sonrisas no precisamente por sus precios. Pero existen maneras de sumergirse en esta hermosa ciudad sin dejarse la cartera en el intento. 

by OLGA MOYA

La capital danesa es una ciudad hípster, feliz, hygge y cara. Era hípster antes de que el mundo hubiera acuñado esa palabra: su gusto por la alimentación ecológica, las bicicletas, el diseño y las barbas espesas no dejan duda al respecto. También es feliz, no en vano fue elegida durante cuatro años consecutivos como la capital del país más feliz del mundo según Naciones Unidas (del 2012 al 2016). Probablemente en ello tenga mucho que ver el hygge, ese estilo de vida relajado tan propio de los daneses que no tiene traducción a ningún otro idioma. Sería una pena no contagiarse de esa atmósfera tranquila y despreocupada por culpa de sus abultados precios. ¿Te echamos una mano?

CULTURA A COSTE 0: CICERONES Y MUSEOS

Si bien las pequeñas dimensiones de la capital de Dinamarca la convierten en el destino perfecto para callejear sin rumbo ni posibilidad de pérdida, es probable que queramos sumergirnos en la ciudad de la mano de un buen guía que nos ayude a desentrañar las leyendas e historias que se esconden tras cada recodo de la capital danesa. 

Así, los Free Walking Tours (copenhagenfreewalkingtours.dk) son una buena manera de situarnos en la ciudad. Existen dos rutas diferentes: la que recorre el centro, con paradas en los impresionantes palacios de Christiansborg y Amalienborg, así como en el pintoresco puerto de Nyhavn; y la que quiere descubrirnos el lado más alternativo de Copenhague, Christianshavn, en un recorrido a través de sus calles adoquinadas, pasando por preciosas iglesias y terminando en la puerta del pueblo libre de Christiania, uno de los lugares más surrealistas, psicodélicos y sorprendentes que podrás ver jamás. Ambas rutas arrancan en la plaza del Ayuntamiento cada día a las 11:00 y a las 15:00 respectivamente. Se trata de tours completamente gratuitos, aunque el guía agradecerá una propina a su término.  

Por otro lado, aunque en Copenhague los museos no son gratis, la mayoría de ellos suelen contemplar la entrada gratuita los miércoles. Sin embargo, el Museo de Copenhague (cphmuseum.kk.dk) lo es los viernes de 10:00 a 17:00 y muestra la evolución de la ciudad desde su pasado a nuestros días. Estará cerrado hasta la primavera de 2018 por reformas ya que traslada su sede.

COMER A BUEN PRECIO EN LA CIUDAD DEL NOMA

Copenhague se ha convertido en los últimos tiempos en todo un referente gastronómico a nivel mundial gracias, en parte, al archiconocido Noma, que tiene previsto reabrir sus puertas en febrero. Pero si estás leyendo este artículo probablemente no tengas previsto tal desembolso de dinero. No desesperes, que, aunque estamos ante una ciudad en la que comer no es precisamente barato, existen opciones que se adecúan a los bolsillos menos predispuestos a aflojar la mosca. 

El smørrebrød es, con tota seguridad, el plato más tradicional de la cocina danesa. Se trata de una especie de sándwich abierto a base de rebanadas de pan de centeno untadas con mantequilla y acompañadas con diferentes ingredientes a elección del comensal, desde pescado ahumado o frito hasta quesos, carne, huevos o verduras, todo ello aderezado con diferentes salsas. En la ciudad encontraremos multitud de panaderías y tiendas en las que nos prepararán smørrebrøds para llevar a muy buen precio (entre 4 y 5 €). Pero si prefieres disfrutar del rey de los bocadillos escandinavos en un restaurante típicamente danés para redondear la experiencia, atrévete a cruzar el umbral de su puerta: sus precios no son tan caros, entre 9 y 16 € de media, dependiendo de los ingredientes. Puedes consultar los precios en las cartas que normalmente hay en la entrada de cada establecimiento para evitar sorpresas. Además, en muchos restaurantes el agua (del grifo) se sirve gratis. 

¿Quieres hacer algo todavía más danés que comer smørrebrød? Compra tu almuerzo en un mercado, coge una bici y dirígete hacia uno de los parques de la ciudad para disfrutar de un pícnic en plena naturaleza. ¡Eso sí, espera a que comience el buen tiempo! En lugar de hacerte con tus provisiones en un supermercado, puedes comprar un perrito caliente en uno de los muchos puestos callejeros que salpican la ciudad (tendrás uno por unos 4 €).

Y si lo que deseas es comer a precio más que razonable a la vez que colaboras con una buena causa, la aplicación Too good to go (toogoodtogo.co.uk) permite al usuario hacerse con la comida que al final de día deberían desechar panaderías y restaurantes a un precio muy reducido. ¡Un modo tan económico como sostenible de acabar la jornada!

UNA CAPITAL HECHA A LA MEDIDA DE LOS CICLISTAS

Copenhague tiene las dimensiones perfectas para recorrerla a pie o en bicicleta.  Más allá del tren, metro, bus o taxi desde y hasta el aeropuerto, uno puede descartar completamente el uso de transporte público. Y eso, teniendo en cuenta que el billete sencillo más barato cuesta 3,20 €, es una muy buena noticia. 

La ciudad dispone de una red de carriles bici de más de 350 kilómetros totalmente seguros y bien diferenciados de la carretera por la que transitan los vehículos motorizados. Eso sí: debemos circular a buen ritmo, de lo contrario podemos enfadar a los daneses que se dirigen a toda prisa a sus trabajo o recados cotidianos. ¡Te sorprenderá su velocidad!

Existen multitud de tiendas de alquiler de bicicletas en toda la ciudad. El precio medio es de 10 -14 € por día. Si únicamente quieres usarlas por horas, puedes decantarte por las bicis públicas (bycyklen.dk). Únicamente debes crearte un perfil en la web y coger la bicicleta en la estación correspondiente con tu usuario y contraseña. El coste es de 4 € por hora. 

Pero si lo que realmente deseas es asomarte a la magia de Copenhague desde sus canales sin pagar por un turístico tour en barco, existen autobuses acuáticos que funcionan con el mismo billete que los autobuses regulares y que recorren los lugares más turísticos de la ciudad entre La Sirenita y la Biblioteca Nacional o entre Nyhauvn y la Ópera. 

Mira planes gratis en estas ciudades:

Barcelona

París

Londres

Nueva York

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie