akihito2-gtres

Primeras medidas de seguridad para la ceremonia de abdicación de Akihito de Japón

El emperador cederá el trono de crisantemo el próximo 30 de abril en la que será la primera renuncia en vida que se produce en Japón en 200 años

por hola.com

En Japón poco a poco se van perfilando los detalles para la ceremonia de abdicación del próximo 30 de abril. Será entonces cuando el emperador Akihito se despida del trono tras treinta años de reinado y ceda el testigo a su hijo, Naruhito. La importancia de los actos previstos para esos días hacen necesario que se extremen las medidas de seguridad. De ahí que el gobierno japonés esté haciendo todo lo posible para prevenir, por ejemplo, cualquier intento de ataque terrorista, además de poder coordinar la presencia de las más de mil personas que se espera que asistan a la ceremonia.

Así se anunció la abdicación de Akihito de Japón

VER GALERÍA

Según medios como JapanTimes, entre los dispositivos que ha puesto en marcha el ejecutivo para el gran día de Akihito se encuentra un sistema de reconocimiento facial, el mismo que se usará en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. El objetivo de recurrir a la autentificación de las personas -previamente registradas como invitados al evento mediante una fotografía que será comparada con su rostro- no es otra que la de reducir el tiempo requerido para su identificación, dado que este sistema tarda unos 10 segundos por persona y su tasa de precisión es del 99%. Aunque también se pretende disuadir cualquier atisbo terrorista. 

Según el citado medio, este sistema de reconocimiento facial, que se utilizará tanto en la abdicación de Akihito como en los Juegos Olímpicos y en el acceso al trono de Naruhito el 22 de octubre, únicamente se testará con periodistas, funcionarios y otros ciudadanos anónimos. Sin embargo, los ministros, jefes de gobierno y demás políticos quedarán exentos de someterse a la autentificación de sus rostros.

VER GALERÍA

Fue el pasado 1 de diciembre cuando el Gobierno nipón y la Agencia de la Casa Imperial de Japón anunciaron oficialmente la fecha de abdicación del emperador Akihito. Este, por su parte, hará historia al renunciar por primera vez al trono en dos siglos. "Me preocupa que pueda convertirse en algo difícil para mí asumir mis responsabilidades como símbolo del Estado, tal y como he venido haciendo hasta ahora", comentó hace ahora tres años en la que fue su primera declaración pública en la que hacía referencia a una posible abdicación.

Akihito de Japón vuelve a cancelar sus compromisos por consejo médico

Lo cierto es que la intención del Emperador siempre fue marcharse de la forma "más sencilla posible", sin grandes fastos, sin grandes desfiles, sin un adiós ante un baño de masa y sin la presencia de invitados extranjeros. Akihito tenía muy claro que quería abdicar en una "ceremonia sencilla y solemne en el Palacio Imperial". Con todo, Japón tiene sus tiempos y la abdicación dará pie a una serie de actos y ceremonias que se prolongarán hasta el próximo mes de octubre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie