Cómo hacer una bechamel vegana, mucho más fácil de lo que imaginas

Cómo hacer una bechamel vegana, mucho más fácil de lo que imaginas

Bien porque seas intolerante a la lactosa, bien porque hayas desterrado los ingredientes de origen animal en tu dieta o bien porque te apetece probar cosas distintas, aprende a elaborar paso a paso una de las salsas clásicas de la cocina... en versión vegana

Por

La bechamel es una de las salsas por excelencia de la cocina. De origen francés, se utiliza en una cantidad increíble de recetas entre las que se encuentran las croquetas, la lasaña o las berenjenas rellenas. Harina, leche, mantequilla y sal son sus ingredientes básicos pero nosotros queremos darle una vuelta de tuerca y presentarte una versión vegana, que es más ligera y sana y también está indicada para intolerantes o alérgicos a la lactosa. Si eres intolerante al gluten, también puedes sustituir la harina de trigo por otra que sea apta para celíacos o personas que padezcan intolerancia a este componente.

Así que si hablamos de veganismo, tenemos que eliminar de su fórmula los elementos de origen animal. Nada de leche ni de mantequilla. Y verás cómo se puede hacer perfectamente y el resultado se acerca bastante al original. Veamos ingrediente por ingrediente y el paso a paso.

Ingredientes de la bechamel vegana

La leche de la versión original aquí la sustituimos por una bebida vegetal. Eso sí, asegúrate de que no lleve azúcar ni ningún otro edulcorante para que el resultado final no sea dulce. 600 mililitros serán suficientes para una bechamel que te servirá, por ejemplo, para unos canelones o una lasaña.

En lugar de mantequilla, le vamos a poner aceite de oliva. También podrías usar margarina, que ya sabes que es de origen vegetal pero como suele llevar grasas hidrogenadas es menos sana así que optamos por nuestro oro líquido y le ponemos unos 60 gramos.

Y en cuanto a la harina, usamos de trigo -aunque podrías usar otras como de trigo integral, de garbanzos o de maíz- y echamos la misma cantidad que de aceite, igual que en la bechamel tradicional.

No pueden faltar como condimentos la sal y la pimienta y a nosotros nos encanta, además, darle un toquecito de nuez moscada.

Cómo hacer una bechamel vegana

  1. Echa el aceite en una sartén o en una cazuela y ponla al fuego.
  2. Cuando esté caliente, añade la harina y tuéstala para hacer el clásico roux.
  3. Ahora se trata de ir incorporando, a fuego suave, la bebida vegetal que hayas elegido, poco a poco y sin dejar de remover para que no se formen grumos.
  4. Condimenta con sal y pimienta y, si te gusta, con un pelín de nuez moscada.
  5. Deja cocinar la bechamel a fuego lento durante unos minutos, el proceso total te llevará unos 30-40 minutos.

Usos de la bechamel vegana

En realidad son los mismos que los que tiene una bechamel clásica: desde unas croquetas o unos tigres, pasando por una lasaña o unos canelones, hasta cualquier gratinado de verduras o diferentes pasteles salados.

Depende del plato que vayas a hacer, ten en cuenta que la bechamel habrá de ser más o menos líquida y eso lo conseguirás echando más o menos bebida vegetal para lograr la consistencia adecuada. Hay otro truco que es hacer una mezcla de bebida vegetal y de caldo de verduras o, incluso solo con éste último, en cuyo caso tendríamos una salsa denominada velouté.

Paso a paso: lasaña de espinacas y tomates con bechamel vegana

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.