Risotto de hongos
 / 
clock 30min | easyFácil | 4 COMENSALES

Risotto de hongos

El plato de arroz italiano por excelencia, el risotto es puro sabor y cremosidad. Se pueden hacer un sinfín de risottos de mil y un sabores, pero quizá el de setas es uno de los más tradicionales y más ricos. El secreto de un buen risotto está en emplear el arroz adecuado, en primer lugar. Debe ser arroz arborio, o carnalori en su defecto. Y después, los españoles debemos cambiar el chip, si en la paella una vez que añadimos el arroz y el caldo ya no se toca ni se remueve, para hacer un buen risotto hay que remover constantemente, para que se libere el almidón y lo vaya absorbiendo el caldo.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El plato de arroz italiano por excelencia, el risotto es puro sabor y cremosidad. Se pueden hacer un sinfín de risottos de mil y un sabores, pero quizá el de setas es uno de los más tradicionales y más ricos. El secreto de un buen risotto está en emplear el arroz adecuado, en primer lugar. Debe ser arroz arborio, o carnalori en su defecto. Y después, los españoles debemos cambiar el chip, si en la paella una vez que añadimos el arroz y el caldo ya no se toca ni se remueve, para hacer un buen risotto hay que remover constantemente, para que se libere el almidón y lo vaya absorbiendo el caldo.

  • 330 g de Arroz arborio
  • 2 Dientes de ajo
  • Cebolla
  • 400 g de Setas
  • 1 litro de Caldo de verduras
  • 80 g de Queso parmesano
  • 40 g de Queso manchego
  • 50 g de Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 rama de Perejil fresco
  1. 1.

    Para hacer este risotto de hongos, comienza por pelar y picar en brunoise fina la cebolla, es decir, en dados tan menudos como puedas. Pela el ajo, pártelo por la mitad para retirar el germen y pícalo también, muy menudo.

  2. 2.

    Pon un cazo al fuego con el caldo. No es necesario que lo lleves a ebullición, solo calentarlo.

  3. 3.

    Acerca una cazuela al fuego con una nuez de mantequilla y una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Cuando la mantequilla se haya derretido incorpora la cebolla y el ajo y cocina a fuego muy suave, para que se vayan pochando despacio, durante 5 o 7 minutos.

  4. 4.

    Pasado ese tiempo añade la mezcla de setas (si están enteras, las puedes partir en trozos grandes) y cocina 4 o 5 minutos más, a fuego medio. Pon a punto de sal.


  5. 5.

    Añade el arroz y dale unas vueltas suavemente con la ayuda de cuchara de madera o una espátula de silicona, para no romper los granos, y añade un pellizco más de sal.

  6. 6.

    Añade dos o tres cazos de caldo, que ya estará caliente. Deja que se vayan cocinando el arroz, removiendo constantemente.

  7. 7.

    Cuando se haya consumido el caldo, añade otros dos cazos y sigue removiendo. Añade el caldo poco a poco, siempre de cazo en cazo, a medida que el arroz lo vaya absorbiendo. En total, el arroz deberá cocer durante 15 o 17 minutos. Lo ideal es ir probándolo a partir del minuto quince.

  8. 8.

    Cuando el arroz esté hecho, aparta del fuego y añade el parmesano rallado y el resto de la mantequilla. Remueve para que lo absorba bien. Prueba y rectifica de sal solo si fuera necesario.

  9. 9.

    Deja reposar antes de servir, con unas lascas de queso manchego por encima (es nuestra concesión a un plato 100% italiano para españolizarlo un poco) y, opcionalmente, un poco de perejil picado por encima.