mejores confituras tartas de queso

Las mejores confituras de fruta para tu tarta de queso

La tarta de queso es uno de los postres más deliciosos y más sencillos de elaborar. Además, suele ser una apuesta segura, ya que su sabor atrae prácticamente a todo el mundo. Tiene un gusto que se potencia especialmente cuando se acompaña de una exquisita confitura de fruta. Pero, ¿sabes cuáles son las confituras que más le favorecen a tu carta de queso?

por hola.com

Las confituras de fruta se elaboran con la pulpa o el puré de la fruta. En realidad, son frutas enteras o troceadas cocidas en un almíbar determinado. Su consistencia gelatinosa y su elevada cantidad de azúcar son dos de sus principales características. Cuando se emplean en cualquier tarta de queso, su combinación de sabores es única.

Confituras de fresa, arándanos y mora

Sin ir más lejos, hay una gran cantidad de confituras de fruta que casan muy bien con la tarta de queso. Puedes elegir el sabor que quieras, aunque una de las favoritas es sin duda la confitura de fresa. Esta es la opción más clásica. Se suele añadir una vez que se prepara la tarta y se haya enfriado unas horas en la nevera. Cuando la saques, solo tienes que cubrirla con la confitura y listo.

También puedes probar con una confitura de arándanos, que es otra de las más tradicionales. El sabor intenso de los arándanos siempre ha sido ideal para preparar postres o salsas. Dentro de la cocina es una de las frutas que tiene un mayor potencial, y no solo por su excelente sabor, sino también por los numerosos beneficios con los que cuenta, sobre todo antioxidantes.

Muy parecida a la anterior es la confitura de mora. Un kilo de moras silvestres, azúcar, agua y zumo de limón te bastan para preparar una excelente confitura con esta fruta. Se puede acompañar con una gran cantidad de postres, pero donde posiblemente queda mejor es en la tarta de queso. Prueba y verás.

VER GALERÍA

Frutos del bosque, higos y muchos sabores más para tu tarta de queso

La confitura de frutos rojos o frutos del bosque también deja un sabor muy sugerente en tu tarta de queso. La puedes comprar ya hecha o elaborarla en casa en apenas unos minutos. Si te decantas por prepararla tú mismo, te recomendamos que la elabores a partir de los frutos rojos frescos. ¡Verás cómo te chupas los dedos!

¿Has probado a añadirle una confitura de higos? La época de otoño es perfecta para prepararla. En realidad, es una conserva muy sencilla y fácil de elaborar que no solo te vendrá bien para tu tarta, sino para cualquier otro postre o desayuno. Con un kilo de higos limpios y pelados, ya puedes hacer una exquisita confitura.

Existen muchas más confituras de fruta que le puedes añadir a tu tarta de queso. De frambuesa, de cerezas, de níspero, confitura de mango, de ciruelas, de melocotón... La variedad es amplia, por lo que podrás elegir el sabor que más te guste o el que prefieran tus invitados. El resultado será, sin duda, una tarta de queso exquisita.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie