Los remedios más potentes de los expertos para acabar con la retención de líquidos y la celulitis

Hablamos con un cirujano vascular, un fisioterapeuta, una nutricionista y un ginecólogo para averiguar cómo atajar el problema

Por Elisa García Faya

Retención de líquidos, celulitis, hinchazón, piernas cansadas, arañas vasculares, varices.... Son afecciones que, si estás leyendo esto, seguro que no te resultan ajenas. Pues bien, para empezar tenemos que decirte que, aunque entre estas cosas existe relación, son conceptos muy distintos. Conviene saber distinguirlos para poder ponerles remedio y, en este sentido, te adelantamos que ¡tenemos una buena noticia! Y es que los médicos sí respaldan conocidas soluciones como la presoterapia, las terapias compresivas y los masajes drenantes. ¡Apunta!

VER GALERÍA

-¿Pueden combatirse la celulitis y la retención de líquidos con masajes y otras terapias manuales?

Juan Fontcuberta, jefe de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario de la Zarzuela y Hospital Universitario de la Moraleja nos dice que la retención de líquidos, la celulitis, las varices y arañas vasculares "son manifestaciones de un determinado grado de insuficiencia venosa que se puede dar por edema o "retención de líquidos" en los tobillos a última hora del día". Sin embargo, afirma que “existen muchas otras causas de edema en las extremidades que no tienen un origen vascular y que deben ser evaluadas por el médico".  Fontcuberta indica que "la celulitis es un problema común de la disposición de la grasa y el tejido conjuntivo bajo la piel". De esta manera, "si la grasa aumenta, el tejido conjuntivo tracciona de la piel deformándola". Por eso "en situaciones donde existe además una retención de líquidos asociada, este problema se hace más evidente".

Con todo y con ello llegamos a la conclusión de que lo primero que tenemos que atajar es la retención de líquidos. Para ello se recomienda apostar por tratamientos corporales que faciliten el drenaje linfático. A continuación, comentamos las posibles soluciones.

VER GALERÍA

-¿Y si el secreto para tener el vientre más plano después de comer fuera este?

Una sesión de presoterapia

Tal y como nos ha explicado Sergio García Herrero, Fisioterapeuta de TG Sport Clinic & Director de Formación Hyperice en Iberia, "cuando hablamos de presoterapia nos estamos refiriendo a la técnica que emite un dispositivo con el objetivo de mejorar el flujo sanguíneo y linfático". "Como su nombre indica, el dispositivo que se utiliza sobre la zona que se trata se infla y se desinfla y emite así una presión sobre la piel mediante un efecto bombeo", aclara. 

Nos dice que "el movimiento casi imperceptible que se produce sobre nuestra piel agiliza la circulación sanguínea a la vez que estimula los músculos, gracias al aumento de oxígeno que se produce en nuestras células". Apunta que "esta es una técnica que en los últimos años ha reunido a muchos adeptos en el sector estético por su capacidad de acabar con la grasa localizada".

VER GALERÍA

-Cepillado en seco contra la celulitis: ¿funciona de verdad este truco ancestral?

Las terapias compresivas en casa o en la clínica

Según García Herrero, cuando hablamos de terapia compresiva nos estamos refiriendo a la técnica que se aplica sobre una zona concreta con el objetivo de fortalecer el tejido venoso, reducir la presión arterial y optimizar el funcionamiento de los tejidos que componen nuestra dermis. De esta manera, podemos decir que es una terapia que permite mejorar la circulación de la sangre evitando así su obstrucción.

Una de las terapias compresivas que mejor funcionan es la denominada compresión dinámica de aire, que es la que emplean por ejemplo los productos de la línea Normatec de Hyperice. Con esta se consigue aliviar los dolores musculares y aumentar temporalmente la circulación, lo que resulta en un aumento de la flexibilidad y la amplitud de movimiento, así como en la aceleración del tiempo de recuperación tras el entrenamiento o la competición. Es una técnica que se caracteriza por imitar eficazmente las contracciones musculares para drenar los fluidos de las extremidades antes y después de una actividad intensa. Uno de los grandes beneficios de esta técnica es que no es invasiva, pero es altamente eficaz. Uno de los productos estrella de la línea Normatec son las botas de compresión, que permiten activar el sistema linfático y en consecuencia agilizan la disminución de toxinas que llevan a la retención de líquidos.

VER GALERÍA

- ¿Por qué te levantas hinchada? Gwyneth Paltrow tiene la respuesta

Mientras que la preosterapia está fuertemente indicada para procedimientos de carácter estético, la terapia compresiva se relaciona con procedimientos terapéuticos. Según el doctor Fontcuberta, "tanto una como otra son terapias de gran ayuda en el tratamiento de los linfedemas (inflamación de los tejidos causada por la acumulación de líquido), sobre todo al principio, cuando el linfedema no lleva mucho tiempo de evolución". Ahora bien, señala que "es importante un correcto diagnóstico y evaluación clínica del paciente en unidades especializadas, ya que hay situaciones donde estos tratamientos pueden estar contraindicados". Así, te recomendamos decantarte por una u otra cosa en función del diagnóstico que te hayan hecho a ti concretamente.

VER GALERÍA

-Te contamos cuál es la verdadera dieta detox según los nutricionistas

Las mejores infusiones para acabar con el problema

Como indica Vanesa León, nutricionista y asesora de alimentación y complementación en BIOGRAN, "el componente mayoritario de las infusiones es el agua por lo que su principal beneficio es ayudar a la correcta hidratación y depuración del organismo". Señala que, sumado a los beneficios del agua, las infusiones incluyen algunas plantas que, en uso tradicional, tienen acción depurativa o diurética así como termogénica, por lo que la combinación de ambas (agua y principios activos) puede contribuir a favorecer la eliminación de líquidos corporales, estimular el metabolismo y pueden ser un apoyo relevante en dietas de control de peso gracias a su efecto saciante y que en su mayoría, si no les añadimos azúcar, aportan cero calorías.

Algunas infusiones que podrían ayudarnos a combatir la retención de líquidos y la celulitis según la experta son:

  • El té verde
  • La cola de caballo
  • La ortiga
  • La ulmaria
  • La alcachofera
  • El diente de león
  • La centella asiática
  • Los frutos rojos infusionados
  • Las flores de hibisco

Cuando elijas tus tés e infusiones inclínate por aquellas que, como las de Cupper Teas, una marca que nos recomienda encarecidamente Vanesa León, son de cultivo ecológico. Ten en cuenta que al infusionar, el agua va a recoger todos los aromas, sabores, matices y virtudes de las plantas pero también todo aquello que está en su superficie. Esto incluye posibles restos de plaguicidas, herbicidas o pesticidas. Los restos tóxicos no estarán presentes en aquellas infusiones y tés de garantía ecológica.

VER GALERÍA

Casos especiales: embarazo y menopausia

Cuando hablamos de retención de líquidos, merecen mención aparte dos etapas de la vida de la mujer: el embarazo y la lactancia. Jackie Calleja, ginecólogo y director médico de Bmum, nos ha explicado qué ocurre en cada una de ellas.

  • En el embarazo: la retención de líquidos se produce por una pérdida de proteínas. Además, por el incremento del tamaño de útero se produce una compresión venosa en la pelvis y en los vasos linfáticos. Esto provoca que haya un peor retorno venoso. La situación empeora en embarazadas que no siguen una alimentación saludable o no hacen ejercicio físico, ya que el incremento de peso producirá una mayor compresión de las estructuras pélvicas vasculares y los vasos linfáticos pélvicos.
  • En la menopausia: la retención de líquidos se debe a cambios hormonales y alteraciones metabólicas que dan lugar a una localización inadecuada del agua entre los tejidos, en lugar de que se mantenga dentro de las células. Los cambios metabólicos en la menopausia afectan al perfil lipídico de la mujer, por eso hay mayor tendencia al sobrepeso y una distribución de la grasa corporal que se localiza fundamentalmente en el abdomen y las caderas.

Los principales tips de Jackie para evitar la retención de líquidos son:

  • Llevar un estilo de vida saludable con medidas higiénico- dietéticas como ingerir una cantidad adecuada de agua e incluso tés diuréticos (no en el embarazo) para liberar los líquidos.
  • Mantener una alimentación equilibrada, evitando las grasas saturadas, tabaco o alcohol y mejorando el aporte proteico que favorece que el agua quede dentro de los vasos sanguíneos.
  • Realizar actividad física regular, que mejora el retorno venoso y linfático y evita el hinchazón de piernas y la aparición de varices.
  • La presoterapia también puede ayudar ya que mejora el drenaje de la parte líquida del edema.