James Middleton posa con los perros que le ayudaron a superar su depresión y nos habla del amor de su vida, su mujer, Alizée

El hermano de la duquesa de Cambridge se estrena como embajador del evento canino más famoso de Inglaterra

James Middleton HOLA 4060
Sally Morgan

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Con el majestuoso telón de fondo de Goodwood House, James Middleton se encuentra en su elemento cuando lleva a sus seis compañeros caninos a correr por la mañana. Los cocker spaniel y golden retriever mueven la cola, dan saltos de un lado a otro, pero se mantienen atentos a las señales de su amo. Sus cabezas voltean hacia delante y hacia atrás en perfecta sincronía, mientras sus ojos expresan una conmovedora devoción hacia él. “Todos son únicos y me han dado mucho”, dice James a ¡HOLA!, mientras ‘Ella’, de catorce años, sus hermanos, ‘Zulu’, de nueve, e ‘Inka” y ‘Luna’, de siete; ‘Mabel’, de cinco, y ‘Nala’, de dos, posan orgullosos como si fueran modelos experimentados, al tiempo que se disputan la posición junto a él en esta exclusiva sesión de fotos.

Portada HOLA 4060©Hola

“Es por eso que estoy dedicando mi vida a devolverles todo lo que me han dado”, continúa James, que trajo a su manada a Goodwood desde la casa en Berkshire que comparte con su mujer, Alizée Thevenet. “Su felicidad y bienestar son el punto de partida de todas mis decisiones”, afirma. Y qué mejor manera de demostrarlo que convirtiéndose en embajador de la celebración canina por excelencia, el festival Goodwoof (que podríamos traducir como “el buen ladrido”), que tendrá lugar en Goodwood a finales de este mes. El evento es el sueño hecho realidad de cualquier perro.

James Middleton HOLA 4060©Les Wilson
Arriba, James Middleton posa para ¡HOLA! rodeado de sus adorados perros, los cocker spaniels ‘Ella’, ‘Inka’, ‘Luna’, ‘Zulu’, ‘Nala’ y la golden retriever ‘Mabel’, en ‘Goodwood’, donde tendrá lugar el festival Goodwoof. El hermano de la duquesa es embajador de este evento, cuyo anfitrión es Charles Gordon-Lennox, undécimo duque de Richmond y propietario de ‘Goodwood’.

Recuerdos de infancia

James y toda una legión de amantes de los perros podrán disfrutar de concursos y demostraciones, paseos y golosinas, expertos en comportamiento animal y terapias alternativas para perros, además de un sinfín de iniciativas. Ciertamente, el embajador de este evento procura mantener a sus queridos cocker spaniel dentro de su familia, por lo que ha dado cachorros de las camadas de sus perros a sus hermanas, la duquesa de Cambridge y Pippa Middleton.

La semana pasada, la princesa Charlotte fue fotografiada con motivo de su séptimo cumpleaños por su madre, Kate, con su spaniel, ‘Orla’, uno de los cachorros de ‘Luna’. También dio a ‘Lupo’ —que murió a los nueve años—, de la primera camada de ‘Ella’, a Kate en 2011, y un spaniel negro, ‘Rafa’, a Pippa. “Quiero mantener la línea”, dice James, que recuerda cómo empezó su pasión por los perros cuando tenía una edad similar a la de su sobrina Charlotte. “Llevaba casi toda mi vida suspirando por los perros y solía llamar a las puertas de los vecinos para preguntarles si me permitían llevar a sus mascotas de paseo. Pensaban que quería ganarme algún dinero, pero no, habría pagado por ello”.

“Alizée es, junto a mis perros, quien mejor me conoce y entiende. Yo no creía en aquello que dice la gente de: “Cuando los sabes, lo sabes”, hasta que la conocí”

“Mis abuelos maternos tenían bulldogs británicos, y la raza que más me gustaba era el border collie. Tengo maravillosos recuerdos de la infancia, de cuando veía a mi abuelo en las pruebas de perros pastores. Me maravillaba lo receptivos que son los de esa raza, algo parecido a los coches con mando a distancia”. Desde entonces, los perros han formado parte de su vida. Incluso hizo de “comadrona” cuando sus perras dieron a luz. “Cuando ‘Ella’, ‘Luna’ e ‘Inka’ tuvieron a sus cachorros, estuve en vela toda la noche”, dice. “Observarlas es increíble, instintivamente saben lo que tienen que hacer. ‘Ella’ ve a la mayoría de sus nietos. Sabe que está al mando y ellos entienden que es la matriarca”.

James Middleton y Alizée Thevenet HOLA 4060©James Middleton
El empresario y su mujer, Alizée, con una preciosa camada de cachorros.

Peleas entre hermanos

Aunque ‘Ella’ es la líder de la manada, de vez en cuando surgen discusiones entre las demás. Suele haber peleas entre las hermanas ‘Luna’ e ‘Inka’ cuando todas se amontonan en un Land Rover en la finca de Goodwood. James siempre interviene para calmar los ánimos. “Se quieren, pero es como cuando riñes con tu hermano o hermana para ver quién se queda con el mejor asiento”, dice James.Aunque su entrañable séquito canino es fundamental en su vida, él es el primero en admitir que los perros no son los únicos mejores amigos de un hombre.

Su esposa, la analista financiera francesa Alizée, de treinta y cuatro años, cuya boda en la Costa Azul, el septiembre pasado, fue exclusiva mundial en ¡HOLA!, ha creado también un profundo vínculo con los perros desde el día en que ella y James se conocieron, en 2018, cuando la certera ‘Ella’ hizo de celestina acercándose a su mesa en un club de Londres. “Desde que comenzó nuestra relación, Alizée “adoptó” a ‘Mabel’ y tienen una conexión increíble”, dice sobre la golden retriever. “Así que ‘Ella’ y ‘Mab’ desempeñaron un papel fundamental en nuestra boda, fueron encargadas de dar la bienvenida a los invitados a medida que iban llegando”.

“No tenemos prisa; ya veremos qué pasa”, dice James sobre sus planes de formar una familia con la financiera francesa

El verano pasado, los recién casados se mudaron a su primera casa juntos, una granja muy cerca de los padres de James, Carole y Michael. “El comienzo de nuestro viaje juntos como matrimonio fue muy emocionante”, recuerda. “Estamos muy contentos”. Su rostro se ilumina al conversar sobre la vida que comparten no solo con sus seis perros, sino también con sus ovejas, gallinas y patos, “y con más animales en camino”, sonríe. “Nuestro sueño es construir una vida autosuficiente. Nos encanta Londres, pero la vida a la que aspiramos es en el campo”, dice James, quien suele recorrer la capital con sus spaniels, que viajan con las orejas al viento, en una bicicleta para perros de tres ruedas.

James Middleton HOLA 4060©Les Wilson
“Mi perra “Ella” me acompañó a todas mis sesiones de terapia”, revela James, que estuvo sometido a un tratamiento cognitivo-conductual. “A menudo íbamos andando o en metro y, si no fuera por ella, creo que no hubiera asistido a la terapia”. Tras su boda, que fue exclusiva de ¡HOLA! (abajo), James y Alizée no tienen “ninguna prisa” por formar una familia.

“Salimos a pasear y a correr, con los perros a nuestro lado. Así nos mantenemos todos en forma. Somos muy disciplinados, y yo soy estricto pero justo”, añade. “Los perros no pueden estar en el piso de arriba ni en los sofás, pero ‘Ella’, que es la mayor, es la primera en comer y puede hacer lo que quiera. Todos saben que ella manda y los mantiene a raya. Nunca ladra ni gruñe, y ellos la respetan. Ahora se está quedando sorda, así que he aprendido a comunicarme con ella mediante señas que hago con la mano”. Fue ‘Ella’ quien ayudó a James durante la depresión que sufrió hace seis años. “Incluso en una habitación llena de gente solía sentirme solo, así que siempre la traía conmigo, era como un escape para mí”, recuerda.

Compañera de terapia

“Ella me acompañó a todas mis sesiones de terapia”, continúa James, que estuvo sometido a un tratamiento cognitivo-conductual. “A menudo íbamos andando o en metro, y si no fuera por ella creo que no hubiera asistido a las sesiones. Era como: “La llevaré a dar un paseo, pero tenemos que caminar hacia casa del terapeuta”.Ella me ayudó a atravesar mis momentos más oscuros. Cuando me miraba, era como si me dijera: “Me agradas, estoy aquí”. Los perros pueden verte a través de la coraza externa que llegas a crear a tu alrededor y simplemente te quieren”.

“Mi perra ‘Ella’ me ayudó a atravesar mis momentos más oscuros. Incluso en una habitación llena de gente solía sentirme solo, así que siempre la llevaba conmigo”, recuerda James sobre su depresión

Por eso, cuando el propietario de Goodwood, el undécimo duque de Richmond, le invitó a ser embajador de Goodwoof, James no dudó en aceptar. También es embajador de la organización benéfica Pets As Therapy, y ‘Ella’ forma parte de un programa que consiste en visitar residencias, hospicios, hospitales y escuelas. “Respeto dónde estaba mentalmente y dónde he llegado hoy. Si me encuentro en una espiral de retroceso, he aprendido a gestionarla. Es increíble haber conocido a Alizée. Además de los perros, es quien mejor me conoce y me entiende. Yo no creía en aquello que decía la gente de: “Cuando los sabes, lo sabes”, hasta que la conocí”.

“Somos absolutamente felices, y lo que más me gustaría hacer para complacerla es hablar su idioma. Me cuestan trabajo los otros idiomas, pero eso no me impide intentarlo. Lo estoy consiguiendo, poco a poco, pero lo más importante es que compartimos un mismo lenguaje en nuestras vidas”. Acerca de sus planes de formar una familia, dice: ”No tenemos prisa; ya veremos qué pasa”.

James Middleton HOLA 4060©Les Wilson/¡HOLA¡

Más sobre