Lara Blanchard, de la Isla de las tentaciones al Internado

‘Me gustaría trabajar con Blanca Suárez. Dicen, además, que me parezco un montón a ella’, confiesa la gallega, que fue una de las solteras que más juego dio en la tercera edición del ‘reality’

Lara Blanchard

“Me llamo Lara, tengo veinticuatro años y soy de Pontevedra. Soy modelo, azafata, historiadora y crupier. En el juego ya no hay secretos para mí y, dentro de poco, con vuestros novios tampoco”. Con estas palabras, se presentaba Lara Blanchard, una de las solteras que más juego dio en la tercera edición de La Isla de las Tentaciones. A ello se suma otra faceta más de la que también puede presumir a sus veinticinco años: la interpretación. Aunque en su cuenta de Instagram pone que está en formación, la bella tentadora acaba de debutar como actriz en el reboot de El Internado: Las Cumbres, una de las series que triunfa en Amazon Prime Video.

Lara Blanchard©@larablanchard
La bella tentadora acaba de debutar como actriz en el ‘reboot’ de ‘El Internado: Las Cumbres’.

- Lara, te hemos visto recientemente en La Isla de las Tentaciones, ¿qué te llevó a participar en un reality como éste?

- Pues el probar la experiencia de trabajar en el mundo de la televisión. Un día, bromeando con una amiga, le dije: ‘Vamos a presentarnos al casting de La Isla de las Tentaciones’. Lo hicimos, fuimos pasando las pruebas y, finalmente, me llamaron.

- ¿Qué era lo que te atraía del formato?

- Que era algo nuevo. Además, como estamos en época de coronavirus, irnos a la República Dominicana era una experiencia guay.

- Después de lo que has visto, ¿crees que se puede encontrar realmente el amor en un programa así?

- A ver… encontrar el amor como tal, no lo sé. Pero sí que es verdad que las historias que se vivieron allí fueron muy intensas. Hugo y Lara, por ejemplo, salieron superenamorados de allí. Y la historia de Isaac y Marina yo sí la vi real. Aunque ya han puesto punto final a su relación, se gustaban y había feeling entre ellos.

- ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¿Viviste algún momento embarazoso?

- Yo no encontré el amor, pero me lo pasé genial y conocí a gente maravillosa como Raúl, que es un amor de persona.

Lara Blanchard©@larablanchard
“Me lo pasé genial y conocí a gente maravillosa como Raúl, que es un amor de persona”, comenta sobre su paso por ‘La isla de las tentaciones’.

- ¿En algún momento te sentiste mal por intentar conquistar a chicos con pareja y que esto supusiese una ruptura?

- Sinceramente, no. Las parejas que participan en el programa saben que están expuestas a eso. Es una prueba de su amor y también de confianza. Sabes que allí te van a poner las imágenes más picantes y que puedes estar viendo una cosa totalmente diferente a lo que realmente está haciendo tu novio o tu novia.

- ¿Tú has regresado de allí creyendo en el amor para toda la vida?

- Yo sí (risas). Creo en el amor y, en un futuro, me gustaría formar una familia de película con mi marido, mis hijos y mi casa.

- Si tuvieras que quedarte con uno de los chicos, ¿con cuál sería?

- ¡Uff…! No lo sé, la verdad. Yo creo que sería una mezcla de Raúl y Hugo, que tienen unas personalidades muy guays.

- ¿Qué es lo primero en que te fijas en un hombre? ¿Qué valoras más en ellos?

- En lo primero en lo que fijo es en el físico, obviamente, pero después tiene que tener sus valores como persona. Y si encima tiene cosas en común conmigo, muchísimo mejor. ¿Por ejemplo? Que tenga ambiciones en la vida, que me apoye y que sea una persona detallista y cariñosa.

lara blanchard©@larablanchard
“Creo en el amor y, en un futuro, me gustaría formar una familia de película con mi marido, mis hijos y mi casa”, nos cuenta.

- ¿Tienes algún amor platónico?

- Los he tenido, pero ahora mismo no.

- ¿Cambiarías el rol e irías con pareja en vez de soltera a la isla?

- Si quisiera cortar con mi pareja porque la relación no va a ninguna parte, sí. Pero si estuviéramos bien, no iría porque sé a lo que me expongo.

- ¿Irías a otro reality en un futuro?

- En cuestión de temas de amores, yo creo que con una experiencia vale. Pero sí me gustaría ir a Supervivientes. O a Pekin Express, que me parecía un ‘programón’. No sé por qué han dejado de emitirlo.

- Además de participar en La Isla de las tentaciones, has trabajado como modelo y te vemos como actriz en El Internado, ¿tienes un objetivo a largo plazo en el mundo dela interpretación?

- Pues ahora mismo estoy estudiando y preparándome para ello. Yo vivo el presente, pero, obviamente, si me salen cosas estaría superfeliz.

Lara Blanchard©@larablanchard
En el ‘reboot’ de ‘El internado’, Lara hace el papel de una enfermera portuguesa.

- ¿Qué papel haces en la serie?

- De enfermera portuguesa. Es un papelito corto, pero la experiencia ha sido fantástica.

- Si no me equivoco, has hecho la carrera de Historia. ¿Cómo y cuándo surgió tu pasión por la actuación?

- Sí, me vine a Madrid hace seis años y estudié Historia del Arte, porque no sabía por cuál decantarme. La carrera es preciosa, eso tengo que decirlo, pero la tengo como última opción, porque el año pasado me metí en un curso de interpretación y me gustó bastante. En la actualidad, me sigo preparando como actriz, algo que compagino con mi trabajo como modelo

- ¿Con qué actor te gustaría trabajar?

- Con Brad Pitt o con cualquier otro actor que sea top.

- ¿Y actriz?

- Me encantaría trabajar con Blanca Suárez. Además, dicen que me parezco un montón a ella.

Lara Blanchard©@larablanchard
“Siempre digo lo que pienso”, nos comenta la actriz.

- ¿Eres una mujer que, en la vida real, actúas? ¿Cómo te describirías?

- No, nunca finjo. Siempre digo lo que pienso. A quien no le guste, que no venga conmigo, y a quien le guste, encantada.

- ¿Cuáles son tus virtudes y defectos?

- ¿Virtudes? ¡Uff! Me cuesta mucho echarme flores. Quizás que soy muy optimista y que siempre tengo ganas de hacer cosas. Lo peor que tengo es que soy muy impuntual. Tengo que corregirlo, porque me perjudica en muchas cosas. También soy un poco cabezota.

- ¿Y qué crees que la gente piensa de ti después de pasar por La Isla de las tentaciones?

- He visto de todo un poco, pero en líneas generales a la gente le ha gustado mi actitud al haberle rechazado a Jesús una cita de veinticuatro horas, después de dormir un día con él. Tenía miedo de que no se comprendiera mi decisión, pero, a tenor de los comentarios recibidos, creo que la gente me entendió.