¿Cómo reaccionaría Rocío Flores en su reencuentro con su madre? Ella misma contesta

Tras años y años sin dirigirse la palabra, la joven se sinceró con ¡HOLA! sobre una posible llamada por parte de Rocío Carrasco

Rocío Flores, posando para ¡HOLA!

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

La relación entre Rocío Carrasco y Rocío Flores se rompió en julio de 2012, a raíz del terrible incidente que ocurrió en la vivienda familiar. Desde entonces. Ambas no tienen trato alguno y eso que la hija ha pedido un acercamiento a su madre en televisión en varias ocasiones, como hizo públicamente hace justo un año, durante su participación en Supervivientes. Después de su concurso, Rocío Flores volvió a hacerlo en ¡HOLA! donde confesó cómo reaccionaría si recibiese la ansiada llamada telefónica o se produjera un acercamiento. “Es mi madre y esa relación debe, en algún momento, de reafirmarse”, nos contó.

Rocío Flores, con Rocío Carrasco y Fidel Albiac, en 2011©GTres
Rocío Flores, con Rocío Carrasco y Fidel Albiac, en 2011

—Imagina que mañana suena tu teléfono móvil y aparece su número de tu madre en la pantalla… ¿Cuál sería tu reacción?
—Me quedaría un poco impactada, pero me encantaría, la verdad. Me encantaría que se produjera esa llamada por su parte.

—¿Qué le dirías si volvieses a verla?
—Lo primero, le daría un beso y un abrazo, que es más importante que una conversación.

—¿Crees que hay pendiente una conversación o no hace falta?
—Creo que con tal de tenerla cerca, lo que sea.

—¿Tienes el número de teléfono actual de tu madre?
—Sí.

“Si viera a mi madre, lo primero que haría es darle un beso y un abrazo, que es más importante que una conversación”

—¿Lo tienes guardado en tu agenda telefónica como “Mamá”?
Sí. ¿Cómo la voy a tener guardada?

—Cuando la has llamado, ¿no te ha cogido el teléfono?
—No obtengo respuesta. No me lo coge.

—¿Nunca?
—En estos últimos años, no. Hubo una vez que sí que lo cogió, cuando llamé a preguntar por mi hermano y la respuesta que obtuve no fue muy agradable (se emociona).

—¿Nunca más te ha vuelto a coger el teléfono?
—No.

—¿Cuántas veces la has llamado?
—Unas cinco o seis veces –en estos últimos meses, Rocío Flores afirma haberla llamado otras dos veces más–.

Rocío Flores, en una imagen para ¡HOLA!©Jesús Cordero
Rocío Flores, en una imagen para ¡HOLA!

—¿Y has intentado ponerte en contacto cuando habéis tenido problemas de salud?
—Nunca ha pasado nada grave. Y en su caso, nunca ha llegado a mis oídos. Si no, lo hubiera hecho.

—Cuando buscas un acercamiento, ¿es por ti o por tu hermano?
—Por ambos. Principalmente, por mí, porque es mi madre, y por mi hermano, que es más pequeño (llora). Por la circunstancia de David… Él necesita más a su padre y a su madre.

—¿La echa en falta?
—Echarla en falta, los dos, pero sí que es verdad que David tiene unas circunstancias distintas a las mías. Yo soy más adulta y he aprendido con el tiempo a sobrellevar la situación. David, sin embargo, es más pequeño y es feliz dentro de su felicidad, pero no deja de ser su madre.

—Cuando te habla tu hermano de la situación, ¿cuál es su reacción?
—Siempre hablamos de cosas positivas y buenas. Intentamos siempre ver el lado positivo.

—¿Lo entiende?
—Es que no te quiero contestar a eso. No.

—Pero, ¿sufre más que tú?
—Más que yo… Aquí sufrimos todos, no hay ganadores ni perdedores.

HOLA 3961. Posado Rocío Flores©Jesús Cordero

En la misma entrevista, Rocío Flores afirmó el impacto emocional que le había causado el distanciamiento con su madre, al igual que los comentarios que ha recibido por ello. “El escuchar cosas de ti que no agradan y que opinen de ti sin conocerte o haberlo vivido me ha generado bastante ansiedad”, nos confesó la joven, a la que preguntamos si había recibido tratamiento terapéutico para emprender a gestionar esa ansiedad. Esto fue lo que nos respondió entonces.

—¿Has recurrido a ayuda psicológica para gestionar esa ansiedad?
—No… Pero me lo he planteado.

—¿No crees que te hubiese ayudado?
—Sí.

—¿Entonces?
—Siempre he tenido ese miedo a contar mi vida y mis miedos a una persona que no conoces tu vida.

—Pero un psicólogo no te va a juzgar.
—Pero, cuando eres tan pequeña y te ha tocado vivir tanto, yo tenía… O quizá no veía la gravedad de los problemas. A lo mejor, no me sentía preparada para explicarle a una persona que no conozco… Soy una persona muy tímida y muy desconfiada… Siempre me ha dado miedo a abrirme.