Rocío Carrasco

'Rocío, contar la verdad para seguir viva'

Rocío Carrasco detalla cómo se produjo el duro incidente tras el que no volvió a ver a su hija

La hija de 'La más grande' ha recordado cómo cambió su relación con Rocío Flores

por hola.com

Rocío Flores tenía 15 años cuando su relación con su madre cambió para siempre. Rocío Carrasco ha recordado el fatídico día en el octavo episodio de su serie documental, que se ha podido ver con adelanto en Miteleplus, la plataforma de contenido bajo demanda de Mediaset. Después de sentarse en el plató del debate la pasada semana para responder a todas las dudas y preguntas que podrían haber surgido de los siete primeros, esta vez la emisión ha vuelto a las más de sesenta horas de grabación en las que la hija de 'La más grande' cuenta los detalles de su vida que había preferido callar en los últimos veinticinco años.

- Rocío Carrasco y Rocío Flores, duelo de versiones entre madre e hija

VER GALERÍA

"Miedo es de las sensaciones más mínimas o más diminutas que he sentido. Empiezo a tener miedo a una sensación que tú sabes perfectamente que no va a tener final. Y cuando tienes miedo todos los días de tu vida se convierte en pánico. Ahora tengo miedo pero creo que ha llegado el momento de combatirlo contando la verdad. Porque de nada te sirve tener la verdad si no se te escucha", ha empezado Rocío, explicando de nuevo cómo se ha sentido en los últimos veinte años, lo que había adelantado en varias ocasiones anteriores durante la serie documental. 

Rocío Carrasco habla por primera vez tras su entrevista: 'Ya no tengo miedo'

"Ella no se puede permitir el lujo de sentir nada bueno hacia mí porque sabe que si eso ocurre en casa de su padre, que es lo que ella más quiere en el mundo, no va a ser aceptada", ha contado Rocío, haciendo referencia a su hija y cómo fue escalando el conflicto entre ellas cuando estaba en casa. "Con salidas de tono, faltas de respeto, otras veces bien...", ha explicado sobre el día a día, aunque los malos momentos nunca ocurrían delante de Fidel Albiac. Llegó el momento en el que Antonio David presenta una demanda para cambiar la custodia y que "la niña" se vaya con él, pero el juez exige un informe psicosocial de los tres: "Yo pensé que me iban a quitar la custodia de mi hija porque ella ya tenía una edad determinada y porque había narrado hechos horrorosos, como que yo la insultaba". Sin embargo no fue así, y las dos vuelven a casa juntas, empeorando aún más su relación.

VER GALERÍA

Rocío Flores se dirige de nuevo a su madre: 'Llama a tu hijo, por lo menos'

La situación llegó a un punto de no retorno el 27 de julio de 2012: "Ese día 27 yo me levanto por la mañana para levantarla para ir al cursillo, ella me había dicho días anteriores que estaba mal del estómago, que no iba bien al baño. Entonces ella ese día quiere desayunar una nectarina y yo lo único que hago es decirle: 'Ro, como estás mal del estómago tómate unas ciruelas, que te va a hacer bien para el problema que tienes'. Y ahí me desafía y se guarda la nectarina. Y al ir a coger la nectaria que ella se había guardado me cruza la cara, de lado a lado. Yo no me creía lo que estaba pasando y entonces empieza a pegarme, pero mientras ella me pega va gritando: 'No me pegues'".

"Yo sabía que eso obedecía a algo que no era normal. Entonces ella me sigue agrediendo", relata Rocío antes de que se baje el sonido del micrófono y se produzca un corte en la edición del vídeo. La productora del documental ya adelantó que se habían eliminado 11 minutos de grabación sobre el incidente por deseo de la protagonista. "Yo lo siguiente que recuerdo es a Fidel reanimándome. Fidel poniéndome un aparatito de pulsaciones. Cuando volví en mí yo le decía 'Fidel, la niña', y tenía las pulsaciones en 140. Me metió un lorazepam debajo de la lengua, cosa que yo ya tenía pautada desde hace mucho tiempo. Y la niña se va", ha recordado Rocío. 

VER GALERÍA

Tras esto, Rocío Flores se sube en el coche que estaba esperándola fuera para ir a la academia a la que iba porque había suspendido. "Ella se asusta cuando me ve caer al suelo", ha contado su madre. El conductor cuenta entonces que la niña entra en el coche con un ataque de ansiedad y "de repente se transforma, saca un móvil no sé de dónde lo saca y dice 'Papá, ya está hecho'", según las palabras de Rocío Carrasco.

Los minutos eliminados

"En el relato que está haciendo Rocío Carrasco hemos escuchado cosas muy fuertes, cosas muy duras, pero nunca como las que vamos a escuchar este miércoles. Tanto es así que no todo lo que nos ha contado Rocío Carrasco va a salir en antena. Hemos eliminado 11 minutos y 38 segundos de ese relato escalofriante, de los detalles más duros, más difíciles de esa historia", explicaba el martes César Toral, uno de los editores de Rocío, contar la verdad para seguir viva. 

La modificación de este episodio, el número ocho, se ha llevado a cabo "por expreso deseo de Rocío Carrasco", ha puntualizado el editor del programa, y cuenta con el beneplácito de los máximos responsables de la serie. "Están absolutamente de acuerdo con esa decisión", ha puntualizado. "La historia no se desvirtúa por quitar esos minutos y se entiende perfectamente por qué ahora madre e hija están como están", ha finalizado Toral.

Loading the player...

Abrimos el álbum personal de Rocío Flores con imágenes inéditas y muy significativas en su vida

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie