La versión de Rocío Flores sobre la agresión a su madre

Ya se pronunció sobre el incidente que acaba de relatar Rocío Carrasco y lo hizo en ¡HOLA! ‘Duele que digan que soy una persona agresiva’, nos dijo

Rocío Flores, posando para ¡HOLA!

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Aunque Rocío Carrasco acaba de relatar la agresión que recibió por parte de su hija, ya en febrero de 2020 salió a la luz la sentencia que dictó el juzgado de Menores Nº 4 en 2013 –al año siguiente del incidente–. La noticia se publicó cuando Rocío Flores se encontraba en Honduras, participando en Supervivientes, por lo que ella no fue consciente de ello hasta que regresó a España. No obstante, una vez terminada su participación en el concurso, donde pidió un acercamiento con su madre entre lágrimas, la joven hablaba de este espinoso tema con ¡HOLA!, en una entrevista que ahora recuperamos, y se defendía de las críticas recibidas a lo largo de toda su vida. “Me duele que digan que nunca he querido tener relación con mi madre o que soy una persona agresiva. O que me he ido con mi padre porque era muy permisivo”, nos confesaba Rocío Flores. “Me ha generado ansiedad el escuchar cosas que no agradan y que opinen de mí sin conocerme o sin haberlas vivido”, nos añadía entonces.

Rocío Flores, en un reportaje para ¡HOLA!©Jesús Cordero
Rocío Flores, en un reportaje para ¡HOLA!

—Sorprende que digas que la gente se piense que eres agresiva.
—Es que se dijo en televisión durante muchísimo tiempo.

—¿Qué eres, rebelde, como Hermano mayor?
—Justo. Pero, en Supervivientes, ha quedado demostrado cómo soy, la persona que soy. Nunca he ido de víctima y siempre he dicho lo que pensaba en cada momento de la mejor manera posible. He sido una persona real.

—¿Cuándo comenzaron las fricciones con tu madre? ¿Cuál fue el el origen?

—No te lo voy a decir.

“Nunca he ido de víctima y siempre he dicho lo que pensaba en cada momento de la mejor manera posible”

—No te pregunto por casos concretos. Supongo que, hasta que te separas de tu madre, irían surgiendo tensiones… ¿Ibas viendo cosas de pequeña?
—No te las voy a decir… No. Probablemente, si hubiéramos exteriorizado lo que sentíamos, las cosas hubieran sido de otra manera. Pero, bueno, se han dado así… Es mi madre y esa relación debe, en algún momento, de reafirmarse.

—Sobre el origen de las tensiones, hay gente que piensa que podrías tener celos de la pareja de tu madre –Fidel Albiac–.
—¿Yo? Uff… ¿Qué gente? Es surrealista… La gente que piensa eso no ha convivido conmigo ni sabe absolutamente nada de lo que haya pasado o haya podido pasar a lo largo de mi vida. Nunca he tenido envidia, ni celos, ni nada. La que me importa siempre es mi madre, que para eso es mi madre.

Rocío Flores, con Rocío Carrasco y Fidel Albiac, en 2011©GTres
Rocío Flores, con Rocío Carrasco y Fidel Albiac, en 2011.

—En la guerra entre tu padre y tu madre, también hay quien opina que tu padre se ha ganado tu afecto.
—La guerra que han tenido mi padre y mi madre es de ellos. Los que hemos salido perjudicados somos mi hermano y yo. Las cosas de mayores son los de mayores y nosotros dos somos nosotros dos. Yo me fui con el que menos dinero tenía y el más estricto era. En mi casa, jamás se ha dicho una palabra mala hacia mi madre. Mi padre siempre me ha inculcado lo que es el respeto y educación.

—¿Cómo recuerdas el cambio cuando te fuiste de casa de tu madre a tu padre?
—Yo vivía quince días con mi madre y otros quince con mi padre. Tampoco fue un cambio tan radical, porque ya convivía con mi padre durante quince días.

—¿Y echabas de menos a tu madre?
—Sí, claro.

“La guerra que han tenido mi padre y mi madre es de ellos. Los que hemos salido perjudicados somos mi hermano y yo”

—Tu padre sí facilitó que te fueras a vivir con él…
—Lo facilitó todo porque también facilitó el contacto con la familia de mi madre, que, para mí, fue muy importante. De no tener contacto con la familia de mi madre a que mi padre me facilitara esa oportunidad para mí fue muy importante. De hecho, se lo agradeceré eternamente porque ahora tengo una relación muy estrecha con la familia de mi madre.

—¿Cómo viviste la entrada de Olga en la vida de tu padre?
—La realidad es que fui muy crítica con ella al principio. Tenía y tengo pasión por mi padre y se me hizo raro. Pero Olga tardó muy poco tiempo en ganarse mi amor y el de mi hermano. Tengo mucho que agradecerle, siempre nos ha tratado como si fuésemos sus hijos.

—Estando en Honduras, se publica información sobre un incidente con tu madre en el que tienen que intervenir…
—[Interumpe] Mi madre nunca ha hablado de eso y yo tampoco lo voy a hacer.

—¿Te duele que haya salido la información?
—No voy a decir nada al respecto.

Rocío Flores, con su madre, su abuela Rocío Jurado y David Flores y Jose Ortega Cano, en una imagen de archivo©GTres
Rocío Flores, con su madre, su abuela Rocío Jurado y David Flores y José Ortega Cano, en una imagen de archivo.

—¿Hay algo de que te arrepientas de tu relación con tu madre?
—No… No.

—¿No hay nada por lo que entonar el ‘mea culpa’?
—Cuando una relación entre dos personas no es buena es por ambas.

—Totalmente de acuerdo. Pero, ¿no has hecho nada mal para llegar a esta situación?
—Entiendes que no te diga lo que le diría a mi madre, ¿no? Eso es una cosa que queda en la intimidad entre ella o no. No me arrepiento, pero, si tenemos una conversación, nos diremos… No lo sé… Como no se ha producido…

“Olga tardó muy poco tiempo en ganarse mi amor y el de mi hermano”

—¿Siempre has sido igual de cariñosa con tu padre que con tu madre?
—Siempre he sido una persona cariñosa de por sí. Siempre he tenido el mismo cariño, sí.

—¿Crees que tu madre siempre ha tenido el mismo cariño hacia ti y hacia tu hermano?
—No tengo ni idea, pero me imagino que sí.

—Tu madre guardaba buena relación con José Ortega Cano. Al menos, en un principio, aunque se ha dicho que hubo tensiones por un piso en Miami.

—No lo sé. No tengo ni idea qué ha pasado.

—Tú tienes contacto con toda la familia Mohedano.
—Sí, con todos: Gloria, Amador… con todos.

—¿En las reuniones no se habla de tu madre?
—La verdad es que no.