Felipe de Marichalar ya está en Madrid

Felipe de Marichalar ya está en Madrid tras pasar el confinamiento en Marbella

El hijo de la infanta Elena ha reaparecido con una imagen muy cambiada, ya que decidió raparse el pelo durante la cuarentena

por hola.com

Felipe de Marichalar ha vuelto a casa tras pasar el confinamiento en Marbella. El hijo de la infanta Elena ha reaparecido por las calles de Madrid con una imagen muy cambiada, ya que decidió raparse el pelo durante la cuarentena. El joven ya se encuentra cerca de su familia, al igual que su hermana Victoria, quien regresó a la ciudad hace unas semanas junto a su novio, Jorge Bárcenas.

Victoria de Marichalar y Jorge Bárcenas siguen con su romántico confinamiento, pero ahora en Madrid

VER GALERÍA

La infanta Elena confirmó al inicio de la pandemia que sus hijos no estaban pasando el aislamiento con ella. Aunque no hizo referencia alguna en sus declaraciones al lugar en el que se encontraban, fuentes cercanas a la familia confirmaron a ¡HOLA! que estaban en Andalucía, aunque en distintas provincias. Victoria, de 19 años, estuvo aislada junto a su novio, Jorge Bárcenas, y un grupo de amigos, en la finca privada de uno de estos en Villacarrillo, Jaén. Felipe, por su parte, se confinó en la casa de unos amigos en Marbella, ciudad a la que llegó en el último momento desde Londres, donde, con 21 años, había comenzado a trabajar en prácticas

VER GALERÍA

Primeras imágenes tras romper con Mar Torres

Es la primera vez que vemos a Felipe tras su ruptura con Mar Torres, a quien conoció en 2014 en un internado de Sigüenza (Guadalajara). "Yo tomé la iniciativa, pero fue algo de los dos", contó la joven en la revista ¡HOLA!. "Hemos quedado como amigos. Le sigo queriendo muchísimo. Si necesita algo de mí, yo voy a estar. Y si yo necesito algo de él, sé que él va a estar", añadió. 

La última vez que les vimos juntos fue a finales de enero, cuando viajaron a Amsterdam. Allí Felipe y Mar disfrutaron de un fin de semana romántico, entre los famosos canales de la capital europea y las características fachadas de sus centenarios edificios. Nada hacía presagiar entonces que la pareja acabaría rompiendo meses después. "Nos hemos hecho mayores y él tiene una forma de vida completamente diferente a la mía. A él le gustaban unas cosas y a mí otras", confesó Mar en la citada publicación. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie