Botswana: Safari en el oasis más salvaje de África

El encuentro del Okavango, uno de los ríos africanos más largos y poderosos, con las arenas del desierto del Kalahari forma un laberinto de canales, islas y llanuras inundables que acoge 1300 especies de árboles y plantas, 460 variedades de aves y miles de herbívoros a los que siguen los depredadores. Es uno de los grandes escenarios de la fauna salvaje en el continente, un paraíso que se explora en barca

Botswana ¡HOLA! Viajes
Por Gonzalo Guerrero

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Navegamos lentamente por las aguas de un gran misterio: un río inmenso que se estrella contra el desierto. El agua clara permite ver bandadas de pequeños peces a escasa distancia del fondo. De repente, un hipopótamo emerge frente a nosotros. Es un aviso: entramos en su territorio, dice el guía que pilota la embarcación. En lo alto de un árbol de ébano, una pareja de águilas pescadoras otea el horizonte. Agazapados entre los papiros, en la orilla, un par de cocodrilos. A lo lejos, ya se divisan elefantes. Así es el delta, un gigantesco y maravilloso oasis a las puertas del desierto.

Botswana ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Botswana ¡HOLA! Viajes©Daniel Crous/ AWL Images Ltd
Vista aérea del delta del Okavango en época de lluvias (arriba), declarado Patrimonio de la Humanidad. Navegando por sus aguas se admira la numerosa fauna que vive en este refugio de vida salvaje, como los hipopótamos.

El río Okavango nace en las montañas de Angola, donde le llaman Cubango, cruza Namibia como Kavango y entra en Botswana con su nombre final. Es uno de los diez ríos más largos de África, un imponente curso de agua de más de 1600 kilómetros que debería haber desembocado en el Índico o en el Zambeze de no habérselo impedido, hace tres millones de años, una sucesión de accidentes geológicos que le obligaron a dirigir todo su caudal contra la arena del Kalahari, un desierto de la extensión de Francia.

El encuentro del río con las arenas del desierto crea el delta, ese abanico de canales que se despliegan por una superficie similar a la suma de Asturias y Cantabria. Se estima que acoge unas 50.000 islas, algunas nacidas hace millones de años, como la mayor de todas, Chief Island, la isla jefe; otras, por el contrario, acaban de cobrar forma por la actividad de las termitas, que construyen termiteros altos para que la colonia escape de las inundaciones.

El agua irriga las arenas del Kalahari. El calor consigue que se evapore a gran velocidad, pero no impide que se produzca un fenómeno clave que explica la extraordinaria riqueza del lugar: la llegada a los canales del alimento biológico que arrastra la corriente del Okavango. La riqueza de estos nutrientes explica por qué en el delta hay diez veces más mamíferos que en ningún otro lugar de África de similar extensión, lluvias o régimen de calor. Se calcula que en él crecen alrededor de 1300 especies de árboles y plantas, algunas atraen a los insectos y ellos, a su vez, a las aves. Hay 460 especies de estas en el delta.

Botswana ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Botswana ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Arriba, vista aérea de una manada de elefantes africanos en el río Khwai, en la Reserva Natural Moremi. Sobre estas líneas, observando a una pareja de leonas desde uno de los todoterrenos que realizan safaris.

Los grandes protagonistas de la fauna del delta son cuatro de los big five: el león, el leopardo, el búfalo y el elefante. El delta es un paraíso especialmente para estos últimos, que encuentran fácilmente agua y comida en abundancia, sobre todo en las llanuras inundables, donde hay alimento de sobra para búfalos, ñus, cebras, gacelas y grandes antílopes. Ajenos a la dieta vegetal, proliferan los grandes depredadores. El delta acoge además la única población conocida de leones nadadores.

El agua se extiende allá donde miremos y sugiere que esta explosión de vida carece de fin. La noche estrellada prolonga esa sensación. Pero, quizá, la expresión más precisa de cuantas definen la belleza de este espacio se dibuja al atardecer, cuando el sol teñido de color se despide por unas horas del misterioso, salvaje y extraordinario delta del Okavango.

Botswana ¡HOLA! Viajes©Daniel Crous/ AWL Images Ltd
Botswana ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Los safaris por los territorios del delta se pueden llevar a cabo en mokoro –la pequeña canoa tradicional del delta (en la imagen de arriba)–. Suelen realizarse en territorios acotados, dentro de alguna isla, con la compañía de cebras y antílopes (sobre estas líneas).

No dejes de...

Hacer un safari fotográfico. Los safaris por los territorios del delta se realizan en barca a motor por los canales y en vehículo todoterreno por los espacios no inundados, pero también se pueden llevar a cabo a caballo, en mokoro –la pequeña canoa tradicional del delta (en la imagen)– y a pie. Todos ellos proporcionan sensaciones y emociones únicas, suelen realizarse en territorios acotados, dentro de alguna isla, en improvisados caminos entre los baobabs, las higueras y los sicomoros, con la compañía de cebras y antílopes (abajo).

Guía práctica

Guía práctica

Botswana ¡HOLA! Viajes©GettyImages
Cuándo ir

La época más recomendable para viajar al delta es entre junio y septiembre, cuando se encuentran todos los servicios operativos y hay más oportunidades de avistamiento de la mayoría de las especies de fauna. El resto del año, la visita no carece de atractivos: en febrero nacen las crías de muchas especies de antílopes; en octubre, se suceden las tormentas de polvo rojo, muy apreciadas por los fotógrafos. La época de lluvias suele comenzar en noviembre y continúa hasta marzo.

Cómo llegar

La compañía Iberia ofrece varios vuelos directos entre Madrid y Johannesburgo. Desde la ciudad más grande de Sudáfrica, Air Bostwana vuela a Maun y desde esta a los campamentos del delta operan aerolíneas locales. Africa Pride (africapridebotswana.com), fundada por la española Edurne Martínez-García, es especialista en safaris por el delta del Okavango. Propone viajes de diez días en diferentes tipos de alojamientos: desde 4200 € por persona en tiendas de campaña, a los más exclusivos, por 10.500 €.

Cómo moverse

Los safaris en barcas a motor son el medio más utilizado para explorar la naturaleza del delta. En muchos campamentos también se ofrecen excursiones en mokoro (canoas tradicionales) y pequeños cruceros (menos de 20 plazas), al atardecer. Y, dependiendo de la época, safaris en todoterreno por la llanura. Los campamentos más exclusivos ofrecen vuelos en helicóptero.

Dónde dormir y comer

Entre los alojamientos de lujo, destacan los tres campamentos que la firma Belmond (belmond.com) posee en el delta del Okavango, cada uno de los cuales ofrece una experiencia única en diferentes zonas: Eagle Island Camp, en la parte inundable, entre los canales; Khwai River Lodge, en los límites del Parque Nacional de Moremi; y Savute Elephant Camp, en el Parque Nacional de Chobe. La conexión entre los parques se realiza en avionetas de línea regular, en vuelos que duran poco más de media hora. Otros campamentos de lujo son Camp Okavango (okavangodelta.com/camps/camp-okavango), en el corazón del delta; Chief’s Camp (okavangodelta.com/camps/chiefs-camp), en la mayor de las islas; Xugana Island Lodge (desertdelta.com/camps/xugana-island-lodge), con vistas a una gran laguna; y Duba Plains Camp (relaischateaux.com/es/botswana/duba-plains-camp), en una de las áreas más salvajes y remotas.

Más información

TURISMO DE BOTSWANA, botswanatourism.co.bw


Más sobre