Carlos Felipe y Sofía de Suecia con sus hijos

El evento reunió a los Bernadotte al completo

Carlos Felipe y Sofia de Suecia agradecen las felicitaciones por el bautizo de su hijo con un nuevo posado familiar

El príncipe Julian recibió el sábado su primer sacramento en la capilla real del Palacio de Drottningholm

por L.F.S.

El príncipe Julian ya ha sido bautizado a los cinco meses de edad y sus padres no han dejado de recibir felicitaciones y buenos deseos desde entonces. Un día después del evento que ha logrado reunir por segunda vez en este verano a los Bernadotte al completo -la princesa Magdalena al fin pudo regresar a su país después de un año y medio sin poder salir de Estados Unidos, donde reside con su familia debido a la crisis del coronavirus-, Carlos Felipe y Sofia de Suecia han regalado a sus seguidores y nueva imagen para agradecer todas las muestras de cariño. Se trata de un precioso posado familiar ante el palacio de Drottnngholm, situado a las afueras de Estocolmo, donde tuvo lugar la ceremonia, en el que el hijo de los reyes Carlos Gustavo y Silvia sostiene en brazos al benjamín, mientras su esposa sonríe de la mano de los dos mayores, Alexander y Gabriel de Suecia, de 5 y 3 años respectivamente.

Todos los detalles del bautizo

"Ayer se bautizo nuestro querido Julian. ¡Gracias a todos por los buenos deseos!", han escrito en su cuenta oficial junto a la fotografía en la que llama la atención la actitud pícara de sus dos hijos mayores, que ya demostraron durante la ceremonia ser un torbellino. Eso sí, cuando hubo que ponerse profesional, se portaron como los príncipes que son, colaborando incluso para coger el agua bautismal de la pila. También el perfil público de la casa real sueca ha compartido las mejores imágenes del día, y alguna inédita, como el posado de la familia de Carlos Felipe y Sofia con los cinco padrinos del príncipe Julian: Johan y Stina Andersson, Jacob Högfeldt, Patrick Sommerlath y Frida Vesterberg.

VER GALERÍA

La ceremonia estuvo marcada por las restricciones de la pandemia, con menos invitados de lo normal e incluso un cambio de planes a última hora al cancelar la tradicional recepción por seguridad sanitaria. Sin embargo, rodeado de 80 personas, entre familiares, amigos y representantes públicos, el tercer hijo de Carlos Felipe y Sofia de Suecia recibió las aguas bautismales en una emocionante misa llena de detalles oficiada por el predicador de la Corte Suprema, el obispo Johan Dalman, el pastor de Kungl y el párroco de la Royal Court Parish, Michael Bjerkhagenen. Durante el servicio, la música la puso un violinista de 10 años y no faltó un homenaje al Avicii, el DJ sueco fallecido hace dos años. 

Tras la misa, los reyes Carlos Gustavo y Silvia tenían previsto ofrecer una recepción en honor a su octavo nieto en el mismo Palacio de Drottningholm, en cuya parte trasera se exhibe un monograma del protagonista en un macizo de flores. Sin embargo, este acto fue cancelado en el último momento, según ha informado la prensa del país, para evitar correr riesgos debido a la crisis del coronavirus. En su lugar, han disfrutado de un almuerzo privado.

Loading the player...

Carlos Felipe y Sofia de Suecia bautizan a su hijo, el príncipe Julian, en una ceremonia con 80 invitados y llena de detalles, música e historia

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie