charlene

Muchas risas y una ducha de champán: Charlene de Mónaco, como nunca la habíamos visto

por hola.com

 

La 73º edición del Gran Premio de Fórmula 1 en Montecarlo nos ha dejado imágenes de todo tipo. Desde las más adorables, con el pequeño Sasha, hijo de Andrea Casiraghi, vestido con traje y corbata, hasta las más divertidas, protagonizadas por Charlene de Mónaco. Los príncipes Alberto y Charlene, que se mostraron muy cariñosos y cómplices, se encargaron de entregar el trofeo a Daniel Ricciardo, y no dudaron en unirse a la celebración del piloto australiano. Tras descorchar el champán y la inevitable "ducha", Charlene se animó a coger la enorme botella y beber directamente de ella, al igual que Alberto. Dale al play y no te lo pierdas. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie